icon

Apple automotriz provoca una euforia que supera a Tesla

Apple rompe récords después de confirmarse sus planes de producir automóviles autónomos, el antiguo proyecto de Steve Jobs. El legendario creador fallecido todavía impone su visión sobre el futuro de Apple. Las acciones volvieron a niveles casi récord después de que Reuters informara que la compañía va por un automóvil autónomo en 2024. Sus acciones han subido más de un 20% desde principios de noviembre, 81% en el año 2020. Apple puede ofrecer, por 2do. año consecutivo, una ganancia superior al 80%. Los analistas de Wall Street se mostraron cautelosamente optimistas sobre el informe de Reuters, aunque algunos señalaron que la industria automotriz tienen márgenes de utilidad más bajos que la industria electrónica. Demostración de que no entienden el negocio: los automóviles autónomos tienen más de electrónica que de automotriz. RBC Capital Markets escribió que la noticia era "indicativa de la innovación al alza que reciben los accionistas" de Apple, y que era positiva sobre el potencial de ganancias a largo plazo. Los vehículos autónomos y eléctricos "expandirían significativamente" el mercado total direccionable de la compañía, agregó.

Elon Musk (izq.) y Tim Cook, en el futuro competidores, con 2 modelos negocios totalmente diferentes.

Interesante leer a Tim Culpan en Bloomberg:

Era inevitable que el mayor desafío de Tesla Inc. no fuera una empresa de automóviles. Apple Inc. es la némesis perfecta y podría enseñarle a su primo de California una o dos cosas sobre confiabilidad y entrega. 

Durante años, se ha especulado que Apple se uniría a la carrera de vehículos eléctricos, con equipos formados y desarrollo en curso. Sin embargo, el programa también pareció carecer de enfoque, lo que provocó recortes de empleo y cambios de dirección. 

Ahora, hay una renovada exageración de que un automóvil real de la marca Apple puede estar en proceso, y la línea de tiempo agresiva está tomando por sorpresa incluso a los fanáticos de la compañía.

Apple les ha dicho a los proveedores automotrices, incluida la Hota Industrial Manufacturing Co. de Taiwán, que aumenten la producción de piezas antes de su lanzamiento en septiembre próximo, informó el Economic Daily News con sede en Taipei. 
Reuters dice que Apple tiene un plazo de 2024 para entregar su vehículo autónomo, con la tecnología de la batería como "salsa secreta".

Habiéndose sentado en planes para vehículos eléctricos durante la mayor parte de una década, el resurgimiento de los rumores de Apple Car tiene un momento peculiar. Una razón sería una reorganización del liderazgo dentro de la empresa, tal como lo describió Bloomberg News a principios de este mes.

El jefe de inteligencia artificial, John Giannandrea, se está haciendo cargo de la unidad de automóvil autónomo, una indicación de que Apple ve el software y los sistemas como el ingrediente clave. 

En el pasado, el esfuerzo estuvo encabezado por Bob Mansfield, vicepresidente de ingeniería de hardware.

El socio estratégico

Otra noticia que pasó casi desapercibida fuera del ámbito de los vehículos eléctricos: Foxconn Technology Group se está metiendo en los automóviles. Es la compañía que no solo ensambla los iPhone sino que también le proporciona numerosos componentes menos importantes.

Foxconn anunció planes en enero y difundió su propia plataforma de vehículos abiertos en octubre. 

La compañía dice que comenzará a enviar un primer kit de desarrollo de vehículos eléctricos en abril 2021, lo que permitirá a cualquier desarrollador construir un automóvil sobre este chasis y sistema eléctrico básicos.

Entonces, después de años de escuchar muy poco de los de Cupertino, de repente tenemos 

** a Apple cambiando los planes de vehículos,
** de un jefe de hardware a un líder de inteligencia artificial, 
** su principal socio industrial presenta una plataforma modular y 
** varios informes de noticias de proveedores que hablan de un inminente lanzamiento de producto.

Déjame ser claro. He cubierto Foxconn durante casi 20 años, sin embargo, no tengo información en este momento de que la compañía taiwanesa haya sido seleccionada para fabricar autos para Apple. Para ser franco, creo que su relación de interdependencia no es saludable: Foxconn obtiene más de la mitad de sus ingresos de ese cliente, mientras que los iPhones no se podrían fabricar sin ese proveedor clave.

Tesla

Pero parecen estar sincronizados en una cosa: en esta nueva era, la marca y la  producción de un vehículo pueden y probablemente deberían dividirse. El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, no está de acuerdo con vehemencia, y lo he informado.

"Los automóviles son muy complejos en comparación con los teléfonos o los relojes inteligentes", dijo Musk a Handelsblatt en 2015. "No se puede simplemente ir a un proveedor como Foxconn y decir: constrúyame un automóvil".

Creo que su sentimiento subestima la relación compleja y cercana entre Apple y toda su cadena de suministro. 

El CEO Tim Cook no solo envía un pedido por fax a Shenzhen y espera que el equipo de Foxconn junte algunas piezas y las envíe por la puerta. Partes del iPhone actual se diseñaron hace 5 años, y es probable que las discusiones de fabricación se hayan iniciado 2 años antes del lanzamiento. Y los teléfonos inteligentes son increíblemente sofisticados, lo que se vuelve más difícil debido al tamaño pequeño, las tolerancias estrictas, la aceleración rápida y el gran volumen de producción.

Una cosa que Cook puede hacer mejor que Musk es entregar un producto consistente y de alta calidad a tiempo. Lo que impide a Tesla crecer hasta alcanzar su valor de mercado de US$ 616.000 millones no es la demanda de sus vehículos eléctricos, sino la incapacidad de fabricarlos.

Musk dijo recientemente que Tesla  tiene "el problema de clase alta de que la demanda es bastante más alta que la producción este trimestre". Eso podría tomarse como un alarde, pero no debería serlo. En efecto, Musk está admitiendo que está dejando dinero sobre la mesa. La clara implicación: Tesla podría ser bueno diseñando, pero tiene dificultades para fabricar vehículos eléctricos.

Hace 2 décadas, el fundador y entonces CEO Steve Jobs reconoció que la fortaleza de Apple no estaba en la fabricación de Mac, sino en su diseño y comercialización. 

Dell Inc., HP Inc., Sony Corp. y decenas de empresas del sector tecnológico llegaron a la misma conclusión. 

Los autos son diferentes, viene el estribillo familiar, y no se pueden subcontratar. 

Sin embargo, líderes mundiales como BMW AG han recurrido a empresas como Magna Steyr para realizar el montaje. 

Musk se imagina a sí mismo como el hombre que revolucionó la industria automotriz con un vehículo exclusivamente eléctrico y un modelo comercial de venta directa. Los inversores parecen pensar que eso justifica convertir a Tesla en la empresa más valiosa del mundo N°9.  

Pero, tal vez la próxima verdadera innovación en automóviles pase a su lado mientras él se aferra a la fantasía de que la marca de un automóvil también debería ser su fabricante.

Tim Cook parece dispuesto a demostrar que está equivocado. Esta pelea se ganará en la fábrica.