icon

Renuncia el podólogo que asesoraba a Trump sobre problemas cardiovasculares

Scott Atlas renunció como asesor especial sobre coronavirus del presidente saliente Donald Trump, luego de 4 meses polémicos durante los cuales se enfrentó repetidamente a otros miembros del grupo de trabajo sobre el coronavirus. Los expertos en salud pública, incluido Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas de USA, han criticado a Atlas, por brindarle a Trump información engañosa o incorrecta sobre la pandemia del virus. "La dimisión del Dr. Scott Atlas subraya el triunfo de la ciencia y la verdad sobre la falsedad y la desinformación", escribieron sus compañeros de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en un comunicado. "Sus acciones han socavado y amenazado la salud pública incluso cuando se han perdido innumerables vidas a causa del Covid-19. Continuaremos abogando por políticas de salud pública basadas en evidencia que se basen en la ciencia establecida, incluido el uso de medidas preventivas comprobadas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, los tests seguros y la distribución de terapias y vacunas eficaces".

Scott W. Atlas, otro impresentable en la Administración Trump. Finalmente, se marcha.

Scott Atlas, integrante de la Institución Hoover, de Stanford, renunció como asesor de Donald Trump pero identificó sus supuestos logros en la reapertura de escuelas y la expansión de las pruebas de virus.

"Como todos los científicos y académicos en políticas de salud, aprendí nueva información y sinteticé los datos más recientes de todo el mundo, todo en un esfuerzo por brindarle la mejor información para servir al bien común", escribió.

Fox News informó acerca de su renuncia.

Atlas ha minimizado repetidamente la importancia de las mascarillas y dijo que los bloqueos / aislamientos habían sido "un fracaso épico" para detener la propagación del virus.

También tuvo que disculparse por una entrevista que le concedió a la estación de televisión rusa RT, vinculada al Kremlin, y dijo que no sabía que RT era un agente extranjero registrado en USA.

La Dra. Celine Grounder, miembro del panel asesor de Joe Biden sobre la crisis sanitaria, recibió la noticia de la renuncia con alivio.

"Me alivia que en el futuro, personas calificadas, especialistas en enfermedades infecciosas y epidemiólogos como yo ayuden a liderar este esfuerzo", dijo a la emisora ​​CNBC.

"No irías a un podólogo por un ataque cardíaco y eso era esencialmente lo que estaba sucediendo", explicó Grounder.

Adiós

El Dr. Scott W. Atlas, ex radiólogo de la Universidad de Stanford, defendió teorías controvertidas y molestó a los científicos del gobierno mientras asesoraba al presidente Trump. 

El Dr. Atlas se unió a la Casa Blanca en agosto como empleado especial del gobierno por un período limitado después de que llamó la atención de Trump con sus frecuentes apariciones en Fox News durante el verano estadounidense. El mandato del Dr. Atlas vencía esta semana.

Su argumento era que la mayoría de las personas infectadas con el coronavirus no se enfermarían gravemente y, en algún momento, suficientes personas tendrían anticuerpos del Covid-19 para la llamada inmunidad colectiva. El Dr. Atlas también arremetió contra cualquier cierre comercial.

“Proteja a los de alto riesgo; escuelas abiertas, sociedad”, tuiteó en octubre. "¿Alternativa? Confina a personas sanas, restringe negocios, cierra escuelas… mata gente, destruye familias, sacrifica niños. #Pensamiento racional."

Los expertos en salud pública se horrorizaron y advirtieron que sus ideas eran peligrosas y tendrían resultados desastrosos.

Pero eso no detuvo al Dr. Atlas. A mediados de noviembre, pidió a la gente de Michigan que se "levantara" contra las restricciones del coronavirus. La gobernadora del estado, Gretchen Whitmer, que había enfrentado amenazas de muerte y un intento de secuestro frustrado debido a las restricciones, lo denunció como "increíblemente imprudente".

Atlas chocó en particular con el Dr. Anthony S. Fauci,y la Dra. Deborah L. Birx, la coordinadora de respuesta al coronavirus.

Atlas minimizaba la necesidad de usar máscaras mientras Birx viajaba por el país predicando lo contrario. Ella imploró a los gobernadores y funcionarios de salud pública de los estados más afectados que tomaran medidas más agresivas. Los dos también se enfrentaron repetidamente en privado.