icon

La mutación británica podría estar sobrevalorada

Las fronteras de todo el mundo con Reino Unido se han ido cerrando los últimos días. Adentro, la Navidad se "canceló". Pero solo el tiempo dirá si las medidas fueron demasiado extremas o necesarias. 

Pueden haber varias explicaciones para el aumento del 70% de contagios, como por ejemplo, eventos de súper-propagación.

La noticia de un virus "mutante" genera pánico a cualquier persona, en cualquier sitio del mundo, luego de un año pandémico de realidades inesperadas. No obstante, el Sars-cov-2 ya ha tenido variedades italianas, españolas y otras provenientes de visones. En total, se detectaron más de 12 mil y se estima que son miles más.

"El virus mutante ha aislado a Gran Bretaña del mundo. Pero, ¿es todo lo que parece?", se pregunta el reconocido diario The Telegraph. A lo que responde que los datos presentados por los ministros pueden no ser tan aterradores como parecen y que "algunos expertos piensan que el episodio ha sido sobrevalorado".

Las mutaciones son importantes y es normal que asusten. Pero hasta el momento, se desconoce con qué evidencia se respalda que la nueva cepa es hasta un 70% más contagiosa. 

Reino Unido fue aislado del mundo y canceló todo tipo de eventos y movilizaciones navideñas. Además, cerca de 40 países cerraron sus fronteras con el país. 

Pero a pesar que se comunicó hace pocos días, la nueva versión del virus circula desde septiembre, tras el hisopado de un paciente en Kent. 

En octubre se confirmó la mutación y se informó al Departamento de Salud. En noviembre casi el 30% de las infecciones en Londres dan positivo de la nueva variante. 

Recién el 14 de diciembre el secretario de salud, Matt Hancock, anunció que se han identificado más de mil casos de la nueva cepa. Cuatro días después se sugiere un aumento del 70% de la transmisibilidad.

Ya hacia el 19, el primer ministro Boris Johnson cancela la Navidad al imponer restricciones de Nivel 4 en Londres y el sureste.

El Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (New and Emerging Respiratory Virus Threats Advisory Group, Nervtag), un subcomité de SAGE (comisión asesora del gobierno británico), concluyó el viernes pasado que tenía una "confianza moderada" en que la mutación sea más transmisible.

El lunes cambió de parecer y dijo que ahora tenía "mucha confianza" en que la nueva variante se propaga de manera más eficiente de persona a persona.

Christian Drosten, director de virología del Hospital Charite de Berlín, y uno de los principales expertos de Alemania, sigue sin estar convencido y fue mordaz sobre el uso de la cifra del 70% que acapara los titulares. "De repente, hay una cifra del 70 por ciento y nadie sabe lo que significa", dijo el domingo en la radio.

El punto es que podría haber varias explicaciones para el aumento del 70%, como por ejemplo eventos de súper-propagación.

"La propagación de esta nueva variante del virus podría deberse a muchos factores", dijo el doctor Julian Tang, virólogo clínico de la Universidad de Leicester, a The Telegraph.

El profesor Calum Semple, miembro de SAGE, dijo que es probable que la variante COVID del Reino Unido se convierta en la "cepa global dominante" de la misma forma que sucedió con la variante italiana en los primeros meses de pandemia y la variante española durante el verano europeo.

Al día de hoy es imposible saber si esta mutación marcará un hito diferente a las anteriores. Pero "si su importancia epidemiológica se desvanece", opina The Telegraph, "tal vez se recuerde solo por una cosa: una rara unión de intereses políticos y científicos del Reino Unido para justificar un cambio de rumbo navideño".