icon

Sexo político o la espía china que sedujo a los alcaldes

Axios es un sitio web de noticias e información estadounidense fundado en 2016 por el cofundador de Politico, Jim VandeHei, el excorresponsal de la Casa Blanca de Politico, Mike Allen, y el exfuncionario de la web Politico, Roy Schwartz. Entre los productos de Axios se encuentran las investigaciones que realiza para HBO. En este caso, una de Bethany Allen-Ebrahimian y Zach Dorfman, del Instituto Aspen, financiado por fundaciones como Carnegie Corporation, Rockefeller Brothers Fund, Gates Foundation, Lumina Foundation y Ford Foundation con una junta directiva de líderes de la política, el gobierno, los negocios y el mundo académico.

Izq. arriba, Christine Fang con el entonces concejal de la ciudad de Dublín, Eric Swalwell, en un evento estudiantil de octubre de 2012; foto sin fecha de Fang, con el ahora ex alcalde de Fremont, Bill Harrison, y la representante Judy Chu; Fang con el entonces representante Mike Honda y el entonces concejal de la ciudad de San José, Ash Kalra, en un evento de marzo de 2014 en la Embajada de China en Washington DC. Fuentes: Renren, Facebook, Axios.

Durante más de 1 año, Axios ha estado investigando a una presunta agente de inteligencia china que cultivó amplios lazos con políticos estadounidenses locales y nacionales, incluido un congresista en funciones.


La mujer en el centro de la operación , una ciudadana china llamada Fang Fang o Christine Fang, apuntó a políticos locales prometedores en el Área de la Bahía y en todo el país que tenían el potencial de triunfar en el escenario nacional.

A través de la recaudación de fondos de la campaña, la creación de redes extensivas, el carisma personal y las relaciones románticas o sexuales con al menos dos alcaldes del Medio Oeste, Fang pudo acercarse al poder político, según funcionarios de inteligencia estadounidenses actuales y anteriores y un ex funcionario electo.

Aunque los funcionarios estadounidenses no creen que Fang haya recibido o transmitido información clasificada, el caso "fue un gran problema, porque había algunas personas realmente muy sensibles que estaban atrapadas" en la red de inteligencia, dijo un alto funcionario de inteligencia estadounidense actual.

La información privada pero no clasificada sobre los funcionarios gubernamentales, como sus hábitos, preferencias, horarios, redes sociales e incluso rumores sobre ellos, es una forma de inteligencia política. La recopilación de dicha información es una parte clave de lo que hacen las agencias de inteligencia extranjeras.

Entre los objetivos más importantes de los esfuerzos de Fang se encontraba el representante Eric Swalwell (D-Calif.).

Socializando

Fang participó en la actividad de recaudación de fondos para la campaña de reelección de Swalwell en 2014, según un operativo político del Área de la Bahía y un funcionario de inteligencia actual de Estados Unidos. 

La oficina de Swalwell estaba directamente al tanto de estas actividades en su nombre, dijo el operativo político. Ese mismo agente político, que fue testigo de la recaudación de fondos de Fang en nombre de Swalwell, no encontró evidencia de contribuciones ilegales.

Los registros de la Comisión Federal de Elecciones no indican que la propia Fang haya hecho donaciones, que están prohibidas a ciudadanos extranjeros.

Fang ayudó a colocar al menos un pasante en la oficina de Swalwell, según esas mismas dos personas, e interactuó con Swalwell en múltiples eventos a lo largo de varios años.

Una declaración de la oficina de Swalwell proporcionada a Axios decía: "El representante Swalwell, hace mucho tiempo, proporcionó información sobre esta persona, a quien conoció hace más de ocho años y a quien no ha visto en casi seis años, al FBI. proteger la información que pueda estar clasificada, no participará en su historia".

