icon

Biden planea vacunarse pronto con Pfizer y Putin dijo que no a Sputnik

El gobierno entrante de Estados Unidos busca trasmitir confianza y diferenciarse de la gestión de su antecesor, Donald Trump. Mientras, el mandatario ruso explica que su vacuna no está recomendada a personas mayores de 60 años.

Las acciones de los mandatarios son particularmente decisivas en un contexto de desconfianza generalizada en las vacunas, desarrolladas en pocos meses.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, recibirá la vacuna contra la COVID-19 la próxima semana, según informaron los funcionarios de transición ayer. Debido a sus 78 años de edad, el demócrata está incluido en la categoría de alto riesgo. 

Asimismo, el actual vicepresidente republicano Mike Pence será inoculado mañana. Ambos dirigentes hicieron públicas sus decisiones en un esfuerzo por aumentar la confianza en la seguridad en la vacuna de Pfizer, que comenzó su campaña el lunes pasado.

"No quiero adelantarme, pero quiero asegurarme de que demostramos al pueblo estadounidense que es seguro tomar", dijo Biden ayer en un evento. 

El nuevo gobierno, que asumirá el 20 de enero, aseguró que priorizará la lucha contra la pandemia. La promesa tuvo lugar en un intento de diferenciarse de su antecesor, Donald Trump, quien minimizó la gravedad del brote e incluso se peleó con sus funcionarios de salud.

Por su parte, Trump aun no ha comunicado si recibirá el fármaco de Pfizer y BioNTech.

Paralelamente, en Rusia, el presidente Vladimir Putin dijo hoy que todavía no ha recibido la de Sputnik V, dado no se recomienda para personas mayores de 60 años.

"Las vacunas aún no han llegado para personas como yo", dijo el mandatario en referencia a sus 68 años de edad, durante una conferencia de prensa.

También agregó: "soy un ciudadano respetuoso de la ley en ese asunto, escucho las recomendaciones de nuestros especialistas y hasta ahora no la he tomado. Pero lo haré tan pronto como sea posible". 

Más de 200 mil rusos han recibido la vacuna creada entre el Centro Nacional Gamaleya y el Fondo de Inversión Directa de Rusia, registrada en agosto antes de los ensayos de fase III, lo que generó escepticismo en todo el mundo. 

Con todo, los análisis más actualizados demuestran que es recomendable para personas de entre 18 y 60 años que no padecen ninguna de las enfermedades elaboradas en una lista específica.