icon

Trump quiere que Xi Jinping lo recuerde For Ever y castiga al mayor fabricante chino de chips

El Departamento de Comercio de USA ha colocado a Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) en su lista negra de exportación, apretando los tornillos del mayor fabricante de chips de China y aumentando las tensiones tecnológicas con Beijing. La acción de la Administración Trump obligará a cualquier proveedor estadounidense de SMIC a obtener una licencia del gobierno de USA antes de venderle a la empresa, consolidando las restricciones de exportación vigentes para otras empresas de tecnología chinas, incluidas Huawei y Hikvision.

Instalaciones de SMIC, en Shanghai, China.

"Entre las relaciones de interés de SMIC con el complejo industrial militar, la aplicación agresiva de China de los mandatos de fusión civil-militar y los subsidios dirigidos por el Estado, SMIC ilustra perfectamente los riesgos del apalancamiento de China de la tecnología estadounidense para apoyar su modernización militar", afirmó Wilbur Ross, secretario de Comercio.

Lo curioso es que si China aplicara esos estándares, podría ubicar en una lista negra propia a una cantidad impresionante de empresas estadounidenses proveedoras de los programas del Pentágono, que son subsidios encubiertos a la industria estadounidense, para comenzar.

SMIC fue una de las más de 60 "entidades" que se agregaron a la lista negra de exportaciones del Departamento de Comercio, que está a cargo de la Oficina de Industria y Seguridad.

La medida se produce cuando la administración saliente de Donald Trump busca concretar algunos de sus pasos más agresivos hacia Beijing antes de que la administración entrante de Joe Biden asuma el control el 20/01. El Departamento de Comercio de USA dijo que la medida contra SMIC estaba destinada a proteger la seguridad nacional.

El departamento de comercio dijo que la acción general incluyó "entidades en China que permiten abusos de derechos humanos, entidades que apoyaron la militarización y reclamos marítimos ilegales en el Mar de China Meridional, entidades que adquirieron artículos de origen estadounidense en apoyo de los programas del Ejército Popular de Liberación, y entidades y personas que participaron en el robo de secretos comerciales estadounidenses”.

Una historia

SMIC fue fundada en 2000, con sede en Shanghái, aunque constituida en Islas Caimán.

En octubre 2012, el éxito de SMIC fue un caso de estudio en la influyente Harvard Business School, investigado por Willy Shih.

En 2013, SMIC estableció una empresa en Beijing para fabricar microprocesadores utilizando tecnologías de 40 nm y inferiores.

En diciembre de 2014, SilTech Shanghai, una de las subsidiarias de SMIC; JCET; y China IC Fund, acordaron una coinversión para un consorcio de adquisición de STATS ChipPAC, un proveedor de servicios avanzados de envasado y prueba de semiconductores, una empresa constituida en Singapur, cuyas acciones cotizan en el Singapore Exchange Securities Trading Limited. 

En 2015, según el acuerdo de coinversión, SilTech Shanghai aportó capital para participar del 19,6% de Changjiang Xinke, una empresa de la provincia de Jiangsu, China, asociada al Grupo.

Y Huawei, Qualcomm Global Trading Pte. Ltd., IMEC International y SMIC anunciaron la formación de SMIC Advanced Technology Research & Development (Shanghai) Corporation, una empresa conjunta de capital riesgo. 

El objetivo fue construir la plataforma de investigación y desarrollo de circuitos integrados (CI) más avanzada de China. 

En junio de 2016, SMIC le compró a LFoundry Europe y Marsica el 70% del capital social de LFoundry.

Y Ningbo Semiconductor International Corporation fue establecida por China IC Capital (fondo de inversión de SMIC), Ningbo Senson Electronics Technology Co. y Beijing Integrated Circuit Design and Testing Fund, para desarrollar plataformas de proceso de semiconductores analógicos y especializados en las áreas de alta tensión analógica, radiofrecuencia y optoelectrónica. El resto es historia reciente.

La prohibición

SMIC reveló que estaba "verificando" los informes de que Liang Mong-song, su codirector ejecutivo, ha renunciado abruptamente.

Un día antes, el proveedor de índices globales MSCI dijo que eliminaría las acciones de SMIC de sus índices bursátiles de referencia, seguidos por billones de dólares en fondos, a causa de los supuestos vínculos del grupo con el ejército chino.

Donald Trump firmó una orden ejecutiva el mes pasado que prohíbe a los inversores estadounidenses tener participaciones en empresas con tales vínculos.

SMIC ha estado previamente sujeto a restricciones comerciales de USA que bloquean la exportación de ciertos artículos controlados según las reglas relativas a los usuarios finales militares.

"Agregar la empresa a la lista de entidades tendría un impacto mucho mayor porque impondría un requisito de licencia en una gama mucho más amplia de productos, tecnología y software controlados por Estados Unidos", dijo Nicholas Turner, un abogado de cumplimiento de Steptoe con sede en Hong Kong. & Johnson.

SMIC es un pilar fundamental en el plan de Beijing para la autosuficiencia de semiconductores. Este año, recaudó 7.600 millones de dólares en una oferta pública inicial en el mercado Star centrado en la tecnología de Shanghai, en lo que fue la mayor venta de acciones del mercado interno chino en una década.