10 + leídas del dia


icon

Infectólogos advierten que pese a las vacunas es posible que no se erradique el covid-19

El arribo de las vacunas no significan que veremos lo último de Covid, advierten los expertos. La experiencia en campañas de vacunación anteriores sugieren que es posible que la enfermedad nunca se erradique por completo.

Las poblaciones no vacunadas siempre amenazan con reintroducir la enfermedad en áreas donde la inmunidad colectiva parece haberse hecho cargo. En 2019, el número anual de casos de sarampión notificados en todo el mundo aumentó más de 6 veces, hasta aproximadamente 870.000, la mayor cantidad desde 1996, ya que las tasas de inmunización disminuyeron.

John Lauerman y James Paton, en Bloomberg: 

"A una velocidad récord, las vacunas están aquí y más están en camino. A menos de un año desde que el coronavirus comenzó a devastar el mundo, los primeros disparos están generando esperanzas de eliminar la pandemia de Covid-19 de la faz de la Tierra. Los programas actuales en USA y el Reino Unido son precursores de las campañas de inmunización destinadas a llegar a toda la población del planeta: los 8.000 millones de personas en todos los rincones del mundo.

Hay motivos para el optimismo. Las vacunas son la mejor, y quizás la única, herramienta para eliminar las enfermedades infecciosas: la viruela ha sido erradicada y la polio está al borde, con solo 2 países donde la transmisión persiste. Pero las campañas mundiales de vacunas llevan tiempo, generalmente décadas, lo que sugiere que incluso con las últimas tecnologías, el dinero y el poder detrás del impulso global sin precedentes para eliminar el Covid-19, es poco probable que la enfermedad se elimine pronto.

“Me sorprendería ver una erradicación real de este virus ahora que está en todo el mundo”, dijo Walter Orenstein, director asociado del Centro de Vacunas Emory en Atlanta (Georgia, USA) y ex director del programa de inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses: "Me sorprendería, dado lo contagioso que es".

Covax

Crecen las preocupaciones sobre cuánto tiempo llevará inmunizar a vastas franjas de la población mundial, más allá de un grupo de países ricos que se han hecho con los primeros suministros. 

El Reino Unido, lanzado a vacunar con toda su energía, sólo pudo inyectar a 138.000 personas la 1ra. de 2 dosis. Europa continental comenzará luego de Navidad: esto va para largo.

Lauerman y Paton continúan:

"Un programa global llamado Covax, que tiene como objetivo implementar vacunas contr Covid-19 en todo el mundo, ha asegurado acuerdos con desarrolladores como Johnson & Johnson y AstraZeneca Plc. Pero se espera que algunos de esos suministros provengan de una inoculación experimental de Sanofi y GlaxoSmithKline Plc que se ha retrasado y puede que no esté lista hasta finales de 2021.

"Es realmente... realmente... realmente... complicado asegurar que produciremos y distribuiremos esas vacunas de manera equitativa a nivel mundial, tanto por razones morales como económicas", ya advirtió Mark Suzman, director ejecutivo de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Suzman señaló una investigación que muestra que un amplio acceso a las vacunas podría generar importantes beneficios económicos para todos los países y salvar muchas vidas. Dado que las naciones ricas probablemente tendrán dosis más que suficientes para vacunar a toda su población, deberían considerar la reasignación de algunos suministros a los más necesitados, dijo.

La vacunación masiva ha sido una de las intervenciones de salud pública de mayor éxito en el mundo y ha desempeñado un papel importante en el aumento de la esperanza de vida en USA en más del 50% durante el último siglo. Aproximadamente 33% de las muertes en Estados Unidos en 1900 ocurrieron en niños menores de 5 años, muchos de ellos a causa de enfermedades como la viruela, el sarampión y la tos ferina que ahora se pueden prevenir mediante inmunizaciones."

La viruela

La Organización Mundial de la Salud resolvió tratar de erradicar la viruela en 1959, pero el esfuerzo no se aceleró hasta 1967, cuando la OMS y sus miembros comprometieron más fondos y personal.

El esfuerzo de la viruela inicialmente se dirigió a poblaciones enteras, pero resultó ser poco práctico, recordó William Schaffner, un especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt. El cambio se produjo cuando la estrategia pasó a identificar casos y vacunar a todos los que estaban cerca, a veces cientos de hogares.

Este enfoque de crear un anillo de vacunación alrededor de los casos solo fue posible porque la viruela puede ser una enfermedad que facilita su identificación (es desfigurante) y se propaga con relativa lentitud.

"Tiene la reputación de propagarse rápidamente, pero en realidad se propaga bastante lentamente", dijo William Schaffner. "También se necesita un contacto bastante estrecho para que se produzca la transmisión".

Esas características permitieron a los equipos de vacunación identificar a los pacientes justo cuando se estaban volviendo infecciosos y cerrar todas las oportunidades de transmisión. Aun así, el esfuerzo mundial tardó 2 décadas en contener el último brote en 1977.

