icon

En su ocaso, muy confuso lo de Donald Trump con una elección en 72 horas

"Los ataques de Donald Trump a los republicanos del Senado complican su mensaje sobre Georgia", tituló la web Politico, para aplicar lo que está sucediendo en la campaña por una elección clave para USA: la 2da. vuelta por los 2 escaños de George en el Senado, que definirá si Joe Biden controla o pierde la Cámara Alta. "El Presidente está poniendo a Kelly Loeffler y David Perdue en un aprieto", agregó Politico. Loeffler y Perdue son los candidatos republicanos en Georgia.

Kelly Loeffler y David Perdue, candidatos al Senado por los republicanos de Georgia.

Raphael Warnock y Jon Ossoff, candidato al Senado por los demócratas de Georgia.

A Donald Trump sólo le interesa preservar un rol en la política, y esto lo enfrenta a muchos republicanos.

"El presidente Donald Trump no recibirá sus codiciados cheques de estímulo de US$ 2.000, y está culpando a los mismos líderes republicanos del Senado que está tratando de proteger en los últimos días de la 2da. vuelta de Georgia", reportaron James Arkin y Andrew Desiderio en la web Politico.

Y es totalmente cierto lo que ambos afirman: Trump exigió que en la ayuda renovada a estadounidenses se previeran cheques equivalentes a US$ 2.000 por mes para cada subsidiado.

Ahora bien, el pedido de Trump no sólo lo enfrentó con el propio Partido Republicano sino que él mantuvo la colisión cuando deberían unirse para una acción conjunta que garantice a esa fuerza el triunfo en la 2da. vuelta por 2 bancas de Georgia en el Senado.

Debería resultar sencillo porque Georgia tiene un gobernador republicano reelegido. Pero Trump está enfrentado al gobernador, y ahora le suma sus diferencias con numerosos legisladores republicanos, todo lo cual pone en riesgo el triunfo en Georgia.

La campaña

Los movimientos de último minuto de Trump al concluir su Presidencia-desde su demanda de mayores pagos de estímulo hasta sus afirmaciones infundadas de fraude en las elecciones de 2020-, han puesto a los republicanos en un aprieto en vísperas de la 2da. vuelta que determinará qué partido controla el Senado. 

Y el mensaje del Presidente está irónicamente alineado con el de los demócratas, quienes descubren que su campaña para conseguir más ayuda apenas Joe Biden llegue a la Casa Blanca, toma más fuerza por el discurso de Trump y porque si ganan las 2 bancas por Georgia lo tendrán asegurado.

Aunque está haciendo campaña activamente a favor de los 2 senadores republicanos titulares del estado, Kelly Loeffler y David Perdue, Trump continúa pisoteando el mensaje del Partido Republicano y, a algunos republicanos les preocupa, darles a los demócratas una oportunidad perfecta.

El viernes 01/01/2021, Trump calificó de "patético" al Senado controlado por los republicanos por no aprobar los cheques de estímulo de US$ 2.000 y otras demandas que reclamaba después de que el Senado votó para anular su veto del proyecto de ley de política de defensa de US$ 741.000 millones.

Esas demandas, si el Senado las aprobaba como un pedido de Trump, dejaba al Presidente en una gran posibilidad cuando se vaya de la Casa Blanca para mantenerse en el liderazgo.

Él le quitaría a los demócratas varias de sus banderas. Pero iba en contra de todo lo que él mismo y sus legisladores republicanos habían sostenido durante meses. A Trump, de salida pero pensando en 2024, no le importaba desdecirse pero a los republicanos que siguen en la batalla en el Legislativo sí les importaba mucho. Ahí sucedió la colisión.

El choque

“Ahora quieren dar a las personas devastadas por el virus de China US$ 600, en lugar de los US$ 2.000 que necesitan tan desesperadamente”, tuiteó Trump, refiriéndose a los republicanos del Senado. "¡No es justo ni inteligente!".

De hecho, los rivales demócratas por las 2 bancas en el Senado, Raphael Warnock y Jon Ossoff, han encontrado en Trump el argumento más importante para mantener su exigencia de aumentar los subsidios por la pandemia en US$ 1.400 más respecto de los US$ 600 aprobados. 

Resulta que sus adversarios, los republicanos, bloquearon esa asistencia... que el jefe político de los republicanos, Trump, está exigiendo. ¿No es demencial?

"Si David Perdue se tomara en serio el reclamo de los cheques de US$ 2.000 para la gente, estaría presionando al máximo a Mitch McConnell (el jefe de los republicanos en el Senado) para que apruebe esa legislación en este momento", dijo Ossoff a los periodistas, después de una manifestación de campaña de la víspera de Año Nuevo temprano en la mañana.

Haciendo campaña a 1 hora al sur de Atlanta, Warnock se hizo eco de las críticas de Trump a los líderes republicanos, calificándolo de "vergonzoso" lo que hacían sus adversarios, y manifestando su solidaridad con el reclamo de Trump.

Por lo tanto, si Trump pesa en el electorado republicano en Georgia, la situación es muy compleja: los 2 candidatos demócratas reivindican el reclamo de Trump, mientras que los 2 candidatos republicanos no saben qué hacer.

“Deberíamos haber realizado el relevo (de Administración) hace meses. Esto es lo que sucede cuando la política se vuelve sobre los políticos”, dijo Warnock. “Esto es mucha maniobra entre políticos. Y viven una especie de privilegio que les permite hacer eso”.

Insólito

Los demócratas creen que su mejor oportunidad de asegurar más dinero de ayuda para el coronavirus con Biden en la Casa Blanca depende de que el partido controle el Senado. 

Ossoff y Warnock se han enfocado en las medidas de alivio del coronavirus, y la petición de Trump, sumado a la resistencia del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, a la idea del Presidente, ha puesto a Loeffler y Perdue en una situación difícil.

Los demócratas del Senado mantuvieron la cámara en sesión hasta el día de Año Nuevo, permitiéndole a Trump mantener su ofensiva contra los republicanos, que desnuda la contradicción con McConnell.

"[Los estadounidenses] sabrán que el líder McConnell y la mayoría republicana les han impedido obtener los cheques, simple y llanamente", dijo el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer (Demócrata - Nueva York).

Un republicano influyente dijo que algunos en el partido "no se han dado cuenta de que todos los anuncios que están publicando los demócratas son sobre republicanos que se oponen a los subsidios que reclama el Presidente".

Loeffler y Perdue dijeron a principios de esta semana que apoyaban el aumento de pago de US$ 2.000, después de que Trump lo presionó, y los demócratas lo usaron para denunciar una grieta republicana. 

Loeffler y Perdue, para intentar compensar, también culparon a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, por rechazar las ofertas de los republicanos sobre las medidas de alivio del coronavirus en el período previo a las elecciones presidenciales.

Hay republicanos que afirman que el reclamo de Trump no perjudica a Loeffler y Perdue porque no los ataca a ellos. 

Pero con 3 millones de votos ya emitidos en el período de votación anticipada en ese estado, es poco lo que se puede hacer en esta etapa tardía para persuadir a los votantes, dicen los republicanos. 

Liam Donovan, un estratega republicano, dijo que los cheques tendrían la culpa si los republicanos caen el martes 05/01/2020, pero dudaba que realmente tuvieran mucho impacto en el juego.

“Cualquiera que sea el riesgo, esta carrera sería un golpe al Partido Republicano si mordía la bala de medio billón de dólares (US$ 500.000M) y pasaban cheques más grandes”, dijo Donovan.