icon

Quienes no usen barbijos, a trabajo comunitario

Excelente la propuesta de Angélica Sosa, la alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Si medidas como esta se hubieran impuesto en las ciudades estadounidenses, muy probablemente habrían reducido la cantidad de fallecidos y contagiados. No es gravoso en dinero pero es exigente en cuanto a la sanción: trabajo comunitario, una buena cantidad de horas a realizar por todo infractor.

Angélica Sosa.

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, anunció que este lunes 14/12 presentará una propuesta al Concejo Municipal para que se sancione a las personas que no utilicen barbijo / mascarillas, pues es la principal medida para evitar el contagio de coronavirus. 

La principal sanción será el trabajo comunitario para que el ciudadano infractor ayude en

** la limpieza de canales de drenaje o 
** realizar controles  junto a los guardias municipales para garantizar el despeje de los espacios públicos. 

"Esperemos que se sancione una ley de uso de barbijo con multas y sanciones administrativas, pero la más importante es la que se aplicará a una persona que sea encontrada sin barbijo y deberá prestar trabajo comunitario", detalló. 

Hace más de una semana en el municipio de Potosí se propuso sancionar con 50 bolivianos (US$ 7,3)  a cada ciudadano que no lleve tapabocas / barbijo. 

El jefe nacional de Epidemiología, René Barrientos, dijo que el Gobierno central no tiene previsto aprobar una norma similar pero él instó a los municipios a realizar controles para asegurar que la población cumpla las medidas de prevención. Es decir: no es tema de Nación sino municipal disponer los controles.

Barrientos fue quien detonó el alerta cuando, en su rol de jefe de la unidad de epidemiología del Ministerio de Salud, indicó que Santa Cruz ha mostrado un “importante ascenso en el número diario de contagios reportados” y que dicha situación “podría iniciar la segunda ola” de Covid-19.

Esto llevó al viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, a indicar: “No significa que tenemos que esperar que técnicamente exista la definición de una segunda ola, para que recién se tomen las acciones. Ya es un signo de alerta de una escalada, estamos en una escalada. Eso es evidente. No hay ninguna intención de minimizar, pero tampoco digamos segunda ola”.

Así, Angélica Sosa reaccionó con velocidad y audacia.

Ella agregó, luego de una reunión con propietarias de farmacias y laboratorios: "Quiero decir a la población que Santa Cruz de la Sierra, a pesar de la profunda crisis, ha garantizado tener todo lo necesario para una posible segunda ola de contagios".

"Tenemos previsto un nuevo stock, donde todas las farmacias de nuestra red de primer y segundo nivel estén con todo lo necesario para una salud gratuita en el municipio. Estamos preparados", agregó. 

La cuarentena

El enfoque sobre la cuarentena de la oposición política boliviana es motivo de debate. Debe destacarse, al respecto, ciertas consideraciones del ex Presidente y ex presidenciable Carlos Mesa, jefe del opositor Comunidad Ciudadana, a Mery Vaca, de Página Siete, de la Paz.

Aquí algunos fragmentos de la larga entrevista, en la que anticipa la voluntad de acuerdo con el presidente Luis Arce, no con el ex presidente Evo Morales:

-Usted ha sido muy criticado por hacer una campaña sólo virtual y por no haber logrado conectar con los sectores populares. ¿Qué puede decir de eso?

-Primero, me sorprende extraordinariamente la pregunta, no tuya, sino en general. Estábamos en cuarentena, qué se suponía, ¿que yo tenía que romper la cuarentena? Esa es una pregunta espectacular, los que rompen la cuarentena no tienen problema, los que vulneran la norma establecen una línea de acercamiento a la gente como si eso fuera un mérito. El mérito es llevar adelante una tarea cumpliendo la ley. Por otro lado, te pongo un ejemplo, hemos ganado la ciudad de La Paz con el 51% de los votos, donde hay laderas y sectores populares; por lo tanto, no es cierto de que no conectáramos con sectores populares. Otra cosa es que no tuvimos una presencia equivalente en provincias y ahí sí nos faltó fuelle, probablemente por razones logísticas y porque la conexión por la vía virtual, dadas las limitaciones que teníamos en campaña, nos impidió llevar adelante esa acción.

