icon

Brasil emite alerta sobre superhongo fatal resistente a medicamentos

En Brasil, Anvisa (Agência Nacional de Vigilância Sanitária) tiene una investigación en curso de posible 1er. caso positivo de 'Candida Auris', temido hongo resistente a los medicamentos, responsable de infecciones hospitalarias. 'Candida auris' es un hongo que crece como levadura, que comenzó a seguirse desde 2009 pero del que se conoce casi nada.

Las personas con mayor riesgo de sufrir una infección por C.auris son las que tienen el sistema inmunológico comprometido por algún otro problema de salud.

'Candida Auris' se describió por primera vez en una mujer japonesa de 70 años en el Hospital Metropolitano de Tokio en 2009. Los primeros casos causantes de enfermedades se informaron en Corea del Sur en 2011, luego se extendió por Asia y Europa para llegar a USA en 2013.

Es un patógeno multirresistente por lo que necesita un diagnóstico fácil, rápido y preciso.

El mayor brote se produjo en 2015 en Londres, con 22 pacientes infectados y otros 28 colonizados.

'Candida auris' puede causar candidiasis en humanos. La candidiasis a menudo se adquiere en hospitales por pacientes con sistemas inmunes debilitados. 

'Candida auris' puede causar candidiasis invasiva a la corriente sanguínea (fungemia), el sistema nervioso central, los riñones, el hígado, los huesos, los músculos, las articulaciones, el bazo o los ojos.

Y atrajo una mayor atención clínica debido a su resistencia a múltiples fármacos.

Brasil

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) emitió una alerta el lunes (12/7) sobre una investigación en curso del posible primer caso positivo en el país de 'Candida auris', un hongo farmacorresistente responsable de infecciones hospitalarias que se ha convertido en uno de los más temido del mundo.

En su alerta, Anvisa afirmó que 'Candida auris' es "un hongo emergente que representa una seria amenaza para la salud pública" por su resistencia a los medicamentos: se estima que sus infecciones fúngicas invasivas han provocado la muerte de entre el 30% y el 60% de los pacientes.

Según la alerta de Anvisa, el hongo fue identificado en "una muestra de la punta de un catéter de un paciente ingresado en una UCI (unidad de cuidados intensivos) de adultos en un hospital del Estado de Bahía". 

La muestra fue analizada por el Laboratorio Central de Salud Pública Profesor Gonçalo Moniz (Lacen-BA), en Salvador, y por el Laboratorio del Hospital das Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de São Paulo.

Anvisa afirma que la muestra seguirá siendo sometida a "análisis fenotípicos (para comprobar el perfil de sensibilidad y resistencia)" y "secuenciación genética del microorganismo (patrón oro)" hasta la confirmación oficial del caso.

Ante la sospecha, Anvisa recomendó el fortalecimiento de la vigilancia de laboratorios en todos los servicios de salud del país, entre otras medidas de control y prevención para prevenir un brote.

Claves de un enemigo

El 1er. brote en la región ocurrió en Venezuela, entre 2012 y 2013, afectando a 18 pacientes.

En 2016, la OPS (Organización Panamericana de Salud), emitió una alerta recomendando la adopción de medidas de prevención y control por brotes relacionados con hongos en la región. 

Según Anvisa, el brote de 2016 en Cartagena, Colombia, es un ejemplo de lo difícil que es identificar el microorganismo. Se identificaron 5 casos de infección como 3 hongos diferentes hasta que un método de análisis más moderno diagnosticó correctamente al patógeno como C. auris.

A menudo, 'Candida auris' se confunde con otras infecciones, lo que da lugar a un tratamiento inadecuado.

En 2017, una encuesta publicada por Alessandro Pasqualotto, de Santa Casa de Misericórdia en Porto Alegre, analizó 130 laboratorios de centros médicos de referencia en América Latina y encontró que solo el 10% de ellos tienen la capacidad de detectar enfermedades fúngicas invasivas de acuerdo a estándares europeos.

'Candida auris' sobrevive en ambientes hospitalarios y, por lo tanto, la limpieza es fundamental para el control. 
Es importante utilizar los productos químicos de limpieza adecuados en los hospitales, especialmente si hay un brote.

El descubrimiento (del hongo) puede ser un problema grave tanto para los pacientes como para el hospital, ya que el control puede ser difícil", explicó la doctora Elaine Cloutman-Green, especialista en control de infecciones y profesora del University College London (UCL).

En una alerta emitida en 2017, Anvisa explicó que no se sabe con certeza cuál es la forma más precisa de transmitir el hongo dentro de una unidad de salud. Los estudios indican que esto puede ocurrir debido al contacto con superficies o equipos contaminados y de persona a persona.