icon

En Chile el pueblo mapuche y aliados tendrán 17 convencionales constituyentes

Por unanimidad, el Senado aprobó el acuerdo de la Comisión Mixta de 17 escaños dentro de los 155 convencionales constituyentes para pueblos originarios, con padrón especial, en la Convención Constitucional. Sin embargo, el cupo para el pueblo afrodescendiente fue rechazado al no alcanzar el quórum, tanto en el trámite previo en la Cámara como en el Senado. La oposición dio sus votos, pero con críticas por lo insuficiente del acuerdo. En tanto, parece frenarse la ridiculez de la senadora socióloga militante Adriana Blanca Cristina Muñoz D'Albora​, del Partido por la Democracia, de pretender una ley de amnistía para los detenidos por los desmanes y violencia urbana.

Irresponsable e inmaduro jesuita Felipe Berríos: "Lo que se inició el 18 fue un estallido y los estallidos uno sabe cómo comienzan pero no cómo terminan. La violencia es irracional, pero el estallido tenía algo de ético, la gente que salió a las calles tenía algo qué decir. Son chiquillos que la sociedad tiró a un lado. Ellos están al margen, quien cambiar esta sociedad que los discrimina a ellos y ha marginado a sus padres, que trabajan y tienen salarios que no les alcanza para vivir, que se les enferma la abuelita y deben esperar un año para una operación. Yo, en su lugar, también habría protestado". Berríos es necio: el problema no es la protesta sino la violencia. Están detenidos por irracionales no por ejercer su derecho a reclamar.

La Sala del Senado ratificó el proyecto de reforma constitucional que establece la reserva de 17 escaños para los pueblos indigenas en la Convención Constitucional que redactará la propuesta de nueva Constitución para el país y que tendrá un total de 155 convencionales constituyentes.

A la hora de la votación, el Senado aprobó los escaños reservados por unanimidad de 41 votos a favor. 

La fórmula contempla un padrón especial para la votación mapuche.

La oposición de izquierda, en un comienzo, pedía 24 escaños supranumerarios y votación mediante autoidentificación.

Los escaños aprobados se desglosan:

** 7 para el pueblo mapuche, 
** 2 para los aymara, y 
** 1 para los Rapa Nui, quechua, atacameño, diaguita, colla, kawashkar, yagán y chango.

El socialista Alfonso de Urresti admitió que “el acuerdo alcanzado no es óptimo, pero permitirá reparar en parte el modo de vinculación que históricamente se ha tenido con los pueblos originarios y contar con su valiosa presencia en la Convención”.

Indulto

En tanto, fue importante el impacto de la decisión expresada por el presidente, Sebastián Piñera, de vetar el proyecto de ley de indulto general a quienes hayan sido imputados o condenados por diversos delitos desde octubre de 2019, en el contexto de las protestas por el estallido social chileno.

El ridículo proyecto de indulto fue propuesto por la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), y 4 senadores de oposición, incluyendo a Juan Ignacio Latorre Riveros.

Adriana Blanca Cristina Muñoz D'Albora fue militante del Partido Socialista desde sus días universitarios, cursando Sociología. Pero luego de su exilio en Austria, en 1986 fue la cofundadora del Partido por la Democracia, PPD.

Juan Ignacio Latorre Riveros es un psicólogo, militante de Revolución Democrática (RD), hijo de Dagoberto Latorre Aguayo, exmilitante de la agrupación política Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU).

Latorre Riveros lo fundamentó con una definición conspiranoica: "No sé si también la preocupación de Piñera tiene que ver conque acá se empieza a destapar todas las irregularidades, el abuso que ha habido del Derecho Penal en muchísimos casos, la prisión preventiva, las pruebas falsas".

Adriana Muñoz también se enojó con Piñera: “Cuando el Presidente de la República anuncia un veto, lo que hace es amordazar este debate, lo que hace es ahogar el intercambio de ideas, lo que está absolutamente reñido y alejado de un sistema democrático. Lo que el Gobierno busca hacer es seguir negando una realidad de personas que llevan más de un año en prisión preventiva”. 

Fracaso

El rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, quien escribió en el diario El Mercurio, su rechazo al proyecto, identificó al sacerdote jesuita Felipe Berríos como un promotor del indulto. Es conocida la facilidad de la gente de la Compañía de Jesús para identificar el origen de los vientos y ubicarse para aprovecharlo.

Oportunista y populachero, Berríos le dijo en octubre al diario El Mercurio, de Antofagasta: "¿Por qué la Justicia es tan blanda con algunos empresarios y tan dura con estos chiquillos? ¿Será porque son pobres?". Peligrosa irracionalidad de Berríos.

Ahora intentó corregirlo un poco, no mucho: “El indulto es un saludo a la bandera. Políticamente no veo que sea factible. Tampoco creo que todos lo merezcan". Sin embargo, agregó que el Gobierno tiene que buscar una solución política a este tema, asegurando que le están echando "fuego a la olla de presión para otro reventón que va a venir y que no lo va a parar nadie. La gente está molesta, quiere justicia". 

En cambio el presidente Sebastián Piñera afirmó que esos detenidos lo están “por decisión de los tribunales de justicia del Poder Judicial, que es un poder autónomo e independiente en nuestro país”.

“Entre los delitos que se pretende indultar se incluyen delitos tan graves como el homicidio frustrado, el tráfico de armas, la tenencia ilegal de armamento bélico, el incendio, el uso de bombas molotov, los saqueos, los atentados al Metro y al transporte público, las lesiones graves a Carabineros y muchas más”, afirmó Piñera desde el Palacio de La Moneda.

Agregó que “nuestro Gobierno manifiesta su total desacuerdo y oposición al Proyecto de Indulto General antes mencionado y anticipa que, en caso de que el proyecto avance, y de ser necesario, va a utilizar su facultad de veto para impedir su aprobación porque consideramos que es un mal proyecto y que atenta contra el orden público, la seguridad ciudadana, la democracia y el Estado de Derecho”.

Frei

El expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle se sumó a las críticas: “No creo que corresponda una Ley de Amnistía para aquellos que han cometido delitos y que han destruido la propiedad del país y de todos los chilenos”.

“Las personas que están ahí no están por razones políticas, ni porque salieron a la calle a expresar sus ideas. Esos son actos delictuales, se quemó el Metro, obra que Chile se ha demorado en construir más de 50 años, se destruyeron pequeños y medianos negocios y se siguen destruyendo”, indicó el exmandatario al argumentar las razones de su rechazo a esta iniciativa patrocinada, entre otros, por el senador Juan Ignacio Latorre.

Frei cuestionó los ataques  incendiarios a cuatro buses Red en Alameda con Las Rejas, ocurridos un día después de la presentación del proyecto. “Vimos que quemaron cuatro buses del Transantiago, que cuestan casi 400 mil dólares cada uno, de primera categoría mundial, se queman y a nadie le importa. Esas personas si van a tribunales tienen que ser condenadas”, sentenció.