icon

Otro descenso de China en la Luna, ahora enviará astronautas

La misión Chang'e 5 es el 1er. intento de China de recolección de muestras. Si tiene éxito, se convertirá en la primera misión en traer muestras lunares de regreso a la Tierra desde el aterrizaje de la nave espacial rusa, Luna 24, el 18/08/1976. El programa Apolo de USA trajo 382 kg de rocas lunares y suelo a la Tierra y la ex Unión Soviética recuperó un poco más de 300 g de muestras lunares en 3 misiones.

El vehículo de aterrizaje lunar Chang'e 5 de China y el vehículo de ascenso se separan del vehículo orbitador, antes de un aterrizaje en el Océano de Tormentas de la Luna para una misión de recolección de muestras lunares. Foto: CCTV

Antes de esta misión, China aterrizó 3 astronaves en la superficie lunar, incluido el Chang'e 3 que llegó en 2013, el módulo de aterrizaje Chang'e 4 y el rover Yutu 2 que aterrizaron en el lado opuesto de la Luna en enero de 2019.Todos son parte de la ambiciosa exploración lunar Chang'e, programa destinado a llevar astronautas chinos a la Luna en 2030.

La latitud del punto de muestreo se basó en consideraciones como la intensidad de la luz solar y la temperatura: el área de Mons Rumker, de la enorme llanura volcánica Oceanus Procellarum, conocida como el "Océano de las Tormentas", en el lado cercano de la Luna, dijo la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). La ubicación ayuda a reducir el consumo de combustible del ascendedor para devolver la muestra a la órbita.

Se espera que el módulo de aterrizaje perfore hasta 2 m (6,6 pies) en busca de núcleos de roca y use un brazo robótico para recolectar 2 kg (4,4 libras) de muestras de superficie en sus cápsulas protectoras durante 2 semanas.

Mientras tanto, el orbitador seguirá dando vueltas alrededor de la Luna, esperando que el módulo de aterrizaje termine de tomar muestras antes de ascender a la órbita y volver a atracar. Luego, la misión se lanzará desde la órbita lunar y regresará a la Tierra. Se espera que aterrice en la región norteña de Mongolia Interior, en China, a mediados de diciembre.

Chang'e 5 será liberado del orbitador a una altitud de 5.000 km (3.100 millas): tiene que entrar a la atmósfera para desacelerar y salir de la atmósfera nuevamente y volver entrar a la atmósfera por 2da. vez para, entre una y otra maniobra, reducir la velocidad lo suficiente como para aterrizar de manera segura.

La misión

La CNSA informó al diario gubernamental Global Times que la sonda lunar aterrizó en la ubicación planificada en el lado cercano de la Luna alrededor de las 23:11 hora de Beijing del martes 01/12. La sonda envió imágenes de la operación. 

La combinación de módulo de aterrizaje y ascenso de la nave espacial comenzó a desacelerarse cuando estaba a unos 15 kilómetros sobre la superficie lunar a las 22:57. 

El motor de variación de empuje de 7.500 newton se activó con éxito, reduciendo la velocidad de 1,7 kilómetro por segundo a 0 Km por segundo.

La cámara a bordo del módulo de aterrizaje tomó una fotografía del área de aterrizaje mientras realizaba el aterrizaje en la Luna.

El aterrizaje suave se produjo 8 días después de que comenzara la última misión de la sonda lunar robótica de China, el 24/11 con un lanzamiento antes del amanecer desde la provincia de Hainan, en el sur de China.

Fue el 3er. aterrizaje exitoso de China en el satélite natural de la Tierra, luego de la sonda Chang'e-3 el 14/12/2013, y un primer aterrizaje histórico en el lado opuesto de la Luna de la sonda Chang'e-4 el 02/01/2019.

Carrera al espacio

"China es el único país que ha aterrizado en la Luna en décadas", informó The Hill, web de Washington DC, al tiempo que citó los recientes intentos fallidos de India y de un grupo privado de Israel.

"China está muy por delante en la carrera moderna hacia la Luna. El ganador de la carrera lunar del siglo XXI tendrá acceso a los recursos de la Luna, puerta de entrada al resto del sistema solar, y será dueño del futuro", agregó.

Los 3 aterrizajes suaves han demostrado que China ha acumulado abundante experiencia en ingeniería y tecnología, lo que representa el avance y la competitividad de la investigación aeroespacial de China, dijo Song Zhongping, analista espacial y comentarista de televisión.

Wang Ya'nan, editor en jefe de la revista Aerospace Knowledge, dijo a Global Times que "la tasa de éxito del 100% hasta ahora indica una tecnología de aterrizaje suave automático madura y altamente confiable, que incluye diseños de trayectoria, técnicas de control de velocidad y altitud y decisiones inteligentes." 

En comparación con las misiones no tripuladas en la década de 1970 de la exUnión Soviética, que sufrió varios intentos fallidos en la etapa de aterrizaje, el equipo de investigación de China ha garantizado la seguridad de las sondas con innumerables experimentos de simulación en tierra y diseños meticulosos, señaló Wang.