icon

Una inyección mensual reemplazará el tratamiento diario para personas con VIH

La administración mensual que combina dos antirretrovirales, cabotegravir y rilpivirina, demostró ser tan efectiva y segura para el tratamiento del VIH como tomar comprimidos todos los días.

Importantes resultados del estudio FLAIR: First Long-Acting Injectable Regimen (Primer régimen inyectable de acción prolongada).

VIH es la abreviación del virus de la inmunodeficiencia humana, que puede llegar a causar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA

Este virus infecta a las células del sistema inmunitario y alteran o anula su función. Por eso, al avanzar la enfermedad la infección produce un deterioro progresivo de las defensas y provoca inmunodeficiencia. 

Es decir, que el cuadro del paciente se agrava dado que pierde la capacidad de luchar contra las infecciones y enfermedades. En etapas más avanzadas, el SIDA se define por la presencia de alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH.

Según la OMS, el VIH "puede transmitirse por las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada, la transfusión de sangre contaminada o el uso compartido de agujas, jeringuillas u otros instrumentos punzantes. Asimismo, puede transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia".

 
Estudio FLAIR

A 96 semanas del estudio FLAIR (primer régimen inyectable de acción prolongada) demostró la eficacia y seguridad de un nuevo tratamiento para personas con el virus. 

Se trata de una inyección mensual de rilpivirina y cabotegravir, cuya combinación es tan eficaz como la toma de antirretrovirales orales diarios. 

En este caso, los fármacos se aplican por vía intramuscular una vez al mes y son igualmente seguros para mantener la supresión viral durante el período de estudio de 48 semanas.