Qué sucedió: en medio de una investigación de contrainteligencia cada vez más amplia, los investigadores federales se alarmaron tanto por el comportamiento y las actividades de Fang que alrededor de 2015 alertaron a Swalwell sobre sus preocupaciones, dándole lo que se conoce como una sesión informativa defensiva.

Swalwell cortó inmediatamente todos los vínculos con Fang, según un funcionario actual de inteligencia de Estados Unidos, y no ha sido acusado de ningún delito.
Fang abandonó el país inesperadamente a mediados de 2015 en medio de la investigación. No respondió a los múltiples intentos de Axios de comunicarse con ella por correo electrónico y Facebook.

Entre líneas: el caso demuestra la estrategia de China de cultivar relaciones que pueden tardar años o incluso décadas en dar sus frutos. El Partido Comunista Chino sabe que los alcaldes y los concejales de hoy son los gobernadores y miembros del Congreso de mañana.

FBI

En los años transcurridos desde la investigación de Fang, el FBI ha priorizado las investigaciones sobre las operaciones de influencia china, creando una unidad en mayo de 2019 dentro de la oficina dedicada exclusivamente a contrarrestar las actividades de Beijing a nivel estatal y local. Los funcionarios de seguridad nacional de Estados Unidos creen que la amenaza que representa China solo ha crecido con el tiempo.

"Ella era sólo uno de muchos agentes", dijo un alto funcionario de inteligencia estadounidense.

Beijing "está involucrado en una campaña de influencia extranjera maligna altamente sofisticada", dijo el director del FBI Chris Wray en un discurso de julio de 2020 . Estos esfuerzos involucran "intentos subversivos, no declarados, criminales o coercitivos de influir en las políticas de nuestro gobierno, distorsionar el discurso público de nuestro país y socavar la confianza en nuestros procesos y valores democráticos", dijo Wray.

Lo que sucedió después

Altos funcionarios de inteligencia de USA proporcionaron múltiples informes defensivos alrededor de 2015 para advertir a los políticos locales y nacionales sobre las conexiones de Fang con la inteligencia china y los posibles activos chinos en sus oficinas, dijo uno de estos funcionarios.

Los funcionarios de inteligencia de Estados Unidos también brindaron múltiples informes a funcionarios de la Casa Blanca y miembros del Congreso sobre el caso, dijo un alto funcionario actual.

Bill Harrison, el alcalde de Fremont, California, en ese momento, dijo que conocía a Fang porque ella se ofreció como voluntaria en su oficina y participó en numerosos eventos políticos y comunitarios locales. Harrison le dijo a Axios que en agosto de 2015 fue contactado por funcionarios del FBI que le advirtieron sobre las actividades sospechosas de Fang en el Área de la Bahía.

Los funcionarios de la oficina dijeron que las actividades de Fang eran parte de un "juego largo" dirigido a los políticos locales, recordó Harrison. El FBI le dijo que la estrategia del gobierno chino es "entablar una relación contigo y ver si asciendes", dijo Harrison.

Cómo terminó: Funcionarios estadounidenses dijeron que la operación de inteligencia de China se interrumpió a mediados de 2015 cuando Fang abandonó Estados Unidos en medio de la investigación dirigida por el FBI.

Conclusiones clave:

** Una presunta agente de inteligencia china llamada Christine Fang desarrolló amplios vínculos con políticos locales y nacionales, incluido un congresista estadounidense, en lo que los funcionarios estadounidenses creen que fue una operación de inteligencia política dirigida por la principal agencia de espionaje civil de China entre 2011 y 2015.

** La supuesta operación ofrece una rara ventana a cómo Pekín ha tratado de obtener acceso e influir en los círculos políticos estadounidenses.

** Cómo funcionó: a través de la recaudación de fondos para la campaña, una amplia red de contactos, carisma personal y relaciones románticas o sexuales con al menos dos alcaldes del Medio Oeste, Fang pudo acercarse al poder político, según funcionarios de inteligencia de USA actuales y anteriores y un ex funcionario electo.