icon

Fitbit tiene tus datos de salud pero ahora Google controla Fitbit y conoce tu historia clínica

Si bien la Comisión Europea intervino en este caso, Google estará manejando mucha información sensible de los usuarios con respecto a su salud física. Por esta razón, Google remarcó que "el acuerdo es sobre dispositivos, no sobre datos". La Unión Eropea ha aceptado la compra de Fitbit por parte de Google, sin embargo se trazó una serie de requisitos que debe cumplir por 10 años, en consonancia con una Regulación propuesta recientemente en Europa para las empresas tecnológicas.

Cuando se trata de datos sensibles sobre la salud de las personas, Google recibió fuertes restricciones, puntualmente con respecto a la adquisición de Fitbit, empresa de tecnología cuyos productos estrellas son los relojes y pulseras inteligentes que proporcionan datos sobre la salud y actividad física de las personas.

Ya Google cuenta con una extensa base de datos personales sobre los comportamientos de los usuarios en línea, que usa estratégicamente para publicidad de acuerdo a los intereses de las personas. Sin embargo, cuando se trata de datos sensibles sobre la salud de las personas, Google recibió fuertes restricciones, puntualmente con respecto a la adquisición de Fitbit, empresa de tecnología cuyos productos estrellas son los relojes y pulseras inteligentes que proporcionan datos sobre la salud y actividad física de las personas.

La compra de Fitbit por parte de Google estaba rodeada de preocupaciones con respecto a los datos personales sobre la salud que se pueden adquirir por medio de la tecnología. Finalmente, Google finalmente pudo concretar la compra tras obtener la aprobación de la Comisión Europea. Después de aceptar una serie de exigencias, ha obtenido la autorización para la obtención de esta empresa cuyo anuncio había sido a principios de 2019 y fue por un valor de US$ 2.100 millones.

Datos a los que Google tendría acceso

Fitbit puede monitorizar cada aspecto del día de una persona que incluye la actividad, el ejercicio, los alimentos, el peso y el sueño, con el objetivo de ayudarla con la motivación para el ejercicio físico y conocer cómo el proceso y cada paso tienen un gran impacto en su salud.

Los brazaletes y relojes inteligentes están compuestos de un software. Los datos que se recogen en forma de tablas y gráficas de barras, que muestran los días de más actividad y las tendencias. En un solo pantallazo, se obtener la actividad del último mes, los pasos recorridos hoy, el número de calorías consumidas, la distancia, los minutos de alta actividad (ejercicio), el tiempo de sueño, el ritmo cardíaco, e incluso los vasos de agua consumidos (este dato, como el control de los alimentos, se provee de modo manual por el usuario). 

También, se encuentra la modalidad premium, que incluye comparaciones con otros usuarios, un entrenador personal y programas personalizados de pérdida de peso por una suma adicional.

Acerca de Fitbit

Fitbit fue fundada el 1 de mayo de 2007 en San Francisco, California por James Park y Eric Friedman con el nombre de Healthy Metrics Research, Inc. Luego con el nombre de Fitbit, fue pionera en el sector con sus relojes, pulseras y gadgets inteligentes, pero luego salieron al mercado muchos productos similares por parte de la competencia.

Dentro de su sitio web, se destacan como un equipo apasionado dedicado a la salud y la actividad física; creamos productos que contribuyen a transformar la vida de las personas. La empresa enfatiza sobre colaborar con la motivación de la personas para lograr sus objetivos con diversión, alegría y contención en el proceso.

Con su producto, la pulsera inteligente, hizo que los runners dejaran el celular en casa y se respaldaran con este gadget que funciona con distintas aplicaciones de terceros. Una vez puesta, es difícil recordar su existencia, ya que es plana, agradable al tacto y sale indemne de la ducha y la piscina. Con todas estas particularidades, se insertó en el mercado fácilmente y ahora compite fuertemente con productos similares de Apple, Samsung y otros fabricantes chinos.

La cuestión de la privacidad

Si bien la Comisión Europea intervino en este caso, Google estará manejando mucha información sensible de los usuarios con respecto a su salud física. Por esta razón, Google remarcó que "el acuerdo es sobre dispositivos, no sobre datos". Esto lo ha aceptado la Unión Europea, sin embargo se trazó una serie de requisitos que debe cumplir Google por 10 años, en consonancia con una Regulación propuesta recientemente en Europa para las empresas tecnológicas.

Concerniente a la publicidad, Google aseguró "no utilizar los datos de salud de los dispositivos de Fitbit para Google Ads, incluyendo los anuncios en buscadores e intermediarios". 

Anteriormente, en el mes de agosto, la Comisión Europea había comenzado una investigación para comprobar cómo se utilizaban los datos de salud de los usuarios de estos dispositivos. "Podemos aprobar la adquisición propuesta de Fitbit por parte de Google porque los compromisos garantizarán que el mercado de dispositivos portátiles y el incipiente espacio de salud digital permanecerán abiertos y competitivos. Los compromisos determinarán cómo Google puede utilizar los datos recopilados con fines publicitarios, cómo se protegerá la interoperabilidad entre dispositivos portátiles de la competencia y Android y cómo los usuarios pueden continuar compartiendo datos de salud, si así lo desean", explica Margrethe Vestager, Comisaria Europea de Competencia.