icon

Cuando se habla del bitcoin arriba de US$ 400.000 se inquieta el Fisco en USA

Bitcoin superó los US$ 34.000 por primera vez el domingo 03/01/2021, extendiendo un rally récord en la volátil criptomoneda que generó una ganancia de más del 300% en 2020. Según el CEO de Galaxy Digital, las instituciones tienen una mayor oportunidad de comprar Bitcoin actualmente en circulación, lo que hace subir el precio. Pero ya pronostican una fuerte ofensiva del organismo recaudador estadounidense IRS para intentar apropiarse de una parte de la renta tan impresionante.

Financial Times muestra la evolución del bitcoin.

A muchos ya les preocupa el rally del Bitcoin, aunque algunos afirman que puede crecer muchísimo más en 2021.

En noviembre 2020, el economista Nouriel Roubini llamó al bitcoin un "activo y una burbuja puramente especulativos sin valor fundamental".

El macroinversor Raoul Pal dice que cree que es posible que el precio de Bitcoin alcance "entre US$ 400.000 y US$ 1.2 millón" para finales de 2021 si la tendencia continúa.

“Incluso los defensores de bitcoin más optimistas no podrían haber previsto un aumento de precio tan meteórico en un espacio de tiempo tan corto”, dijo Marcus Swanepoel, director ejecutivo de Luno, una plataforma de criptomonedas con sede en Londres. La historia sugiere que podría seguir un pequeño retroceso, agregó.

"Pero el patrón que hemos visto en la preparación de este hito, un aumento constante, en lugar de un pico brusco, hace que Bitcoin esté extremadamente bien para este año", dijo Swanepoel. Agregó que "algo que se acerque a la marca de US$ 100.000 antes de fin de año" era posible.

Con el comercio en mercados financieros clave que aún no han comenzado en 2021, bitcoin ha reanudado su vertiginoso ascenso, aumentando más del 10% en las primeras horas de enero. A última hora de la tarde del domingo 03/01/2021 en Londres, había renunciado a algunas de sus ganancias iniciales para caer apenas por debajo de los US$ 33.000.

El rally ha alimentado las preocupaciones de que Bitcoin repetirá los eventos de hace 3 años, cuando un mercado alcista colapsó dramáticamente. Cuando la criptomoneda marcó un récord en noviembre 2020, el economista Nouriel Roubini la llamó un "activo y una burbuja puramente especulativos sin valor fundamental". 

Pero algunos analistas han señalado un aumento en el interés corporativo e institucional en bitcoin. Inversores conocidos como Paul Tudor Jones y Stanley Druckenmiller han puesto su peso detrás de él, y los fondos de cobertura centrados en criptografía han eclipsado a sus pares.

Una explicación

El fundador y CEO de Galaxy Digital, Mike Novogratz, cree que los inversores institucionales están ayudando a impulsar el actual mercado alcista de Bitcoin.

En una entrevista con BBC World News, Novogratz dijo que los gobiernos de todo el mundo imprimiendo dinero y "devaluando el dinero fiduciario" estaban alimentando la corrida alcista de Bitcoin (BTC), pero los actores institucionales que invierten en criptomonedas puede ser lo más importante. 

El CEO dijo que las principales empresas han cambiado su opinión sobre las criptomonedas en los últimos 3 años, lo que podría afectar al suministro de monedas disponibles.

"Ahora estamos viendo lugares como PayPal, con 340 millones de clientes, sirviendo a Bitcoin y vendiendo Bitcoin [junto con] grandes compañías de seguros en los Estados Unidos", dijo Novogratz. "A medida que las instituciones lleguen, no hay mucho suministro [...] Hay mucho más de 21 millones de millonarios ahí fuera".

Las expectativas


El macroinversor Raoul Pal se hizo eco del sentimiento alcista de Novogratz, diciendo que cree que es posible que el precio de Bitcoin alcance "entre US$ 400.000 y US$ 1.2 millón" para finales de este año si la tendencia continúa. 

Pal reveló en noviembre que el 98% de la liquidez de su patrimonio neto fue invertido en BTC y Ether (ETH), pero añadió que "aún no posee suficiente".

Novogratz también ha cambiado su opinión sobre el porcentaje de sus carteras que los inversores deberían asignar a Bitcoin. Antes de noviembre, el CEO de Galaxy Digital dijo que los bitcoiners deberían haber invertido hasta el 3% en BTC y hacer "HODL" durante 5 años. 

