icon

Alberto insiste, Larreta se niega y la relación se vuelve más espesa

La tensión crece entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos y Nación. Horacio Rodríguez Larreta se niega ir a la reunión para iniciar las negociaciones por los fondos. El presidente Alberto Fernández insiste y cuestiona que Larreta "genera innecesariamente un conflicto". Lo último, Diego Santilli cuestiona: "¿Qué diálogo? Diálogo es previo a la Ley".

Se agrava la situación entre Ciudad y Nación por la quita de fondos. Mientras el Presidente Alberto Fernández reclama e insiste en una negociación, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se niega asistir. Muy mal comienzo para el 2021. Foto: Télam

El Ministro del Interior, Wado de Pedro, y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, no habían tenido mayores conflictos hasta la polémica por el traspaso de la policía: "Lamentamos que el Gobierno de la Ciudad no quiera participar de este ámbito de consenso para alcanzar un acuerdo definitivo y resolver el problema que ellos mismos generaron". Foto: Télam

Presidente Alberto Fernández: "Las cosas no se hacen como a uno le da la gana, sino como la ley manda y las instituciones ordenan. Nosotros realmente queremos darle los recursos que necesita la Ciudad para pagar la seguridad, porque así lo establece la Constitución. Pero hacerlo como la ley marca". Foto: AFP

El Gobierno de la Ciudad y Nación empiezan el año con el pie izquerdo.


Se agrava el conflicto por la quita de fondos a la Ciudad, y es que mientras el Gobierno de Alberto Fernández llama a reunión, la Administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta se niega asistir.

Primero hay que recordar.

El Congreso sancionó la ley 27.606, que le quita a la gestión porteña un 1,18% del dinero que recibe de parte del Estado nacional, que pasará del 3,5% de coparticipación a un 2,32%. La sanción de esa ley establece que por el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad la gestión porteña recibirá anualmente $24.500 millones en 12 cuotas mensuales.

Ahora bien, Nación va tras los pasos de una negociación, en tanto Ciudad busca una luz en la Justicia.

Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño, indicó recién en TN: "La Ciudad no quiere hacer un conflicto. ¿Qué diálogo? Diálogo es previo a la Ley. Lo que estamos reclamando es la pérdida de fondos a la Ciudad. Es insostenible. Hemos de sostener la coherencia de ir a la Corte".

Y agregó: "Llama la atención que le quitemos dinero a una provincia para darle a otra. La Ciudad genera el 22% del producto bruto y recibe el 1,4%. Federalismo es sostener las provincias, las autonomías".

1er intento

El Gobierno, a través del ministerio del Interior, que conduce Eduardo “Wado” De Pedro, y el de Economía, que lidera Martín Guzmán, invitaron a Ciudad para una reunión esta semana. 

"Nos vemos impedidos de concurrir a la reunión propuesta ya que hemos planteado judicialmente la inconstitucionalidad de la misma", les respondió la Administración de Larreta.

En esa misma respuesta, se recalcó que mantuvieron “el diálogo y la concertación como mecanismos para lograr consensos”, pero aseguró que “los acuerdos preexistentes fueron dejados de lado de forma unilateral”.

Luego, a través de Twitter, De Pedro defendió la postura del Gobierno Nacional: 

"La Ley 27.606 subsanó la ilegalidad con la que (Mauricio) Macri traspasó por decreto la Policía, mejorando la calidad institucional de la autonomía porteña. Además fijó un ámbito de diálogo para establecer en forma transparente los recursos correspondientes a esa transferencia".

"Es la forma de respetar nuestra Constitución, la ley y la posición de todas las provincias. Por eso lamentamos que el Gobierno de la Ciudad no quiera participar de este ámbito de consenso para alcanzar un acuerdo definitivo y resolver el problema que ellos mismos generaron"
, agregó.

Vuelven a invitarlo.

Alberto insiste

El Presidente anticipó que hablará con Rodríguez Larreta para "insistir en resolver las cosas como se deben", en diálogo con Radio AM750.

Pero, antes, aseveró que Larreta "exagera" y "genera innecesariamente un conflicto donde no debería haberlo".

Y continuó: "No quisimos hacer un daño a nadie, sino tratar de reparar una irregularidad".

Fernández advirtió: "Las cosas no se hacen como a uno le da la gana, sino como la ley manda y las instituciones ordenan. Nosotros realmente queremos darle los recursos que necesita la Ciudad para pagar la seguridad, porque así lo establece la Constitución. Pero hacerlo como la ley marca".

"Simplemente es poner en orden algo que se hizo mal y que todos sabemos que se hizo mal. Es un acto de poca honestidad intelectual plantearlo de otro modo", finalizó.