icon

Alemania cierra el cerco a Londres en Bruselas

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, cenarán este miércoles 09/12 en Bruselas (Bélgica) con la esperanza de que un encuentro cara a cara ayude a desbloquear las negociaciones para un marco de relación futura y evitar así un Brexit abrupto el 31/12. La reunión fue confirmada vía Twitter por von der Leyen. En tanto, la canciller alemana Angela Merkel advirtió que la Unión Europea está dispuesta a aceptar un Brexit sin acuerdo, durísimo mensaje a Johnson, quien no tiene nada armado con USA, que es su esperanza. Así, Merkel cerró filas con Emmanuel Macron, quien dijo que Francia vetará un Brexit con demasiadas concesiones a Londres.

Ex corresponsal del Daily Telegraph en Bruselas, Boris Johnson juega su presente y futuro en una cena con la alemana Ursula von der Leyen.

El inglés Boris Johnson tiene que comprender que la alemana Ursula von der Leyen es la única aliada que le queda en la Unión Europea.

El 31/12 expira el acuerdo provisional que mantuvo la relación comercial entre los 2 bloques después del Brexit; si no se firma un nuevo acuerdo, los masivos intercambios de bienes y servicios a través del Canal de la Mancha pasarán a estar sujetos a aranceles, cuotas y restricciones. 

Bruselas no prorrogará las negociaciones más allá de fin de año, y Londres confía en que la conversación permita para que los negociadores retomen los contactos. En caso contrario, las esperanzas de un acuerdo, no muy elevadas, se hundirán aún más.

Los Estados miembro han instado a la Comisión Europea a agilizar la preparación de las medidas de contingencia para mitigar los daños de un Brexit abrupto, aunque Von der Leyen se resiste a dar este paso porque insiste en dar aún margen a la negociación.

Así se encontrarán Von der Leyen y Johnson, solo 1 día antes de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se vean en el Consejo europeo de jueves y viernes en Bruselas para un acuerdo del presupuesto europeo y el fondo de recuperación (Polonia y Hungría están a punto de alcanzar un acuerdo para levantar su veto al presupuesto comunitario para los próximos 7 años y al fondo de recuperación de 750.000 millones con el que el bloque europeo quiere hacer frente a una economía devastada tras la pandemia de coronavirus).

También definir las relaciones con Turquía y la necesidad de coordinar mejor la respuesta al coronavirus.

Alemania

Angela Merkel dijo que Gran Bretaña y la UE deben encontrar una manera de minimizar el riesgo de competencia desleal entre sus mercados, advirtiendo que Bruselas aceptará un resultado sin acuerdo si no se puede lograr el entendimiento.

Al coincidir con Emmanuel Macron, Merkel planteó una dura elección para Johnson, antes que él viaje a Bruselas para mantener conversaciones decisivas con Ursula von der Leyen.

Obviamente que surge la pregunta: ¿Quiénes son los enemigos permanentes de Inglaterra? ¿Los franceses o los alemanes? Hubo 2 conflictos mundiales por el choque geopolítico entre Inglaterra y Alemania pero igual no está claro.

Merkel dijo que cualquier acuerdo con Reino Unido no debe socavar a la UE, que es la prioridad.

“Todavía existe la posibilidad de un acuerdo. Pero... si hay condiciones del lado británico que no podemos aceptar, estamos preparados para seguir un camino sin un acuerdo comercial”, fue el mensaje alemán. 

"Tenemos que averiguar cómo reaccionará cada parte cuando cambie la situación legal en la UE o el Reino Unido", dijo ella. "No podemos simplemente decir 'No hablemos de eso'".

Pese a que el Reino Unido alivió tensiones al retirar una cláusula irritativa, el pesimismo es la nota dominante. 

Michel Barnier, negociador jefe de la UE, aseguró que ve más probable una ruptura sin acuerdo que con acuerdo. Coincidió el primer ministro irlandés, Michael Martin, que se ha declarado "en el lado de los pesimistas". Su N°2, Leo Varakdar, dijo que las posibilidades están al 50%.

Ingleses

Más temprano, un alto ministro del Reino Unido insistió en que "no era correcto" decir que las conversaciones sobre el Brexit se inclinaban hacia un acuerdo antes de la cena de alto nivel.

Michael Gove, el ministro de la Oficina del Gabinete, emitió una nota conciliadora pero dijo que tendría que haber un movimiento por parte de la UE para llegar a un acuerdo.

Gove ha abierto la puerta a más compromisos en uno de los asuntos pendientes, la pesca: "Podemos ser generosos sobre quién entra en nuestras aguas".

Pero Merkel dijo: “Necesitamos igualdad de condiciones, no solo para hoy, sino también para mañana y pasado mañana. Para eso necesitamos acordar un arreglo sobre cómo debe reaccionar la otra parte cuando la otra parte cambia su posición legal. De lo contrario, obtenemos condiciones de competencia desleal. Esa es la gran y difícil pregunta que se cierne sobre nosotros, junto con la cuestión de las cuotas de pesca también”.

Berlín insiste en la exigencia europea de blindar el acuerdo comercial de forma que eventuales cambios (por ejemplo, por nuevas ayudas de Estado) no abran la puerta a una competencia desleal (dumping) en el futuro. 

Gove, por su parte, ha vuelto a insistir en que Reino Unido no puede estar sujeto a las leyes europeas, toda vez que la campaña del Brexit se basó en la premisa de recuperar el control.