icon

Al dejar a Trump en su soliloquio, McConnell consigue el nuevo plan de ayuda a la economía

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (Republicano - Kentucky), reconoció a Joe Biden como el Presidente electo del Senado, rompiendo el bloqueo que había establecido el saliente, Donald Trump. McConnell está empeñado en alcanzar un acuerdo con los demócratas acerca de estímulos económico-financieros. La agenda de Trump, tal como se ya se sabe, sólo trata de reconstruir su gigantesco Yo, golpeado por la derrota. 24 horas después, los negociadores del Congreso están al borde de un paquete de rescate que incluiría una 2da. ronda de pagos directos y aumentaría los beneficios por desempleo, pero dejaría de lado la financiación estatal y municipal.

Mitch McConnell y Donald Trump en días pasados. El presente para McConnell es acordar con los demócratas la ayuda extraordinaria.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, finalmente rompió con el presidente Donald Trump, cuando reconoció a Joe Biden como el Presidente electo legítimo, a lo que aún se ha negado el preadolescente Trump.

En un discurso en el Senado el martes 15/12, McConnell relató los logros que atribuyó a Trump y su Administración, pero aceptó la certificación del Colegio Electoral del lunes 14/12 acerca de la victoria de Joe Biden.

Trump y la mayoría de los legisladores republicanos en ambas cámaras, unos por impotencia y otros por genuflexión a la Casa Blanca, se habían negado a aceptar durante semanas.

“Muchos de nosotros esperábamos que la elección presidencial arrojara un resultado diferente, pero nuestro sistema de gobierno tiene procesos para determinar quién prestará juramento el 20 de enero. El Colegio Electoral ha hablado”, dijo McConnell. “Así que hoy quiero felicitar al presidente electo Joe Biden. El Presidente electo no es ajeno al Senado. Se ha dedicado al servicio público durante muchos años”.

McConnell también rindió homenaje a la compañera de fórmula de Biden, Kamala D. Harris: "Más allá de nuestras diferencias, todos los estadounidenses pueden enorgullecerse de que nuestra nación tenga una vicepresidenta electa por primera vez".

Luego, en una llamada telefónica a todo los legisladores republicanos, McConnell y otros líderes instaron a no unirse a un esfuerzo arriesgado de los fanáticos para desafiar los resultados del colegio electoral. Esta novedad logró novedades sobre el verdadero tema que importa en USA, que obviamente no es el Gran Ego roto de Trump.

El acuerdo

Avanza el acuerdo bipartidario por US$ 900.000 millones. Integrante de la mayoría en el Senado, John Randolph Thune (Dakota del Sur - Republicano), dijo que la propuesta probablemente incluiría cheques directos a individuos de US$ 600 a US$ 700 y un aumento semanal de desempleo de US$ 300 hasta marzo.

Mitch McConnell, se mostró optimista sobre el progreso logrado durante las últimas 24 horas. Dijo que cree que el compromiso inminente puede aprobarse tanto en la Cámara como en el Senado con el apoyo de ambos partidos.

"Hicimos grandes avances en la elaboración de un paquete de ayuda específico", dijo McConnell en el Senado.

El líder de la minoría Demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que los negociadores están cerca de llegar a un acuerdo, aunque su partido presionaría por un acuerdo más amplio el próximo año cuando Joe Biden asuma la Presidencia.

Los cheques directos serán mucho menos que los US$ 1.200 por persona incluidos en el paquete de ayuda anterior y por debajo del nivel de un aumento de desempleo de US$ 600 ahora vencido para mantener el costo de la factura bajo control. 

El presidente Donald Trump está presionando para enviar cheques a los estadounidenses y cuenta con el respaldo de liberales como el senador Bernie Sanders (Independiente - Vermont) y republicanos como el senador Josh Hawley (Republicano - Montana). El Caucus Progresista del Congreso también ha exigido pagos directos a individuos, pero no está claro si los liberales se apaciguarán con esa suma.

La propuesta también incluiría aproximadamente US$ 325.000 millones en ayuda para pequeñas empresas, incluidos US$ 257.000 millones para el Programa de Protección de Cheques de Pago que ayuda a los empleadores a mantener a los trabajadores que de otra manera podrían quedar desempleados, según una persona familiarizada con las negociaciones.

Schumer está presionando por hasta US$ 17.000 millones para una disposición de Save Our Stages para ayudar a los lugares inactivos. A los republicanos y algunos demócratas les preocupa que se produzca a expensas de un fondo para ayudar a los restaurantes devastados por la pandemia, pero los demócratas dijeron que Schumer quiere ayudar tanto a los restaurantes como a los lugares de entretenimiento .

El acuerdo también incluiría grandes sumas de financiamiento para distribución de vacunas, educación, transporte y atención médica. Y los legisladores están listos para salir de la ciudad durante las vacaciones después de un patinazo vertiginoso.