icon

Enorme multa para quienes manejen borrachos durante las fiestas

2 de cada 10 siniestros viales que se producen en CABA está relacionado con el consumo de alcohol. De ahí que, las autoridades refuercen los controles en territorio porteño en puntos estratégicos. Pero, para quienes no hagan caso: tendrán que pagar hasta $21.000 por la infracción. Más detalles.

Hay varios costos según la infracción, pero la multa más alta por manejar alcoholizado es de $21.000. La recomendación es: "Si vas a manejar, no tomes". Los detalles del operativo en CABA. Foto: NA

Tras la llegada de las fiestas navideñas y de fin de año, no se puede evitar el tema del alcohol y el volante.


Y más, cuando los datos indican que 21% de los accidentes viales que se producen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene  relación con el consumo de alcohol.

Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas señaló que “sabemos que 2 de cada 10 incidentes fatales que se registran en la Ciudad se producen por consumo de alcohol. Durante las fiestas vamos a reforzar nuestra presencia en las calles para renovar nuestro compromiso con los vecinos y remarcar la importancia de cuidarnos entre todos: si vas a manejar no tomes.”

Para ello, dispondrán de 10 puntos de control en territorio porteño y de las multas para quienes no hagan caso a las recomendaciones. Veamos:

** Alcoholemia positiva (contravención): quienes conducen superando los límites permitidos de alcohol en sangre serán sancionados desde $3.210 (150 UF) a $21.400 (1.000 UF).

** Negativa a someterse a control: el conductor de un vehículo que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de $6.420 (300 UF) con agravante transporte público $12.840 (600 UF).

** Contribución a conducción peligrosa: el acompañante en un moto vehículo que supere los límites permitidos de alcohol en sangre, será sancionado/a con multa de $2.140 (100 UF).

Alcoholímetro en tiempos de coronavirus

Así como en cualquier actividad que ahora se lleva adelante en el mundo, la pandemia del coronavirus ha originado cambios en la manera de realizar los operativos de tránsito.

A continuación el protocolo que deben seguir, conductores y agentes, al momento del control con el alcoholímetro.

1) Verificación de la documentación.

2) Examen con equipo tipo alómetro.

3) A quienes den positivo en el examen alómetro, se les realizará el test con alcoholímetro para determinar dosaje.

4) El agente de tránsito proporcionará el material descartable al conductor siendo éste quien debe romper el envoltorio, manipular la boquilla tanto para acoplarla al equipo de medición como también para su posterior retiro.

5) Se solicitará al conductor que se acerque lo más que le sea posible al borde de la ventanilla.

6) el agente de tránsito extenderá de manera completa su brazo y antebrazo alcanzando la mayor distancia posible entre él y el sujeto a examinar tratando de ubicarse a la vez al costado de la ventanilla del conductor para evitar quedar dentro del ángulo de soplo directo.

7) Independientemente de cuál sea el resultado del test, la boquilla quedará en poder del conductor, indicando que la misma no sea arrojada en la vía pública.

8) En caso que se obtenga un resultado por encima de los dosajes máximos permitidos, además del procedimiento habitual, se solicitará al presunto contraventor que aguarde dentro del vehículo, con el cubreboca colocado, evitando lo más posible la cercanía con el personal del operativo, y se dará aviso de cuándo debe abandonar el vehículo.