icon

Alexei conoce los nombres de los killers del FSB

FSB, Servicio Federal de Seguridad de la Federación de Rusia (en ruso, Federálnaya sluzhba bezopásnosti Rossíyskoi Federátsii) es el principal servicio de seguridad nacional de Rusia, y depende exclusivamente del Presidente de Rusia. Entre las funciones del FSB se encuentran la contrainteligencia y espionaje, seguridad interna y de fronteras, medidas antiterroristas y vigilancia. El FSB es sucesora del Comité para la Seguridad del Estado (KGB) de época soviética, y en que la que se desempeñó Vladímir Putin.

Los empleados del FSB, Alexey Alexandrov, Ivan Osipov y Vladimir Panyaev estuvieron involucrados en el envenenamiento del político opositor ruso Alexei Navalny, según "Bellingcat".

La figura de la oposición rusa Alexey Navalny mencionó a 8 hombres que cree que son responsables de envenenarlo, empleados del FSB.

Una investigación, realizada por el medio en ruso The Insider, el multimedios CNN, la revista alemana Der Spiegel y Bellingcat, sitio web de periodismo de investigación especializado en verificación de hechos e inteligencia de fuentes abiertas, afirmó que el FSB comenzó a monitorear a Alexey Navalny en 2017, después de que anunció su intención de postularse para la Presidencia rusa. 

Usando registros telefónicos, boletos de avión y otros datos que Bellingcat afirma que se compraron en el 'mercado negro', se concluyó que agentes altamente especializados siguieron a Navalny durante al menos 37 viajes diferentes. 

El equipo de investigación afirma que Navalny fue seguido en un viaje a Kaliningrado en julio, cuando su esposa Yulia se enfermó, lo que el activista ahora sospecha que fue por algún contacto no deseado con el Novichok, el agente nervioso más letal del mundo que manipun agentes rusos.

El envenenamiento de Navalny ocurrió el 20/08 en Tomsk. La figura de la oposición rusa Alexey Navalny mencionó a 8 hombres que cree que son responsables de envenenarlo, empleados del FSB.

“Sé quién quería matarme. Sé dónde viven. Sé dónde trabajan”, escribió Navalny. “Conozco sus verdaderos nombres. Conozco sus nombres falsos. Tengo fotos de ellos ".

Según Navalny, de los 8 presuntos conspiradores, 3 lo siguieron a Tomsk, donde supuestamente fue envenenado con el agente nervioso normalmente mortal Novichok:

** Dr. Ivan Osipov, un médico capacitado que presumiblemente se unió al FSB en 2012.
** Vladimir Panyaev, quien inicialmente sirvió con las tropas fronterizas del FSB y luego pasó al "Instituto de Criminalística". Vivía en el mismo edificio que Navalny; después del ataque, su dirección de registro se cambió a Lubyanka 1, la sede del FSB.
** Dr. Alexey Alexandrov, médico de urgencias capacitado.

Estos tres siguieron a Navalny en agosto, cuando el político de la oposición hizo acto de presencia en Tomsk. Antes de eso, Panyaev habló con el coronel Makshakov y otros empleados de alto rango del FSB.

El atentado

Navalny colapsó el 20/08 en un vuelo de Tomsk en Siberia a Moscú. 

Los tres sospechosos fueron Navalny de Moscú a Siberia después de viajar, también estaban con otros 5 agentes participantes en contacto. 

La noche anterior, Navalny pidió un cóctel Bloody Mary en el bar de un hotel, pero no lo recibió porque el camarero dijo que se habían acabado los ingredientes

Navalny dijo que, entonces, le ofrecieron un cóctel Negroni, del que sólo bebió un sorbo, ya que "sabía como la cosa más repugnante que he bebido en toda mi vida". 

¿Estaba en ese Negroni la neurotoxina Novichok? 

Una hora después, el teléfono celular del agente Alexandrov, que había tomado la misma ruta que Navalny en los días anteriores, se conectó a la red celular no lejos del hotel.

2 días después, Navalny, de 44 años, todavía en coma, fue trasladado al Hospital Universitario Charité, en Berlín, para recibir tratamiento. 

Según 3 laboratorios europeos, cuyos resultados han sido confirmados por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Navalny fue envenenado con un agente químico nervioso del grupo Novichok. 

Moscú niega cualquier implicación. 

Navalny todavía se encuentra en Alemania, donde se está recuperando del ataque.

Terrorismo de Estado

Navalny escribió en su blog que los registros de viaje afirman que, en marzo de 2017, 2 oficiales del FSB lo siguieron a 4 ciudades diferentes en 4 días: Alexey Krivoshchekov y Alexey Aleksandrov.

Navalny escribió que es "un hecho irrefutable" que su presunto envenenamiento fue "una operación del gobierno".

“Todo un departamento del FSB, bajo el liderazgo de altos funcionarios, ha estado realizando un operativo durante 2 años, tiempo durante el cual intentaron en varias ocasiones matarnos a mí y a mi familia obteniendo armas químicas de un laboratorio estatal secreto”, escribió.

Navalny nombró específicamente al presidente ruso Vladimir Putin como quien ordenó su envenenamiento, teorizando que el jefe del FSB, Alexander Bortnikov, no ejecutaría nunca una acción como esa sin la aprobación de su jefe.

“Busque en el diccionario y lea la definición de 'terrorismo de Estado'. Eso es todo. Asesinato ilegal de ciudadanos sin juicio ni investigación” , escribió.

“Este intento de asesinato se ha resuelto. Y ahora entiendes, con seguridad, que no se dará a conocer oficialmente. De lo contrario, la mitad de la dirección del FSB tendrá que ser encarcelada. Y Putin, quien les dio la orden".

El escándalo

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) publicó su informe investigando muestras del activista de la oposición rusa que actualmente vive en Berlín.

Dice: "Los resultados del análisis de la OPAQ confirman que los biomarcadores del inhibidor de la colinesterasa en las muestras de sangre y orina del Sr. Navalny tienen propiedades estructurales similares a las sustancias químicas tóxicas de los Apéndices 1.A.14 y 1.A.15".

Alemania, Suecia, Francia y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas han detectado el agente nervioso Novitschok en el cuerpo de Alexei Navalny, quien fue envenenado el 20 de agosto de 2020 en la ciudad siberiana de Tomsk.

Hace más de 3 meses, el activista de la oposición rusa Alexei Navalny fue envenenado y casi muere por las consecuencias.

Alexander Graf Lambsdorff, líder del grupo viceparlamentario alemán FDP, dijo: “La comunidad internacional no debe quedarse de brazos cruzados mientras Putin continúa con su programa de armas químicas, contrariamente a los tratados internacionales, y envenena a los oponentes políticos. Moscú debe aceptar una investigación independiente y despejar la mesa. En el Moscú de Putin es imposible trabajar libremente en la oposición sin poner en peligro la vida. Por eso el Gobierno Federal debe ofrecer asilo político a los activistas democráticos en Rusia y promover la exención de visado para los jóvenes rusos".

El portavoz de política exterior del grupo parlamentario SPD, Nils Schmid, dijo a Spiegel: “Estas revelaciones son impactantes, pero no sorprendentes. Exponen la debilidad de un régimen que quiere encubrir la falta de perspectivas de futuro para su propio país mediante la represión".