icon

El día contra la violencia de género es más verde que nunca

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Este año en Argentina la fecha está teñida por el impulso que cobró el proyecto de Ley de Interrupción Legal del Embarazo. 

En el año 2000 la ONU oficializó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Conmemora un 25 de noviembre pero de 1981 cuando cientos de mujeres protestaron en las calles en memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas asesinadas la misma fecha por oponerse a la dictadura dominicana.

La semana pasada los colectivos feministas de Argentina festejaron el envío al Congreso por parte de Alberto Fernández de un proyecto de ley de "Regulación del Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto". 


A diferencia de los diversos ya propuestos, en este caso se redactó herméticamente entre el Ministerio de Salud, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, y la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia.


No es la primera vez que la ley está tan cerca. El 2018 fue un año contradictorio para los y las impulsoras de la ley, ya que a pesar de su gran avance, perdió en el Senado por tal solo 129 votos en contra y 125 a favor. 


Aquel hito de la media sanción significó la reformulación de las estrategias y métodos de los colectivos de mujeres. Este año la discusión deja de lado cuestionamientos morales y se enfoca en la salud, eje de un año en pandemia. 


Dado que la práctica del aborto es todavía ilegal, no existen estadísticas que revelen con exactitud el problema. Sin embargo en 2005 se hizo una estimación de acuerdo a metodologías internacionales y arrojó un número cercano a los 370 mil abortos clandestinos al año. 


La cifra es alta pero no desestimable. En Estados Unidos, por ejemplo, se realizan actualmente 600 mil al año. 


Este 25 de noviembre en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Argentina debate en tonos verdes. Interrupción del embarazo, acceso a la salud, libertad de elección y Estado laico son claves de un país en vías a la erradicación de la violencia de género