icon

VIH y COVID son de origen zoonótico pero uno se trasmite y el otro se contagia

Hoy es el Día Mundial contra el Sida, la enfermedad causada por el virus de la inmunodeficiencia humana. La educación, la información fidedigna y el control médico son las tres claves del día.

Desde el surgimiento del virus a fines del siglo pasado hasta el 2019, hubo 38 millones de personas infectadas. Solo en un año, casi 700 mil murieron por causas relacionadas.

Los primeros diagnósticos de VIH se dieron alrededor de 1980, cuando los médicos neoyorkinos comenzaron a observar el aumento de prevalencia de enfermedades raras. De esta forma, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) terminó siendo una epidemia 


El consenso es generalizado respecto al origen en África, en monos y simios que tenían un virus similar llamado virus de inmunodeficiencia en simios.  

Sin embargo, no hay certeza sobre cómo la enfermedad logró saltar entre especies para infectar al humano.  


En Argentina, actualmente 139 mil personas viven con VIH aunque el 17% desconoce el diagnóstico. A nivel global, desde su surgimiento en el siglo pasado, 38 millones personas fueron infectadas hasta 2019. En ese año 690 mil murieron por esa causa, aunque el avance de la medicina permitió que el 68% ya esté recibiendo tratamiento antirretrovírico 


A pesar que sean virus de origen zoonótico, COVID-19 y Sida son muy diferentes.  


En particular porque la primera se contagia y el nivel de inferencia sobre las probabilidades de enfermar no es total. Es decir, se puede usar barbijo y respetar la distancia, pero no significa una seguridad plena.  


Por otro lado, el VIH es trasmisible. Esto significa que la exposición al riesgo pasa en gran parte por la decisión de la persona.  


A pesar que hay múltiples vías de trasmisión, en el 98% de los casos se debe a relaciones sexuales sin protección 


También hay otras formas menos probables como la transfusión de sangre contaminada, el uso compartido de agujas, y de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. 

 


La enfermedad 

El virus del VIH infecta las células del sistema inmunitario y altera o anula su función. Esta infección produce un deterioro progresivo del sistema inmunitario, llamada "inmunodeficiencia". Se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando deja de poder cumplir su función de lucha contra las infecciones y enfermedades.  


No obstante, se llama síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) cuando la persona transita los estadios más avanzados de la infección por VIH y tiene alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH. 


Gracias a los increíbles avances científicos, con un tratamiento de antirretrovíricos las personas pueden vivir más tiempo y con mejor calidad de vida. Además, se ha confirmado que directamente evita las transmisiones del VIH.