icon

Día de la ama de casa y un trabajo que aporta el 16 por ciento del PBI

La jornada se celebra el primer día de diciembre desde 1958. Lo instauró la Liga de Amas de Casa de la Argentina para homenajear el trabajo diario doméstico, dedicado a tareas de limpieza, cuidado de familiares, cocina, entre otros.

Disfrazar al trabajo doméstico no remunerado con los ideales del amor y la entrega, esconde su calidad de indispensable para el funcionamiento de la sociedad en su conjunto. La pandemia y el confinamiento ayudaron a que miembros de la familia visualicen de cerca las implicancias de las actividades que abarca.

Comenzada la segunda mitad del siglo pasado, solo 2 de cada 10 mujeres trabajaba fuera del su casa. Actualmente, son casi 7 de cada 10. El problema surgió cuando la participación de los varones en las tareas domésticas no aumentó en la misma proporción. 


De allí nació la diferenciación entre trabajo productivo y trabajo reproductivo. Mientras el primero es contado dentro del PBI nacional y recibe un salario en recompensa, el segundo se dedica a brindar las condiciones para que el primero exista, aunque sin remuneración. 

Es decir que las mujeres además de tener un trabajo asalariado deben, por naturaleza, hacerse cargo del hogar y los cuidados. 

Las consecuencias de este sistema son prácticamente imposibles de medir, ya que abarcan a grandes rasgos menor tiempo se estudio, de trabajo pago, y un vuelco hacia trabajos más flexibles, más precarios y subremunerados. 

En definitiva, se enfrentan a una doble jornada laboral, dentro y fuera del hogar. 


Doble jornada

A pesar de la extensión del fenómeno, no ha sido medido en los últimos años en Argentina como en la mayoría de los países del mundo. 

Al respecto, La Organización por la Cooperación y el Desarrollo de la Economía (OECD, sigla en inglés) elaboró un informe con información de calidad acerca de la distribución del tiempo alrededor del mundo entre mujeres y varones. 

Por ejemplo, encontró que en Canadá las mujeres ocupan 44 minutos frente a 21 los varones al cuidado de miembros de la familia. En Francia unas 35 y los otros 15. 

En México las tareas de limpieza y otras del hogar ocupan 280 minutos a las mujeres y 75 a los varones. En España, es 127 contra 76. 

El tiempo diario de deporte es mayor siempre para varones en todos los países relevados (EEUU, Nueva Zelanda, Canadá, Italia, Francia, Corea, Japón, Finlandia, México y España). 

Lo mismo respecto al tiempo dedicado a mirar televisión, por ejemplo en Finlandia es 111 contra 147 y en Nueva Zelanda 118 versus 132. 

En la Argentina, la primera y única encuesta de uso del tiempo la realizó el INDEC en 2013 y este año se informó que habrá una nueva edición para el segundo trimestre del 2021.

Por otro lado, este año fue la primera vez que se estimó el aporte del trabajo no remunerado y de cuidado al PBI (desde la Dirección de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía). Los números le adjudicaron el 15,9% del total de riqueza producido en el país.