icon

Día del médico, ¿por qué se festeja?

Cada 3 de diciembre se conmemora este día y este año más que nunca, con una nueva enfermedad pandémica, con telemedicina y el desafío de no descuidar las enfermedades de base. 

En Argentina primero fue el Colegio Médico de Córdoba que se adhirió a la conmemoración en 1956. Luego fue avalado por la Confederación Médica Argentina y el Gobierno Nacional.

Cada 3 de diciembre se celebra en las Américas el Día del Médico. Se instauró en honor a Juan Finley Borrés, un médico cubano que vivió entre 1833 y 1915 y que elaboró la teoría sobre la propagación de la fiebre amarilla a través de mosquitos. 


Todo comenzó en 1865 con su primera aproximación al estudio de la enfermedad. Luego, en 1881 presentó su hipótesis a la Academia de Ciencias de La Habana en una investigación titulada "El mosquito hipotéticamente considerado como agente transmisor de la fiebre amarilla".


En aquel entonces, su teoría parecía ridícula. La mayoría de los oyentes sostenían que la infección se contagiaba por el contacto de superficies, como cualquier virus. 


Sin embargo, Finley Borrés demostraba a través del estudio de casos y con precisión de médico el papel de las picaduras de mosquitos Aedes aegipty. 


Después de 20 años la enfermedad seguía descontrolada. Fue así que la comunidad médica abrió las puertas a la novedosa hipótesis y terminó por admitir como fidedigna la teoría de los mosquitos. 


Desde 1901 el enfoque cambió gracias al descubrimiento y se comenzó a trabajar desde la prevención, que a la larga salvó millones de vidas. 


Un siglo y medio después

La fiebre amarilla es endémica en América Latina y África, aunque existen casos importados en prácticamente todo el mundo. 


Infecta a alrededor de 200 mil personas al año, con fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, dolores musculares y cefalea. 


La vacuna contra la enfermedad es segura y está disponible desde el siglo pasado. En Argentina es obligatoria en zonas de riesgo como Misiones, Formosa,  algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy. Pero también al viajar a otros países endémicos, como Brasil.


En Argentina el Colegio Médico de Córdoba fue el primero en adherirse a la jornada en 1956, y luego la avaló la Confederación Médica Argentina y el Gobierno Nacional.


Médicos hoy

Los profesionales de la salud creen que no hay nada para festejar hoy. Aplausos y saludos no son suficientes, en un año en el que los esfuerzos se multiplicaron y los salarios se disminuyeron. 


En ciudad de Buenos Aires habrá una protesta a la tarde, enfocada en Plaza de Mayo y organizada por médicos autoconvocados. 


Por su parte, la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA) dijo en un comunicado que no hay "nada para festejar". Además agregaron que "hoy celebramos nuestro día en soledad, sin nada para festejar, pero unidos en la convicción y la protesta".