icon

Asesinato de líder nuclear iraní intenta embarrar el escenario a Joe Biden

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, describió el ataque al científico, Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi, como un trabajo de "terrorismo de Estado" e implicó a Israel como un posible papel. Los funcionarios de Israel no hicieron comentarios. Habitualmente Israel no admite estos atentados terroristas que llaman "ejecuciones". El asesinato de Fakhrizadeh, en una carretera en Damava y al este de Teherán, fue el 3er. ataque de alto perfil que sacudió el liderazgo de Teherán en menos de 1 año.

El lugar de la emboscada. Un documento interno iraní de 2007 filtrado al Sunday Times identificó a Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi como el presidente del Campo para la Expansión del Despliegue de Tecnología Avanzada (FEDAT), el nombre de tapa de la organización que dirige el programa de armas nucleares de Irán. El documento, titulado 'Perspectivas para actividades especiales relacionadas con neutrones durante los próximos 4 años', establece un plan de 4 años para desarrollar un iniciador de neutrones de deuteruro de uranio.

Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi fue un físico iraní, oficial iraní de la Guardia Revolucionaria Iraní y profesor de Física en la Universidad Imam Hussein de Teherán. 

Según el Consejo de Seguridad de la ONU, Fakhrizadeh era un científico de alto rango del Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas y ex director del Centro de Investigación Física (PHRC). 

Fue asesinado el 27/11/2020.

Según una declaración del Ministerio de Defensa iraní, "Después de un enfrentamiento entre los terroristas y sus guardaespaldas, el Sr. Fakhrizadeh resultó gravemente herido y trasladado al hospital. Desafortunadamente, los esfuerzos del equipo médico para salvarlo no tuvieron éxito hace unos minutos falleció".

El científico, Mohsen Fakhrizadeh, que se cree que tenía 59 años, líder del programa de armas nucleares de Irán durante 2 décadas, y continuó trabajando después de que la parte principal del esfuerzo se disolviera silenciosamente a principios de la década de 2000, según evaluaciones de inteligencia estadounidenses y documentos nucleares iraníes robados por Israel.

Un funcionario estadounidense, junto con otros dos funcionarios de inteligencia, dijo que Israel estaba detrás del ataque al científico. No estaba claro cuánto podría haber sabido Estados Unidos sobre la operación de antemano, pero las dos naciones son los aliados más cercanos y han compartido durante mucho tiempo inteligencia sobre Irán. La Casa Blanca y la CIA se negaron a comentar.

Complicadísimo

El asesinato de Fakhrizadeh podría tener amplias implicancias para la administración entrante de Joe Biden. 

Es evidente que el objetivo es provocar una fuerte reacción en Irán, tal como sucedió el 03/1 que mató a Qassim Suleimani , el mayor general iraní que dirigía la fuerza de élite Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Es muy comentado que en aquella oportunidad el objetivo fue provocar una reacción de Irán que justificara un bombardeo de USA, algo que no sucedió por milagro.

Luego de la reacción iraní, Donald Trump llegó a ordenar el ataque y con los aviones ya en el aire, luego ordenó que regresaran a su portaaviones.

Antes

En enero, un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad mató al mayor general Qasem Soleimani, el comandante militar más poderoso de Irán y jefe de sus fuerzas de operaciones especiales en el extranjero. 

Y en agosto, agentes israelíes que actuaban en nombre de funcionarios estadounidenses asesinaron a un alto funcionario de Al Qaeda en Teherán, según un funcionario estadounidense.

Fakhrizadeh estuvo una vez en la cima del programa nuclear de Irán, incluidos los esfuerzos para desarrollar armas nucleares que, según Teherán, fueron descartados en 2003. 

Si bien Fakhrizadeh había sido una figura clave en el programa de bombas de Irán, "todo ese trabajo quedó en el pasado, y no hay razón para esperar que si Fakhrizadeh se va, tendría algún efecto en el programa nuclear actual de Irán", dijo Paul Pillar, un veterano de 28 años de la CIA y miembro principal del Centro de Estudios de Seguridad de la Universidad de Georgetown.

Aún así, el ataque mostró evidentes agujeros en las redes de seguridad e inteligencia de Irán, casi una década después de que una serie de bombardeos selectivos y emboscadas con armas mataran al menos a 4 personas vinculadas al programa nuclear de Irán.

Los analistas también dijeron que el momento del ataque parecía estar relacionado con el inminente cambio en USA.

El presidente Trump, quien retiró a USA del pacto nuclear que Irán alcanzó con las potencias mundiales hace 5 años, ha llevado a cabo una campaña de "máxima presión" contra Teherán. El presidente electo Biden se había comprometido a trabajar más estrechamente con los aliados en las políticas de Irán y trabajar para volver a unirse al acuerdo nuclear.

“La operación refleja el pensamiento de aquellos en el gobierno de Benjamin Netanyahu, y/o en la administración Trump, que ven estas próximas semanas como su última oportunidad para hacer que las relaciones con Irán sean lo más malas posible, en un esfuerzo por arruinar los esfuerzos de la administración Biden para regresar a diplomacia con Teherán”, dijo Pillar, refiriéndose al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Un portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que la oficina no comentaría sobre los informes sobre la muerte de Fakhrizadeh.