icon

Descubren la proteína clave para la propagación del coronavirus

Se denomina TMEM41B a la molécula que revela cual es el punto débil del SARS-CoV-2. Los hallazgos se publicaron ayer en la revista Cell y son la puerta de entrada para hallar nuevas terapias más eficaces.

Los científicos buscan ahora la mejor forma de inhibir la molécula, de modo que se demostrarán cuales son las terapias más efectivas para detener la infección.

Un equipo de científicos descubrió una proteína clave para la reproducción y propagación del SARS-CoV-2 en el cuerpo humano, hallazgos que señalan un objetivo claro para el diseño de terapias más eficaces.  


Fueron los investigadores de la Escuela Grossman de Medicina de la Universidad de Nueva York y de la Universidad Rockefeller los que revelaron el punto débil del virus. 


Se trata de la proteína transmembrana 41 B (o molécula TMEM41B) y los resultados del estudio fueron recientemente publicados en la revista Cell. 


Este elemento sería clave para la formación de una membrana de lípidos que protege al material genético del SARS-CoV-2, al mismo tiempo que se replica al interior.  


Las conclusiones las lograron luego de comparar el proceso de reproducción del virus que causa la COVID-19 con otros coronavirus estacionales que causan resfriado o catarro.  


A pesar que encontraron otras 127 moléculas compartidas, solo la TMEM41B se destacó. 


"Aunque inhibir la proteína transmembrana 41B es ahora mismo una prioridad para futuras terapias con las que detener la infección del coronavirus, hemos identificado alrededor de otras cien proteínas que también podrían ser investigadas como potenciales dianas para medicamentos", explicó el coautor John Poirier. 


De ahora en adelante buscan analizar posibles mutaciones y encontrar terapias dirigidas y eficaces.