icon

El viaje que Mike Pence tendría arreglado para huir luego de presidir el acto que confirma la pérdida de Trump

El vicepresidente de USA, Mike Pence, tiene la tarea inevitable de presidir la sesión del Congreso que formalizará la asunción de Joe Biden, el presidente electo en noviembre en USA. El acto en el Congreso Electoral lo expondrá a Pence, debido a que los republicanos creen que la elección fue robada.

El presidente de USA, Donald Trump, junto a su vice presidente, Mike Pence. Mike podría tener un viaje planificado para liberarse del peso luego de presidir el acto que promueve a Joe Biden como nuevo presidente de los Estados Unidos.

Sin embargo, Pence podría esquivar el acto dejando Washington de inmediato luego del mismo, huyendo hacia Medio Oriente y Europa Según tres funcionarios estadounidenses familiarizados con la planificación, el vicepresidente está considerando un viaje al extranjero que lo llevaría al extranjero durante casi una semana, a partir del 6 de enero, día en que Joe Biden asume como presidente de USA.

A pesar de que los ayudantes de Pence se negaron a confirmar los detalles del viaje, que sigue siendo tentativo, un documento del Gobierno de USA muestra que Mike debe viajar a Bahréin, Israel y Polonia, con la posibilidad de que se agreguen más destinos. Un equipo de anticipación de ayudantes de Pence y otros funcionarios de los Estados Unidos partió a principios de esta semana para visitar las paradas planificadas en preparación para la gira por varios países, que sería el primer viaje de Pnece al extranjero desde enero de este tortuoso 2020, cuando viajó a Roma y a Jerusalén.

De qué trata el viaje

En la superficie, el viaje es parte de un impulso para subrayar el papel de la administración Trump en la intermediación de una serie de acuerdos diplomáticos para normalizar las relaciones entre Israel y un puñado de países árabes, incluido Bahrein. Pero para el vicepresidente de USA, visitar estos países también es una forma de reforzar las credenciales ya sólidas con la derecha cristiana, que apoya firmemente a Israel. Cabe aclarar que le permite a Pence, una vez más, poner distancia entre él y las quejas de Trump sobre el resultado de las elecciones que probablemente se intensifiquen después de que el Congreso afirme la victoria de Biden.

Es una táctica que Pence ha utilizado para navegar los últimos días de la presidencia de Trump: mantenerse fuera del foco de atención y aislarse de la cruzada infundada de fraude electoral de su jefe, todo mientras sigue encontrando formas de pulir sus propias credenciales y técnicamente seguir la línea del partido.

El actuar de Mike Pence

Pence ha promovido a Trump en su trabajo como jefe del grupo de trabajo sobre el coronavirus del gobierno y al mismo tiempo impulsa a dos candidatos republicanos al Senado que enfrentan elecciones de segunda vuelta en Georgia. Pero se negó a dar a conocer su mínima participación en la estrategia de fraude electoral del presidente. Y aunque ha ayudado en privado a la campaña de Trump cuando se le preguntó, uniéndose a las llamadas de los donantes y prestando su firma a las súplicas de recaudación de fondos, sus comentarios públicos desde las elecciones se han centrado casi todos en otros temas, incluida la organización de un evento centrado en la política antiaborto de la administración Trump en la Casa Blanca ayer 16/12.

"Sospecho que el momento es todo menos una coincidencia", dijo un aliado de Pence sobre sus planes de viaje tentativos.

Respuesta del circulo de Pence

Un alto funcionario de la administración dijo que el viaje no ha sido confirmado y se propuso para principios de enero porque era la primera fecha disponible después de las vacaciones y otras obligaciones con las que Pence se ha comprometido.