icon

¿Todo otra vez? Asia reporta múltiples rebrotes

China, Corea del Sur, Japón, Irán e Israel son algunos de los países que vuelven a notificar rebrotes. Con todo, Estados Unidos sigue siendo la nación más afectada por la pandemia. 

Desde el primer caso de COVID-19, en el mundo entero se registraron 60,7 millones de contagios y 1,4 millones de murtes, de acuerdo al recuento de la Universidad Johns Hopkins (JHU).

El 17 de noviembre del año pasado se registró el primer caso en el mundo de COVID-19. Pocos imaginaron que un año después la situación seguiría desbordada. 


Mientras el interior de la Argentina transita la bajante del primer pico y Buenos Aires espera la segunda ola, la situación es muy diferente en otros países y continentes. 

Estados Unidos sigue reportando números muy altos, con más de 2.300 muertos en solo un día. En Europa el panorama también recrudece:

> Croacia estableció una serie de prohibiciones tras contar alrededor de 4 mil nuevos casos.
> Grecia también dispuso el cierre de comercios y espacios culturales, entre otros. 
> Alemania extendió el confinamiento hasta el 20 de diciembre.
> En medio de los informes de resultados de Sputnik V, Rusia registra picos de contagios y muertes.
> Reino Unido, Italia y Francia evalúan nuevas medidas. 

Por otro lado, la situación en Asia no es más favorable. En China las autoridades reportaron nuevos casos y cerraron escuelas, espacios públicos, prohibieron reuniones sociales, vuelos, y dispusieron la realización de test masivos. 

En Corea del Sur hay 583 nuevos casos, número que no se observaba hace meses. También Japón declaró que se tomarán medidas de acuerdo al desarrollo de las próximas semanas.

En Irán el Ministerio de Salud reportó 13.961 nuevos infectados en un día, cifra sin precedentes desde el inicio de la pandemia. Los números en Israel igualan a los que se reportaban en abril.

Por su parte, los líderes africanos anuncian que la segunda ola ya llegó y piden que la vacuna también esté asegurada en sus países.