icon

Un error, cuestionamientos, presiones y una propuesta: semana difícil para Oxford-AstraZeneca

La compañía y la universidad británicas anunciaron el lunes los porcentajes de eficacia de su vacuna. Pero los resultados surgieron de un error, por lo que deberán validarlos con otra investigación. Las presiones aumentan y Sputnik V propone una combinación. 

La Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca anunciaron el lunes que su vacuna había alcanzado hasta un 90% de eficacia contra el COVID-19.

Buenas noticias y un error

AstraZeneca y la Universidad de Oxford informaron el lunes que su vacuna tendría una eficacia del 90%. Pero también dijeron que el porcentaje podía variar al 62%. 

¿Por qué? La variación, según explicaron, fue por un error. Se obtuvo el primer resultado luego de haber administrado media dosis antes de una dosis completa.

El segundo y menor resultado surgió en un grupo al que se le aplicaron las dos dosis completas. 

Sin embargo, voceros de la vacuna dijeron que la dosis con mejores niveles de eficacia se probó en una población más joven cuyas edades no superaban los 55 años.

"La razón por la que tomamos la mitad de la dosis fue una serendipia", dijo el vicepresidente ejecutivo de investigación en AstraZeneca, Mene Pangalos.

Una serendipia es, según la RAE un "hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual. El descubrimiento de la penicilina fue una serendipia".

Tras las idas y vueltas, Sarah Gilbert (directora de la investigación por la Universidad de Oxford) señaló que "podría ser que al administrar una pequeña cantidad de la vacuna al comienzo y luego seguir con una gran cantidad consiguiésemos una mejor manera de poner en acción al sistema inmunológico y alcanzar una respuesta inmune más fuerte y más efectiva". 

También Andrew Pollard (director del Grupo de Vacunas de Oxford) explicó que "lo que no sabemos es si esa diferencia está en la calidad o en la cantidad de la respuesta inmune. Y eso es algo que investigaremos durante las próximas semanas".


Más estudios
No obstante, para la comunidad global expectante del desarrollo de la vacuna, el error no pasó desapercibido. Por lo tanto, Oxford - AstraZeneca anunciaron que harán otra investigación para validar los primeros resultados. 

"Ahora que hemos encontrado lo que parece ser una mejor eficacia, tenemos que validarlo, por lo que debemos hacer un estudio adicional", dijo el director ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot. 

También indicó que se tratará de otro estudio internacional, aunque será más rápido ya que se hará en un número menor de pacientes. Esperan que no se modifiquen los plazos de compra y aplicación ya establecidos. 


Presiones y una propuesta
A diferencia del resto de las vacunas en etapas avanzadas, la de Oxford-AstraZeneca no presenta problemas de almacenamiento a bajas temperaturas. 

Por lo tanto, la distribución es más fácil y accesible. En efecto, recibe las presiones de diferentes países que ven dificultosa la administración de otros fármacos que requieren una infraestructura compleja, sobre todo las naciones más vulnerables y en desarrollo. 

Frente a este panorama, los desarrolladores rusos de Sputnik V ofrecieron a los británicos combinar ambos preparados en busca de un mayor porcentaje de protección.

Según el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) la eficacia de su vacuna ronda entre el 92 y 95%. Todavía se desconoce si Oxford-AstraZeneca respondió a la sugerencia de trabajar en conjunto.