icon

¿Por qué Maradona volvió a aumentar de peso después del bypass gástrico?

El Diez tuvo un largo historial de salud, las drogas y el sobrepeso fueron algunos de los problemas principales. Hoy Argentina lo despide en un duelo de tres días dispuesto por el Gobierno Nacional. 

A sus 43 años El Diez se sometió a una cirugía de bypass gástrico y también en 2015 a un cinturón gástrico.

A los 60 años, falleció Diego Maradona por un paro cardiorrespiratorio a pocas semanas de ser sometido a una intervención por un hematoma subdural en el costado izquierdo de su cabeza.


El ícono del fútbol tuvo un largo historial clínico, en gran parte debido al sobrepeso. En 2005 se realizó una cirugía de bypass gástrico y en 2015 se le realizó el llamado cinturón gástrico.


Un bypass es una de las intervenciones más frecuentes para obesidad. Consiste en la creación de un pequeño saco en el estómago que conecta directamente con el intestino. De esta forma, se reduce la capacidad de comer antes de satisfacerse.  


En efecto, por la disminución de la comida y de los nutrientes absorbidos, se logra el adelgazamiento. 


Sin embargo, por atractiva que parezca la idea, no es un procedimiento para cualquier persona. De hecho, según la Mayo Clinic, puede llegar a ser "una manera de evitar los cambios que se deben hacer en la dieta y los hábitos de ejercicio". Además, agrega que se puede volver a aumentar el peso perdido con la cirugía si no mantienen los cambios en el estilo de vida. 


Por otro lado, el paciente es evaluado de forma interdisciplinaria y con mucha cautela, dado que los efectos secundarios no deben ser mayores a los beneficios.  


Lo principal del bypass, es que el éxito a largo plazo depende de la capacidad de la persona para hacer cambios permanentes en el estilo de vida. Incluso estos cambios son requeridos antes de la cirugía, ya que suele exigirse al paciente que pierda peso antes. 


Previo a decidir someterse a esta intervención, un equipo evaluador debe diagnosticar la condición integral de la persona, así como la existencia de otras enfermedades, su salud mental, edad y patrones alimenticios.


En rasgos generales, los requisitos son:

> El paciente intentó perder peso de manera natural y no lo logró. 

> El índice de masa corporal (IMC) es de 40 o más. 

> Existe otro problema de salud grave que requiere una rápida pérdida de peso, como diabetes tipo 2, presión arterial elevada o apnea del sueño grave. 



Efectos secundarios

- Infecciones 

- Coágulos sanguíneos  

- Problemas pulmonares o respiratorios  

- Obstrucción intestinal  

- Diarrea, náuseas o vómitos  

- Cálculos biliares  

- Hernias  

- Hipoglucemia  

- Desnutrición  

- Úlceras 

 

Cinturón gástrico

Dado que el estilo de vida de Maradona no cambió lo suficiente para sostener los beneficios de la primera cirugía, en 2015 se volvió a someter a otra intervención.  


En este caso optó por el llamado cinturón gástrico. Aunque comparten el mismo objetivo, esta técnica es más nueva, menos compleja y tiene una mejor recuperación.  


En concreto, tienen en común que ambas son irreversibles y se realizan en personas con un IMC mayor a 40. No obstante, la cirugía de bypass demora prácticamente el doble de tiempo, altera el sistema digestivo y genera una pérdida de peso muy rápida. 

 

El cinturón gástrico es una intervención que dura menos de dos horas, no altera el sistema digestivo, tiene un posoperatorio más corto y genera adelgazamiento progresivo.