icon

Estupor por la nueva cepa con 23 cambios y 70 por ciento más contagiosa

Los países europeos bloquean a los pasajeros de/desde el Reino Unido en un intento por contener una nueva mutación, que es un 70% más infecciosa y afecta a Londres y el sureste de Inglaterra, ya en alerta de Nivel 4. La nueva cepa fue identificada como VUI-202012/01.

Londres y el sureste de Inglaterra están siendo colocados en una nueva alerta de Nivel 4, esencialmente confinando a las personas a sus hogares.

Los virus cambian todo el tiempo. La influenza estacional muta todos los años: no fue una sorpresa para los científicos que se hayan detectado variantes de Covid-19 desde que comenzó la pandemia.

Pero en los últimos días, han aumentado las preocupaciones sobre una nueva cepa identificada en el Reino Unido. Sucede que aún no hay vacunas en firme, todos conocen que las vacunas aprobadas son por emergencia no por convencimiento científico. Hay mucho por investigar aun. Y entonces llega la nueva cepa.

Es imprescindible que las vacunas sigan siendo eficaces contra la nueva cepa pero hay que evaluarlo aún.

Y es necesario que la nueva cepa no sea más peligrosa, por ahora una proyección de los investigadores respecto de las personas sanas y con defensas suficientes.

El problema es que es 70% más infecciosa y esto golpea a los grupos de riesgo.

VUI-202012/01

Se cree que la nueva variante, que ha sido nombrada VUI-202012/01 (la primera variante bajo investigación en diciembre de 2020), ocurrió por primera vez a mediados de septiembre en el sureste de Inglaterra, entre la capital Londres y el condado de Kent.

Susan Hopkins, de Public Health England, dijo que la agencia notificó al gobierno el 18/12 cuando el modelaje reveló la seriedad total de la nueva cepa. El Reino Unido presentó sus hallazgos a la Organización Mundial de la Salud el mismo día.

Según el sanitarias Chris Whitty, las pruebas de hisopado actuales permiten identificar la nueva cepa, y esto es positivo.

Los científicos dicen que la nueva cepa contiene 23 cambios, muchos asociados con alteraciones en una proteína producida por el virus.

Desde entonces se propagó rápidamente por el sureste inglés, convirtiéndose en la forma dominante del virus allí.

En la semana del 09/12 al 16/12, el 62% de los casos ocurridos en Londres fueron por la nueva variante. Resulta que 3 semanas antes, era sólo el 28%.

Ante este rápido desarrollo, el gobierno del Reino Unido se ha movido para hacer cumplir medidas de bloqueo más estrictas durante el período navideño.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se había comprometido a permitir que las personas se reunieran para las festividades. Pero, en medio de crecientes críticas de la opinión pública, decidió aceptar el consejo de sus asesores científicos: a muchos británicos se les prohíbe mezclar hogares (aislamiento social) al menos hasta finales de diciembre, cuando se revisarán las nuevas medidas.

Patrick Vallance, el principal asesor científico del Reino Unido, dijo que la nueva variante ya puede estar en otros países, aunque haya comenzado en el Reino Unido.

El ministro de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, sugirió que las nuevas medidas de bloqueo podrían permanecer vigentes durante algún tiempo.

"Dada la rapidez con la que se propaga esta nueva variante, será muy difícil mantenerla bajo control hasta que tengamos la vacuna", dijo Hancock.

Una advertencia

El secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, advirtió que la nueva cepa del coronavirus está "fuera de control" y sugirió que partes de Inglaterra se quedarán atrapadas en el nuevo y más alto nivel de restricciones hasta que se implemente una vacuna.

Más de 16 millones de británicos ahora deben quedarse en casa después de que el domingo 20/12 entró en vigor una cuarentena en Londres y el sureste de Inglaterra que restringe la socialización, exigiéndose a los residentes de todo el país mantenerse en sus áreas locales, mientras contingentes de policías se despliegan en las estaciones de tren para evitar que las personas salgan de Londres.

“Los casos se han disparado absolutamente, así que tenemos un largo camino por recorrer”, dijo Hancock a Sky News. Las personas en las nuevas áreas de Nivel 4 "deberían comportarse como si lo tuvieran" (el contagio), dijo.

Hancock dijo que hasta el sábado 19/12 por la mañana se habían vacunado 350.000 personas, con la ambición de llegar a las 500.000 al final del fin de semana.

Europa

Esta novedad puso en alerta a países varios.

Bélgica y Países Bajos reaccionaron rápidamente, prohibiendo los viajeros del Reino Unido en un intento por detener la propagación de la nueva cepa.

Las autoridades holandesas dijeron que habían encontrado al menos 1 caso de la nueva cepa y que los vuelos que transportaban pasajeros del Reino Unido estaban prohibidos hasta el 01/01/2021. 

Bélgica suspendió las llegadas de vuelos y trenes desde el Reino Unido durante al menos 24 horas, según el primer ministro Alexander De Croo.

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, escribió en Twitter que los casos de la cepa mutante eran más bajos en Escocia "que en el resto del Reino Unido", pero advirtió que "podría ser necesaria una acción preventiva para detener la propagación más rápida de la cepa".

Hasta la fecha, más de 67.000 personas han muerto de Covid-19 en el Reino Unido.