Sin embargo, el mes pasado abogó por que los nuevos inversores pusieran el 5% en BTC porque "Bitcoin no volverá a 0".

Muchas instituciones importantes se unieron al espacio cripto por primera vez en 2020. La empresa de inteligencia de negocios, MicroStrategy, anunció que había comprado US$ 425 millones en BTC, inversión que ahora vale más de US$ 1.200 millones, y más tarde "compró la caída" para añadir US$ 650 millones en BTC a sus tenencias. 

En diciembre, la empresa de seguros MassMutual, con sede en Massachusetts, compró US$ 100 millones en BTC para su cuenta de inversión general.

Impresionante

Las ganancias recientes han superado con creces a las clases de activos convencionales. Bitcoin subió un 305% en 2020, en comparación con el aumento del 16% en el índice bursátil de primera clase S&P 500 de Wall Street y el repunte del 25% del oro.

Marc Bernegger, miembro de la junta del administrador y corredor de activos digitales Crypto Finance, dijo que no le sorprendería ver una corrección "saludable" en el precio de bitcoin a corto plazo. Pero es positivo a largo plazo, debido a la “demanda masiva de inversores profesionales y no especulativos”.

Los analistas de Fundstrat dijeron a fines de diciembre que "se mantienen las condiciones para un repunte continuo", citando la demanda institucional y un enfoque más claro del sector por parte de los reguladores estadounidenses, así como la posibilidad de que el último paquete de estímulo fiscal acordado por el Congreso pueda impulsar la demanda de inversores minoristas.

El repunte de Bitcoin se ha visto favorecido por las señales de que la criptomoneda se está integrando más en el sistema financiero. En octubre, PayPal dijo que los clientes de USA tendrían la opción de mantener bitcoins en sus billeteras digitales. En diciembre, el intercambio de criptomonedas Coinbase solicitó a los reguladores que se hiciera público.

IRS

Un ex investigador principal del organismo tributario estadounidense, Lawrence Sannicandro, advierte que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) irá en 2021 detrás de los poseedores de criptomonedas que no informan adecuadamente sus ganancias.

La agencia de recaudación de impuestos promete concentrarse sobre la aplicación de "sanciones civiles y, potencialmente, penales".

Lawrence Sannicandro, exjefe de la división de investigación criminal del Servicio de Impuestos Internos (IRS), y Don Fort, escribieron un artículo informando que, si bien la agencia hasta ahora ha enfocado sus recursos en informar al público sobre las pautas de declaración de impuestos adecuadas, ahora se convertirá en a una "aplicación" más estricta.

"El IRS se ha posicionado no tan silenciosamente para una transición sin problemas, de la educación a la aplicación de la ley en 2021 y más allá".

El artículo señala que el rastro comienza con Coinbase, quien respondió a una citación de "John Doe" (N.N. o anónima) en 2018 y entregó información de la cuenta de casi 13.000 usuarios, información que pronto podría conducir a detenciones. 

Por ejemplo, el artículo menciona la solicitud que hizo el Servicio de Impuestos Internos al exchange Bitstamp, con sede en Luxemburgo, para obtener información sobre un usuario estadounidense.

El enfoque en los poseedores de criptomonedas se debe en parte a una creciente "brecha fiscal": la diferencia entre los ingresos totales de los impuestos que deben pagarse al Tesoro y lo que realmente recibe, una desconexión en la que Fort y su coautor Lawrence Sannicandro creen que los poseedores de criptomonedas podrían desempeñar un papel importante.

“A partir del 10/12/2020, con Bitcoin recién alcanzando nuevos máximos históricos, la capitalización de mercado de las criptomonedas fue de US$ 524.000 millones”, dice el artículo. “Suponiendo pasivos tributarios relacionados con criptomonedas de US$ 25.000 millones y una tasa de cumplimiento del 50%, los pasivos tributarios no declarados por criptomonedas representan alrededor del 3,2% de la brecha fiscal de US$ 381.000 millones. Por lo tanto, es probable que las transacciones de criptomonedas imponibles no declaradas estén contribuyendo significativamente a la grieta fiscal".

El artículo concluye que las principales tendencias, tal como la adición de una pregunta sobre criptomonedas colocada de manera prominente en la parte superior del formulario 1040, de declaración de impuestos, indican que el IRS se está preparando para realizar esfuerzos generalizados para erradicar el pago insuficiente.

"Aunque el IRS aún no ha anunciado muchos casos de evasión fiscal o lavado de dinero que involucran monedas virtuales, esa tendencia debería cambiar en 2021".