-¿Qué se viene para la oposición frente a una mayoría del MAS, que además ha suprimido el requisito de los dos tercios en el debate parlamentario?

-Primero, nuestro objetivo es una reforma de la justicia, no solamente porque es clave para la democracia porque no hay democracia sin justicia, sino porque va a probar o no la verdadera vocación democrática del MAS. En principio el Ministro de Justicia está en una actitud positiva y está planteando un diálogo abierto para llegar a un acuerdo nacional, que es necesario. Compartimos que es necesario un acuerdo nacional, pero en términos que no se nos metan de contrabando trampitas para seguir controlando un poder judicial. Si la buena fe del MAS se demuestra, nosotros estamos en la línea de construir un acuerdo nacional. Este es un elemento clave, desde el punto de vista de probar si hay un cambio o no en la actitud política del gobierno de Evo Morales al gobierno de Luis Arce. Segundo, CC ha planteado un programa consistente, serio, con propuestas;  tenemos una bancada de 50 parlamentarios, que mantienen una unidad de concepto y que tienen una línea y una hoja de ruta, y creemos que a partir de CC, no por mí, sino porque hemos obtenido el 30% de los votos, se debe formar una oposición de mediano y largo plazo para construir un sistema de partidos articulado.

-Vimos algunas señales de Arce que tratan de diferenciarlo de Evo, pero ¿cómo ve la marcha del Gobierno en el fondo?

-Lo simbólico no es poco importante. Yo diría que el presidente Arce está tratando de diferenciarse del sentido de emperador que tenía el presidente Morales. Esos son rasgos interesantes, pero no tenemos ningún dato objetivo de lo más importante, cuáles son los planteamientos económicos de mediano y largo plazo para salir de la crisis, cuáles son las respuestas de salud que el país necesita de manera clara y cuál es el plan de educación. Ya ha pasado un tiempo razonable de acomodo, ya creo que es tiempo de que el país conozca cuáles son las propuestas para la crisis económica, de salud y de educación, que no conocemos

-Y ¿cómo está viendo el papel de Evo Morales? ¿Cree que está influyendo en el Gobierno o en las designaciones?

-El expresidente no está haciendo un trabajo que ayude al Gobierno y no está dando una imagen adecuada. El expresidente tiene que entender que es el jefe del partido y hasta ahí llegó, pero lo que no puede ser es que el presidente Luis Arce tenga que asistir como un militante “x” a una reunión del MAS. El Presidente del Estado  está más allá de cualquier consideración político-partidaria y, por tanto, debería desprenderse del liderazgo partidario. Morales ha influido en la decisión parlamentaria. Los actuales parlamentarios tienen más que ver con Evo Morales que con Luis Arce y no está claro si el discurso del vicepresidente Choquehuanca es el que vale o el discurso de ajuste de cuentas de Morales es el que vale.

-Usted ha señalado coincidencias con el MAS, pero ¿tiene coincidencias con los opositores, tanto con Creemos en el Legislativo como con otros opositores en las regiones?

-Nos vamos a entender. Coincidencias con el MAS desde el punto de vista de su  pasado, ninguna, cero coincidencias. La coincidencia con el MAS se dará en el futuro si se llega a un acuerdo nacional por la justicia. La palabra coincidencias es plural, estoy hablando de justicia en singular y con beneficio de inventario. Nosotros consideramos que la oposición tiene una voluntad democrática, que participa democráticamente en líneas más conservadoras que nosotros en algún caso, pero creemos que es posible llegar a puntos de coincidencia y esperamos que podamos trabajar juntos en la Asamblea Legislativa para iniciativas para el pacto fiscal, reforma económica, propuestas de salud y ojalá en el tema de justicia.

-Con esta dispersión, ¿no cree que la oposición boliviana terminará como la venezolana?

-No, no creo. Nosotros tenemos 30% de representación parlamentaria hasta el año 2025 e intentaremos ganar capitales de departamento y gobernaciones. Pero, lo que nosotros tenemos que hacer es la construcción de un proyecto de mediano y largo plazo. Creo que CC es un eje aglutinador de ese proyecto, no para esta elección subnacional exclusivamente, sino para el proceso 2020-2025.