icon

India tiene su propia R 125 que, obviamente, terminará mal

En la Argentina se recuerda la Resolución 125 del año 2008 como una medida, más adelante anulada, que instalaba un sistema de derechos de exportación móviles para el campo, que detonó un conflicto socioeconómico y político de gran magnitud y cuya onda expansiva alcanzó a los comicios del año 2009. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no anticipó lo que ocurriría, subestimó las consecuencias y sufrió un revés. En India es posible que el gobierno del primer ministro Narendra Modi tampoco haya evaluado en forma adecuada su conjunto de anuncios para los productores agrícolas, que han comenzado medidas de fuerza en forma creciente.

Agricultores en huelga de hambre en India.

Los líderes de los sindicatos de agricultores indios han cumplido una huelga de hambre de 1 día de duración para exigir al gobierno del primer ministro Narendra Modi la derogación de un conjunto de nuevas leyes agrícolas aprobadas recientemente.

Bilal Kuchay explicó en la web del multimedios catarí Al Jazeera que los líderes campesinos de toda India comenzaron su huelga de hambre a las 8:00 hora de Nueva Delhi del lunes 14/12 y la terminaron a las 17:00, y los agricultores intensificarán su agitación el día 19/12.

Las nuevas leyes, cuestionadas por ellos, buscan desregularizar el enorme sector agrícola de India al enviar a los agricultores a vender sus productos a compradores privados más allá de los mercados mayoristas administrados por el gobierno, donde los agricultores tienen garantizado un precio mínimo por sus productos.

Los agricultores dicen que las nuevas normas amenazan sus medios de vida y solo beneficiarán a las grandes corporaciones, dejando a los agricultores a merced del mercado libre, donde ocurren distorsiones de precios a menudo difíciles de explicar (¿acaso nunca se preguntan por qué, de pronto, el tomate sube tanto de precio?, por ejemplo).

Evitar la arrogancia

“Hoy hemos hecho un llamado a protestas en todos los distritos de la India. Los principales líderes pertenecientes a diferentes organizaciones de agricultores observarán el ayuno como medio de protesta contra las nuevas leyes agrícolas", dijo Darshan Pal, líder agricultor, y agregó que si el gobierno los invita nuevamente a las conversaciones,"lo consideraremos positivamente”.

Es la segunda vez en 2 semanas que los agricultores convocan a protestas a nivel nacional, pidiendo a la gente que realice sentadas frente a las oficinas gubernamentales en todo el país.

Las protestas están encabezadas por miles de agricultores que acampan en las afueras de la capital india, Nueva Delhi, y bloquean varias carreteras que conducen a la ciudad.

El ministro principal del estado de Delhi, Arvind Kejriwal, y su Partido Aam Aadmi (Partido del Hombre Común) han extendido su apoyo a los agricultores ayunando con ellos el lunes.

Kejriwal instó a los partidarios de su partido a unirse a la agitación e instó al Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi a "evitar la arrogancia" y aceptar las demandas de los agricultores.

La crisis

Un portavoz del BJP se negó a comentar, diciendo que el partido les había "aconsejado" que no hablaran con los medios de comunicación sobre las protestas, ya que los ministros están manteniendo conversaciones con los representantes de los agricultores.

La semana pasada, un grupo de líderes de la oposición, incluido el líder del Partido del Congreso, Rahul Gandhi, se reunió con el presidente de India, Ram Nath Kovind, y le dijo que las leyes deberían ser revocadas.

La agricultura aporta casi el 15% de la economía de la India, US$ 2,9 billones, y emplea a más de la mitad de los 1.400 millones de personas del país.

Sin embargo, el sector se ha enfrentado a una crisis, lo que ha llevado a miles de agricultores endeudados a vivir tragedias personales de pérdida de todos, hasta, inclusive, quitarse la vida en los últimos años.

Las 3 leyes

En medio de la pandemia de coronavirus que ha perturbado aún más la economía del país, el gobierno del BJP aprobó 3 leyes agrícolas en septiembre.

Modi dijo que la legislación era necesaria para impulsar el sector agrícola y que las nuevas leyes beneficiarían a los agricultores y los "liberarían" de la tiranía de los intermediarios.

Pero los agricultores, en su mayoría de los estados de Haryana y Punjab, considerados el "cuenco de cereales" de India, han criticado las leyes como "anti-agricultores".

Varias rondas de conversaciones entre sus representantes y el gobierno han fracasado.

Los agricultores exigen la revocación completa de las 3 leyes y un Precio Mínimo de Sustento (MSP) para sus productos.

La semana pasada, el gobierno envió una propuesta por escrito a los sindicatos de agricultores, presentando una serie de enmiendas, incluidas garantías por escrito sobre la MSP.

Pero los agricultores rechazaron la oferta. “La propuesta del gobierno fue simplemente un lavado de ojos”, dijo el líder campesino Hanan Mullah.

“Han pasado meses desde que los agricultores comenzaron a protestar contra las 3 leyes. Hemos enviado varios memorandos al 1er. Ministro y al ministro de Agricultura, mostrando nuestro resentimiento hacia las leyes agrícolas, pero al gobierno no le importó”, dijo Mullah.

El único camino que les queda a los agricultores, dijo Mullah, es continuar sus protestas de manera democrática y pacífica.

Se han establecido varios campamentos médicos para proporcionar instalaciones médicas gratuitas a los agricultores que protestan, y decenas de cocinas gratuitas proporcionan alimentos.

El número de manifestantes está creciendo, y cada vez son más personas, incluidas mujeres mayores, se unen a ellos, según Al Jazeera.

El multimedios cuenta el caso de Karnail Kaur, de 75 años, que viajó más de 320 kilómetros (200) millas desde el distrito de Moga en el estado de Punjab hasta la frontera de Singhu para la protesta.

Su nieta, Ramandeep Kaur, que acompañaba a la anciana, le dijo a Al Jazeera que a pesar de su vejez y mala salud, se negó a quedarse en casa e insistió en unirse a la protesta.

"A menos y hasta que Modi retire estas leyes, no volveremos", dijo el anciano Kaur. "Modi debería conocer la determinación de la gente de Punjab".