icon

Bitcoin: La diferencia entre la suba del 2017 con la del 2020

El precio del Bitcoin se encuentra altísimo pero lo mejor de todo no es eso, sino las previsiones a futuro del mismo, cuando algunos inversores afirman que los US$ 50.000 es poco... Sin embargo hay inversores y financieras que no opinan lo mismo y que temen que sea una suba como la del 2017. Acá te dejamos la explicación.

Las diferencia del movimiento alcista del Bitcoin del 2017 con respecto a las del 2020 son varias. Te las comentamos acá.

Otros analistas afirman que el Bitcoin es una burbuja masiva debido a que la última vez que superó máximos históricos de esta manera -en el 2017- sufrió una caída precipitada. 


La diferencia del rally del 2017 con el del 2020

Sin embargo, ya se sabe que ésta gran suba y superación de máximos históricos no es igual que en el 2017.

En este sentido, "CryptoYoda", un analista de criptomonedas independiente, señaló que se puede ver que la perspectiva temerosa proporcionada por la corriente principal financiera se debe a una falta de comprensión de la tecnología. 

Como tal, cree que lo que está sucediendo en este momento es un cambio de la moneda fiduciaria basada en la deuda a sistemas financieros sin confianza:

"¿Que ha cambiado? Todo. Si bien la carrera alcista de 2017 fue impulsada en gran medida por los primeros usuarios y el comercio minorista, esta carrera alcista está siendo dictada por los actores institucionales que ingresan al mercado. [...] A partir de ahora, las instituciones compran un múltiplo de lo que se extrae por día. Cuando una institución acumula 500MM en BTC, significa que 500MM ya no están disponibles para los otros actores clave que observan el mercado para ingresar" afirmó CriptoYoda

En una línea de pensamiento similar, Jason Lau, director de operaciones de OKCoin, le dijo a Cointelegraph que es seguro decir que la promesa de que los jugadores principales ingresen al espacio criptográfico finalmente se ha cumplido. 

En su opinión, esta carrera alcista en curso ha sido impulsada por las instituciones financieras tradicionales que compran caídas de precios de Bitcoin como un producto de inversión y tesorería: “Tienen una estrategia a largo plazo para estos activos. Entonces, con una mayor demanda, HODLing y menos recompensas de bloque debido a la reciente reducción a la mitad, el precio puede no tener límites".