Los ancianos

Lauerman y Paton continúan:

"Una mejor comparación con Covid podría ser la polio, un virus intestinal que a veces causa una enfermedad grave y permanente. La polio es similar a Covid en que solo una minoría de personas infectadas, aproximadamente 1 de cada 100, se enferma gravemente.

Eso creó uno de los problemas anticipados en la vacunación generalizada contra el Covid: las personas que no creen que sean vulnerables a la enfermedad pueden no querer vacunarse, aunque puede beneficiar a otros al mantener las unidades de cuidados intensivos del hospital gratuitas y posiblemente prevenir la transmisión. de la enfermedad.

Sin embargo, una diferencia importante con la polio es que puede causar una enfermedad grave en los niños pequeños, dejándolos con parálisis de por vida, dijo Orenstein. Eso es diferente a Covid, que afecta principalmente a los ancianos y enfermos crónicos. Eso ha dejado indiferentes a algunos sectores del público."

"Tenemos más de 1 muerte por minuto, algunos días 2 muertes por minuto", dijo Orenstein. "Es muy perturbador ver la falta de preocupación en otras personas".

Esto es llamativo: Rafael Guerschanik en Urgente24 ya advirtió hace meses que en Occidente hay una cantidad de ancianos fallecidos que no los hubo en Oriente, donde hay más respeto y cuidado por la vejez. En Occidente sólo preocupa cuando se habla de niños.

Desafío

Precisamente sigue así lo de Bloomberg:

"(...) Sin embargo, incluso con el espectro de los niños paralizados por la poliomielitis y una vacuna disponible desde hace 65 años, aún no se ha logrado la eliminación global de esa enfermedad. Dos países, Afganistán y Pakistán, continúan padeciendo la propagación a causa de tasas de vacunación insuficientes, según la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis.

Para derrotar a Covid, “tenemos que convencer a la gente de que se vacune”, dijo Anthony Fauci, el principal especialista en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos, en una entrevista. “Si tiene una vacuna altamente efectiva y solo el 50% de la gente la toma, no tendrá el impacto que necesitaría para llevar una pandemia a un nivel tan bajo que ya no sea una amenaza para la sociedad. Y ese es el objetivo de una vacuna, de la misma manera que lo hicimos con el sarampión, de la misma manera que lo hicimos con la polio, de la misma manera que el mundo lo hizo con la viruela”.

La mayoría de las vacunas estándar brindan protección durante años o décadas. Todavía no sabemos cuánto tiempo durarán las vacunas Covid, señaló Fauci. Y no está claro si previenen la transmisión junto con la protección contra los síntomas, aunque es posible que los estudios pronto arrojen luz al respecto.

El desafío logístico y de la cadena de suministro que enfrenta el mundo hoy en día es "más complicado de lo habitual porque por primera vez en la historia introduciremos varias vacunas contra el mismo objetivo al mismo tiempo", dijo Rajeev Venkayya, presidente de Takeda Pharmaceutical Co. negocio de las vacunas, dijo en una entrevista.

Eso significa que los países necesitarán bases de datos para rastrear el lanzamiento y garantizar que las personas estén recibiendo las dosis en el momento adecuado, así como sistemas para monitorear los posibles efectos secundarios y compartir la información con el público, él agregó.

Desde el principio, los países planifican dar prioridad a las personas más vulnerables, así como a los trabajadores de la salud y otro personal crítico, lo que reducirá considerablemente las muertes y el sufrimiento, explicó Venkayya, ex asistente especial para la Biodefensa del presidente estadounidense George W. Bush.

“Pero la transmisión no disminuirá drásticamente al principio. Llevará tiempo alcanzar un nivel suficiente de inmunidad de la población impulsada por la vacuna antes de que comencemos a reducir la transmisión".

Potencialmente, a mediados de 2021, países como el Reino Unido y Estados Unidos podrán ver una "disminución real de la transmisión", dijo. "Ese cronograma se retrasará en muchas otras partes del mundo que no tienen este tipo de acceso temprano a las vacunas".

Las poblaciones no vacunadas siempre amenazan con reintroducir la enfermedad en áreas donde la inmunidad colectiva parece haberse hecho cargo. En 2019, el número anual de casos de sarampión notificados en todo el mundo aumentó más de 6 veces, hasta aproximadamente 870.000, la mayor cantidad desde 1996, ya que las tasas de inmunización disminuyeron. 

Es probable que el mundo vea el mismo nivel de persistencia viral del coronavirus, dijo Klaus Stohr, ex ejecutivo de vacunas de Novartis AG y funcionario de la OMS que defendió los esfuerzos para prepararse para las pandemias.

"La predicción es bastante clara: el virus nunca será erradicado", dijo. "¿Por qué? Porque siempre habrá una gran proporción de población susceptible en la comunidad”.