10 + leídas del dia


icon

La nueva cepa de coronavirus llegó a Escocia y (hasta ahora) no es más peligrosa

Hubo miles de cepas del Sars-Cov-2 alrededor del mundo desde el inicio de la pandemia. Pero todavía no hay evidencias para creer que la británica es más mortal o peligrosa. Se acercan las fiestas y las autoridades piden responsabilidad.

Según anuncios del lunes, habría más de mil personas con la nueva variante de la enfermedad.

La nueva mutación del Sars-cov-2 se registró por primera vez en Kent la semana pasada. El lunes, el ministro de Sanidad de Reino Unido, Matt Hancock, informó que habían identificado en los últimos días una cepa "que puede estar asociada con la propagación más rápida en el sureste de Inglaterra". 


Ayer, voceros de la OMS aseguraron que no hay evidencias para creer que la enfermedad será más peligrosa, y que no sería la primera vez que se notifican nuevas mutaciones. 

De hecho, se han registrado 12 mil cepas diferentes pero ninguna más grave para el ser humano. Estos datos fueron publicados en Nature en noviembre, luego de estudiar 47 mil genomas del SARS-CoV-2. 

La mutación más importante se dio al inicio del brote (mutación D614G), que fue la versión del virus más expandida.

Hasta el momento se advirtió que la propagación está siendo más rápida que los últimos meses, aunque no habría razones para creer que las vacunas no serán efectivas.

Desde noviembre se han registrado 9 casos de la mutación en el valle de Clyde y en Glasgow, Escocia. La primera ministra de la nación, Nicola Sturgeon, aseguró que actuará de forma unilateral e independiente de Boris Johnson si es necesario.