icon

Dudas por mala praxis tras la inesperada muerte de Joselyn Cano

A pocos meses de cumplir 30 años, la influencer perdió la vida en medio de una cirugía de levantamiento de glúteos. El procedimiento ha sido previamente cuestionado por los riesgos que implica la anestesia.

La influencer era conocida como la "Kim Kardashian mexicana" y acumulaba casi 13 millones de seguidores en Instagram.

Ni amigos ni familia ha comunicado oficialmente que la modelo e influencer Joselyn Cano ha fallecido. La mayoría de fans y seguidores se han enterado de la lamentable noticia por la difusión en vivo de su funeral en YouTube.

Aparentemente, murió el pasado 7 de diciembre luego de someterse a una nueva cirugía estética a sus 29 años. Aquel fue el último día que publicó contenido en sus redes. 

La famosa era conocida como la "Kim Kardashian mexicana" a pesar de haber nacido y vivir en California, Estados Unidos. 

En 2014 empezó a ganar popularidad por aparecer en revistas y redes sociales y, hasta su muerte, alcanzó casi los 13 millones se seguidores en Instagram. 


Cirugía estética y riesgos
Aunque la causa de muerte no ha sido oficialmente comunicada, allegados y medios locales difundieron que Joselyn Cano falleció en medio de una cirugía estética conocida como levantamiento de glúteos. 

Como todo procedimiento quirúrgico, en sí mismo presenta riesgos y complicaciones. En este caso se cree que las complicaciones estuvieron ligadas a la anestesia, dadas las altas probabilidades. 

La cirugía consiste en la modelación de los glúteos, la ingle, los muslos y el abdomen para casos en los que haya exceso de piel, por envejecimiento o pérdida de peso. 

Usualmente se combina con un procedimiento de aumento de volumen. Es decir, se extrae grasa y piel de otros puntos del cuerpo y se injerta en los glúteos para crear apariencia tonificada y voluminosa. 

De acuerdo a Mayo Clinic, la intervención no puede realizarse en casos de: tener una enfermedad crónica grave, planear perder peso, IMC mayor que 32, fumar o tener una salud mental inestable.

Los riesgos del levantamiento de glúteos están ligados a acumulación de líquido (seroma), mala cicatrización, afectación de los nervios sensoriales y pérdida de la sensibilidad. 

Finalmente, si se combinan el levantamiento con la colocación se injertos, incluso la muerte por anestesia es un riesgo. 


Mala praxis y ética
Aunque no estar penado por ley, una intervención estética quirúrgica innecesaria se coloca por fuera del código de ética médico. Incluso viola el concepto integral de salud definido por la OMS.

Originalmente, la especialidad de cirugía estética nació vinculada a la "curación" de malformaciones o daños de la vejez. Sin embargo, en las últimas décadas estos objetivos pudieron verse desdibujados. 

El juramento hipocrático descansa en los principios del "no daño" y de "hacer el bien", pero si el fin de la intervención médica ya no es curativo, el profesional invoca el consentimiento informado. 

En este caso, el paciente debe ser educado respecto a datos relevantes, consecuencias y riesgos del procedimiento. Además, basado en la perspectiva bioética, debe derivar a la persona a un profesional de la salud mental si lo considera necesario. 

Finalmente, la decisión siempre debe fundamentarse sobre el conocimiento de las diferentes alternativas y priorizando el beneficio por sobre el costo para la salud.