icon

Polémica estrategia de Larreta, mientras a Kicillof le aplican la rusa

El jefe de Gobierno porteño guardó silencio. Prefirió que el ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós, se encargara del inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus. Un hecho muy importante. Ambos tienen sus reservas y desde su entorno aseguran que, al menos en estos primeros días, no se aplicarán la vacuna. Axel Kicillof, sí puso el brazo, así como otros gobernadores. El gesto político con la Rosada que rechazó Larreta.

El Gobernador de la provincia de Buenos Aires hizo, como se suponía, lo que el jefe de Gobierno porteño no: aplicarse la primera dosis de la Sputnik V. Detalles de las razones políticas y de salud por las que Larreta no quiso poner el brazo en un día histórico. Y no, no es por la edad, porque todavía es menor de 60 años.

Además de no aplicarse, todavía, la vacuna rusa, Horacio Rodríguez Larreta fue el gran ausente en el primer día de vacunación contra el coronavirus en CABA. La campaña comenzó con 5 trabajadores del Hospital Argerich. Foto: Verónica Ruiz y Juan Cruz Corrado/ GCBA

No es dato menor que, Larreta no haya seguido el gesto político hacia la Rosada, con la aplicación de la vacuna, tras la pelea por la quita de fondos a Ciudad. Foto: Télam Foto: Télam

El Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sí se vacunó este martes 29/12.


Y no fue el único.

La misma estrategia la adoptó Gustavo Valdés (Corrientes), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Omar Gutiérrez (Neuquén). También recibieron las primeras dosis de la Sputnik V.

No así, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. 

Ha guardado silencio. Apenas hoy publicó un mensaje sobre el inicio de la vacunación en el Hospital Argerich donde no estuvo presente. Tampoco ha confirmado que se aplicará la vacuna rusa. El silencio es poderoso. Dice mucho más.

Surgió de la reunión quincenal de Juntos por el Cambio que, Larreta habría planteado sus dudas sobre si seguir, o no, a sus pares peronistas y aplicarse la vacuna de origen ruso como gesto político de apoyo a la Casa Rosada.

No hizo el gesto y ya explicaremos por qué.

Mientras tanto, Kicillof publicó en su cuenta de Twitter: “Orgulloso de haber puesto el hombro”.

Antes, ya había destacado: “La vacunación va a ser un proceso largo, que va a comenzar priorizando a los grupos que están más expuestos al virus y a la población de riesgo. Finalmente contamos con una vacuna que nos permitirá ir generando las defensas necesarias para prevenir los contagios”.

La estrategia

Hay una razón médica (sólo la médica) por la que Larreta no quiso aplicarse la vacuna. Y no es que sea mayor de 60 años, tiene 55.

El Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien tampoco tendría planes de inmunizarse en estos primeros días, explicó en rueda de prensa:

Cada uno de nosotros nos vamos a ir vacunando cuando corresponda. Nos parece valedero dar el ejemplo y generar confianza, pero creemos que la confianza va a llegar cuando tengamos información sobre la vacuna y creemos que eso va a ir surgiendo en las próximas semanas”.

Nosotros necesitamos acceder en el corto plazo a la información técnica y al detalle para hacer una autoevaluación, no solamente los funcionarios y los técnicos, sino la sociedad toda, en este período hasta la próxima entrega. Y que cada uno pueda decidir en forma autónoma si nos damos la vacuna en base a datos y no en base a la confianza que uno pueda tener de diferentes instituciones y gobiernos”, agregó.

Mientras, a Infobae, desde el entorno de ambos, comentaron: “La estrategia del Ministerio de Salud indica que en esta primera etapa se debe priorizar a los trabajadores de la salud expuestos a la atención del COVID, independientemente de que Horacio no integra ninguno de los grupos de riesgo”.

Ahora bien, también hay un trasfondo político...

La política

Ya sabemos que el jefe de Gobierno porteño está molesto con el Presidente por el recorte en los fondos de la coparticipación, por parte de la Nación. De ahí, se puede deducir que no se uniría al gesto político de los demás gobernadores en el primer día de la vacunación.

Pero, no es todo.

Desde Juntos por el Cambio le recordaron que, algunos diputados opositores, han planteado en pedido de informes sus dudas en relación a la efectividad de la vacuna respaldada por el Gobierno de Alberto Fernández.

Fuentes dijeron al diario La Nación que, en la reunión de los opositores, Larreta no dijo si se iba a vacunar o no, sólo planteo que el Gobierno estaba armando un show con los demás gobernadores.

Y, no es dato menor que, el texto consensuado tras el encuentro reza: "En relación a la vacuna, se discutió la importancia de que comience la vacunación, pero se llama la atención sobre la falta sobre la falta de información de la vacuna y se espera con avidez que se pida esa información para dar certidumbre a la población". 

El mensaje

De todos modos, aunque el jefe de Gobierno porteño no publicó ningún mensaje a la llegada de la vacuna rusa al país, rompió el silencio este martes en su cuenta de Twitter:

"Empezó la campaña de vacunación contra el COVID-19 en la Ciudad. Tenemos 23.100 dosis de la vacuna Sputnik-V que van a ser destinadas al personal de la salud, tanto del ámbito público como privado.

Para la mayor tranquilidad y seguridad de todas las personas vacunadas, el Ministerio de Salud de la Ciudad dispuso un protocolo de vigilancia activa para hacer seguimiento estricto de aquellos que recibieron estas primeras dosis.

Una vez que arriben al país nuevas dosis de la vacuna Sputnik-V o de cualquier otro laboratorio con recomendación de la ANMAT y del Ministerio de Salud de la Nación, vamos a seguir el cronograma de grupos prioritarios establecido por el Gobierno Nacional".