icon

Escándalo por la aparición del rugbier Kurt Capewell en película porno

Si bien la película porno gay en la cual aparece el jugador de rugby australiano, Kurt Capewell, fue hace 8 años atrás, se encontró avergonzado al resurgir estas imágenes del filme en las redes sociales. Esta mala decisión cuando tenía 20 años lo está hundiendo ahora, pero salió a aclarar que, aunque aceptó participar en la filmación, no sabía que las imágenes se estaban filmando de una manera que sugiriera que estaba saliendo con un hombre.

Kurt Capewell, integrante del equipo australiano Penrith Panthers de 27 años, dice que notificó a la unidad de integridad de la Liga Nacional de Rugby (NRL) después de que imágenes de una película porno gay se pusieron a la venta el año pasado, sin embargo actualmente volvió a aflorar el tema en las redes sociales.

Si bien la película porno gay en la cual aparece el jugador de rugby australiano, Kurt Capewell, fue hace 8 años atrás, se encontró avergonzado al resurgir estas imágenes del filme en las redes sociales. Esta mala decisión cuando tenía 20 años lo está hundiendo ahora, pero salió a aclarar que, aunque aceptó participar en la filmación, no sabía que las imágenes se estaban filmando de una manera que sugiriera que estaba saliendo con un hombre.

Capewell, integrante del equipo australiano Penrith Panthers de 27 años, dice que notificó a la unidad de integridad de la Liga Nacional de Rugby (NRL) después de que las imágenes de la película se pusieron a la venta el año pasado, sin embargo actualmente volvió a aflorar el tema en las redes. Cuando él era miembro de los Ipswich Jets, recibió una oferta para aparecer en una sesión de modelaje para una compañía de ropa deportiva. Se había camuflado como una sesión de fotos estándar, cuando en realidad se convirtió en una película para adultos en la que Capewell apareció con otro hombre.

Esta historia no es nueva en el mundo del espectáculo y puede actuar como una advertencia para las celebridades. Los videos de explotación abundan en Internet, y ya muchos famosos han sido víctimas de la viralización de escenas sexuales. 
"Mi mensaje para los jóvenes es que tengan mucho cuidado cuando se les ofrezca dinero para sesiones de fotos. No es la persona que soy hoy. Tuve que aprender de la manera difícil. Espero que otros no tengan que pasar por lo he soportado " advirtió Kurt.


Uso de Internet y la privacidad

Por otro lado, existen los videos profundamente falsos que manipulan las imágenes existentes del rostro de una persona para adaptarse a las expresiones y la voz de otra persona. Un estudio de Deeptrace encontró que el 96% de los 15.000 videos falsos en línea son de mujeres, en su mayoría celebridades femeninas cuyo rostro ha sido mapeado en el cuerpo de estrellas porno, sin su consentimiento. Y estas falsificaciones profundas no son fáciles de detectar sin un equipo especializado.

Lamentablemente, este problema no sólo la padecen los famosos, sino también personas comunes que usan internet para sextear y enviar desnudos. Esto es algo que hacen muchas parejas, y es corriente que se puedan filtrar imágenes o vídeos que crearon en la privacidad.

Trascendió Capewell diciendo que deseaba que Internet fuera un poco más responsable y un poco más amable. Sabemos que Internet puede ser un arma de doble filo, puede mostrar nuestras vulnerabilidades: manipulación, codicia, envidia, inseguridad, ira.

Sin embargo, culpar a la tecnología no resolverá el uso de la tecnología como arma de explotación sexual. Eso significa que el problema no es la herramienta o la tecnología en sí, sino el uso que le damos los seres humanos. Tenemos que reflexionar cómo las personas utilizamos los medios y también respetar la privacidad como un derecho humano.

La privacidad como Derecho Humano

En cualquier parte del mundo, así sea en Australia como en Argentina, nuestra intimidad está protegida. El derecho a la privacidad e intimidad, fundado en el artículo 19 de la Constitución Nacional, protege jurídicamente en relación directa con la libertad individual un ámbito de autonomía personal, así como acciones, hechos y datos que, conforme a las formas de vida acogidas por la sociedad, están reservadas al individuo, y cuyo conocimiento y divulgación por extraños implica peligro real o potencial para la misma intimidad.

En un encuentro recientemente organizado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos sobre el derecho a la privacidad en el contexto de la pandemia del coronavirus COVID-19, el director de la Agencia de Acceso a la Información Pública, Eduardo Bertoni explicó que “insistimos con informar a los ciudadanos cuáles son los derechos en materia de protección de datos personales vinculados con la tecnología. En ese punto, hemos publicado una serie de guías con recomendaciones para el tratamiento de datos personales de pacientes infectados con COVID-19, como también los datos que se adquieren de apps que utilizan la geolocalización de los usuarios”.