icon

Además del coronavirus, 2020 fue el año de los morosos

Casi termina el año y los inquilinos no le encuentran salida al pago de alquiler. Casi 40% acumula deudas que fueron creciendo en medio de la pandemia del coronavirus. A esto se le suma que, según Inquilinos Agrupados, los hogares destinan 56% de sus ingresos para pagar el alquiler, más que en noviembre.

A pocos días para cerrar 2020, el pago del alquiler sigue punteando entre las deudas acumuladas durante la pandemia. Según Inquilinos Agrupados un 40% presenta deudas de este tipo, y ni hablar de cuánto destinan los hogares para pagar el alquiler. Las propuestas. Foto: Télam

Ha sido un año duro para los inquilinos.


Y no termina de serlo.

A tan sólo días para que termine el 2020, año de la pandemia del coronavirus, sorprenden los números de morosidad.

Al menos un 40% de los hogares inquilinos, lo que se traduce en 1.400.000, presentan deudas en el pago de alquiler.

El porcentaje fue revelado por Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional y referente de Inquilinos Agrupados.

Otros datos de la encuesta realzada a inquilinos a escala nacional, son los siguientes:

58% manifestó que sufrió aumentos en el período de la pandemia a pesar del decreto.

39.6% no sabe dónde irá a vivir en los próximos meses.

19.7% tendrá que mudarse.

11.4% respondió que está en riesgo de desalojo inminente.

Pero, destaca uno en particular: los hogares inquilinos destinan 56% de sus ingresos al pago del alquiler,  cinco puntos porcentuales más en comparación con el informe previo.

Muñoz ejemplificó en una entrevista radial que, si en una casa viven dos personas, "uno de los salarios" es para pagar el alquiler, y señaló que, en caso de un hogar unipersonal, "se trabaja quince días" para hacer frente a esos gastos.

Lo que le piden al Gobierno

Ahora bien, ante este panorama, desde Inquilinos Agrupados, insisten que el Gobierno debe llevar adelante un plan de desendeudamiento, similar a un ATP pero para ayudar a pagar las deudas por alquiler.

Asimismo, consideran que debe haber otra extensión del decreto que congela el precio de alquileres, extiende la vigencia de contratos y prohíbe los desalojos. 

Además, exigen mayor control del cumplimiento de la ley.

Muñoz había llevado esos reclamos, semanas atrás, al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Todavía no hay una respuesta confirmada.

Por lo pronto se sabe que, el decreto está vigente hasta finales de enero de 2021.