icon

Todos los virus mutan, pero la nueva cepa de coronavirus preocupa

Se detectó que la mutación proveniente de Reino Unido es más contagiosa, aunque no hay evidencias de que sea más mortal ni que las vacunas no funcionen para prevenirla. En el peor escenario posible, se temen rebrotes y colapsos sanitarios.

"No hay ninguna indicación en este momento de una mayor gravedad infecciosa asociada con la nueva variante" dijo en un comunicado hoy el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

La nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido tiene en vilo nuevamente al mundo, a días del festejo de la Navidad y del nuevo año. 

La variante se llama VUI-202012/01 y todavía se sabe muy poco sobre su comportamiento. Hasta el momento se estima, en comparación con casos anteriores, que es más contagiosa aunque no más mortal. El dato clave será definir si las vacunas funcionan para prevenirlo o no.

Por prevención, Argentina, al igual que algunos pares latinoamericanos como Chile, Colombia y Perú, cerró sus fronteras a personas provenientes de Reino Unido. La medida se replica en Países Bajos, Bélgica, Italia, Austria, Irlanda, Austria, Alemania, Francia y Bulgaria, entre otros que aun están evaluándolo. 

A pesar que se sabe poco de la nueva cepa, hay 3 aspectos que preocupan a las autoridades y a los especialistas respecto a la mutación. 

En primer lugar el avance rápido y el aumento de contagios, sobre todo para poblaciones de riesgo que ya han contraído la enfermedad o que la han eludido los últimos 9 meses. 

Particularmente, se habla de que es posible que sea un 70% más contagiosa, de acuerdo al primer ministro británico Boris Johnson. No obstante, el porcentaje no es seguro dado que los estudios no están listos. 

En segundo lugar, esta versión del Sars-cov-2 tiene cambios en partes determinantes del virus. Resultados preliminares señalaron que tendría 17 alteraciones, una de ellas en la proteína de pico, o la "corona", que es la parte que habilita el contagio.

Por último, como sucedió con las mutaciones D614G o la A222V, su capacidad de infectar células mayor. En efecto, vuelven a peligrar los establecimientos de salud por un inminente colapso.

La Organización Mundial de la Salud dará hoy al mediodía una conferencia que probablemente esclarezca el panorama.