icon

COVID: peor infección y menor respuesta inmune en fumadores activos o pasivos

El humo del cigarrillo sitúa a la persona ante un mayor riesgo de infección grave debido a la mayor proliferación de células infectadas. Asimismo está asociado a una reparación deficiente de los daños.

Desde el inicio de la pandemia fue claro que el tabaquismo está asociado a un mayor riesgo de COVID-19 grave. Pero hasta la publicación de este estudio no se conocía cómo la exposición al humo del cigarrillo afecta la infección de las células de las vías respiratorias.

Los perjuicios que genera el tabaquismo son múltiples y ampliamente conocidos. Cuando irrumpió el brote de COVID-19 se supo inmediatamente que brindaría un peor pronóstico a fumadores, dado que es una infección principalmente respiratoria y cardiovascular. 

No obstante, los detalles de cómo se comporta el virus en relación al humo pasivo o activo no estaban especificados. 

Por eso una nueva investigación publicada en la revista Cell, demostró cómo la exposición directa al SARS-CoV-2 y al humo del tabaco aumenta la gravedad de la infección y altera la respuesta inmune.

Los investigadores dirigidos por Arunima Purkayastha probaron exponer cultivos de fumadores y no fumadores al SARS-CoV-2.

"Encontramos un aumento en el número de células de las vías respiratorias infectadas después de la exposición al humo de cigarrillo, con una falta de proliferación de células madre basales primarias de las vías respiratorias humanas de personas no fumadoras", dice el abstract.

Es decir que la respuesta normal al interferón se redujo después de la exposición ah humo. En conclusión, en el estudio aseguran que "nuestros datos muestran que la exposición aguda al humo del cigarrillo permite una enfermedad epitelial de las vías respiratorias más grave por SARS-CoV-2 al reducir la respuesta inmune innata". 

Además, "tiene implicaciones para la propagación y la gravedad de la enfermedad en las personas expuestas al humo de cigarrillo". 

En resumen, hallaron que: 
1) La exposición directa al humo del cigarrillo aumenta la cantidad de células infectadas con SARS-CoV-2.

2) La infección por SARS-CoV-2 inhibe la respuesta de reparación de las células madre basales de las vías respiratorias.

3) El humo del cigarrillo reduce las respuestas inmunitarias innatas con una peor infección por SARS-CoV-2.