icon

Daraa desnuda los límites de Rusia en Siria, casi Estado fallido

Sarah Dadouch escribió desde Beirut (Líbano) en The Washington Post: "La violencia ha estallado en las últimas semanas en una ciudad siria estratégica, entre fuerzas gubernamentales y ex rebeldes que se enfrentan en medio de una ola de asesinatos, revelando la dificultad que enfrenta el presidente Bashar al-Assad para mantener el control sobre áreas que dice haber pacificado.

La ciudad suroccidental de Daraa se considera la cuna de la revolución siria porque es donde estalló la primera manifestación contra el gobierno en 2011. Y 7 años más tarde, después de que las protestas pacíficas se convirtieran en una devastadora guerra civil, las fuerzas sirias respaldadas por Rusia recuperaron Daraa, izaron la bandera nacional e introdujeron un programa de “reconciliación” con los combatientes rebeldes.

Pero la disidencia continuó hirviendo a fuego lento en Daraa, incluso cuando las fuerzas gubernamentales llevaron su batalla a otros frentes. Y la agitación de las últimas semanas se ha convertido en el más reciente desafío a la autoridad de Assad, que ya estaba bajo la presión de una crisis económica paralizante y la creciente disensión dentro de las filas de sus aliados tradicionales."

El asesinato

El ex comandante rebelde, Adham al-Karad, y 4 de sus compañeros fueron asesinados en Daraa, y regresó la violencia, según informes de medios de oposición.

Presionado por los incidentes en una zona que se suponía "pacificada", Assad acordó liberar a 62 personas que habían sido arrestadas por "incidentes en la provincia", informó el periódico progubernamental al-Watan hace 2 semanas.

Pero luego, la 4ta. División del ejército, encabezada por el hermano de Assad, Maher, avanzó provocando enfrentamientos con excombatientes rebeldes, quienes entonces cerraron las carreteras que conducen a la ciudad para evitar el avance de los militares. Darra quedó incomunicada.

Días después, hubo un ataque a un cercano puesto de control de inteligencia de la fuerza aérea y la 4ta. División inició una batalla muy fuerte por el control de Daraa.

3 especulaciones

Luego, 9 exrebeldes que habían aceptado unirse al ejército sirio y otros 7 que habían regresado a la vida civil fueron asesinados, según Mohammed al-Sharaa, miembro de la Oficina de Documentación de los Mártires de Daraa. 

** Una especulación es que fueron soldados gubernamentales que ajustaron cuentas con ex adversarios.

** Otra especulación es que fueron rebeldes que se sienten traicionados por antiguos compañeros.

** Y otra especulación habló de militantes del Estado Islámico, dispuestos a instalar el caos.

La Oficina de Documentación, un grupo de monitoreo con sede en Bélgica, ha tratado de hacer una crónica de los sucesos, informando que 193 excombatientes rebeldes que habían depuesto sus armas han sido asesinados en Daraa desde que las fuerzas gubernamentales volvieron a tomar la ciudad en julio de 2018. 

En Daraa más de 200 civiles más han muerto, algunos bajo tortura, informó el grupo.

** Es cierto que en Siria, los rebeldes no transitan ya por el país sino que permanecen aislados en determinadas localidades.

** También es cierto que no hay otro presidenciable que ponga en riesgo los 50 años que lleva el clan Assad en el poder.

** Es cierto que es mejor Assad en el poder que Ejército Islámico o al-Qaeda.

** Pero también lo es que no hay pacificación confiable en Siria en estas condiciones.

Una historia

2 años atrás, la batalla de 1 semana por Daraa fue excepcionalmente feroz. Después de que la oposición fue derrotada, algunos rebeldes optaron por empacar y amontonarse en los ómnibus verdes enviados por el gobierno para reubicar a los combatientes y sus familias en Idlib, enclave controlado por los rebeldes en el noroeste de Siria.

Otros combatientes optaron por quedarse y hasta aceptaron acuerdos de reconciliación.

Inclusive algunos se unieron al 5to. Cuerpo del ejército sirio patrocinado por Rusia para luchar contra el Estado Islámico. 

El gobierno anunció cerca de 1.000 acuerdos de reconciliación en Daraa en 1 solo día.

Pero los acuerdos en Daraa no pusieron fin a la resistencia. 

Muchos ex comandantes rebeldes y combatientes se han mantenido abiertamente desafiantes al gobierno.

Las tensiones

La guerra civil siria lleva 9 años.

Assad necesito de los rusos, los iraníes y Hezbollah para ganarla pero no ha finalizado. Y las tensiones regresan, inclusive dentro de la coalición triunfante.

The Washington Post recuerda que la violencia en Daraa erosiona la invitación de Assad al regreso de los sirios a los territorios controlados por el gobierno. 

En especial limita la promesa de que nadie sufrirá venganzas.

Durante una conferencia en Damasco en noviembre, los funcionarios sirios culparon a los medios árabes regionales por la imagen demasiado negativa.

¿Cómo explican Daraa?

La "proclamada victoria militar del gobierno sirio y el regreso físico de sus instituciones no significa la restauración de la seguridad y la estabilidad", dijo Abdullah al-Jabassini, académico no residente del Middle East Institute. "La situación en Daraa contradice la narrativa ideal del 'retorno del Estado'".

Aún hay una oposición violenta que puede poner en jaque el control del territorio que ha recuperado el gobierno. 

En especial hay agravios no resueltos y ajustes de cuentas, una abundancia de armas disponibles y la ira local contra las milicias iraníes y el grupo militante libanés Hezbollah.

2 meses después de que las fuerzas de Assad recuperaran Daraa, el gobierno reabrió el cruce con Jordania, buscando restaurar una ruta comercial que fue altamente rentable en el pasado.

El interrogante es si habrá marcha atrás en todo esto.

Daraa no consigue recuperar la normalidad que perdió hace 9 años. ¿Siria es otro Estado fallido?

Sarah Dadouch escribió desde Beirut (Líbano) en The Washington Post: "La violencia ha estallado en las últimas semanas en una ciudad siria estratégica, entre fuerzas gubernamentales y ex rebeldes que se enfrentan en medio de una ola de asesinatos, revelando la dificultad que enfrenta el presidente Bashar al-Assad para mantener el control sobre áreas que dice haber pacificado.

La ciudad suroccidental de Daraa se considera la cuna de la revolución siria porque es donde estalló la primera manifestación contra el gobierno en 2011. Y 7 años más tarde, después de que las protestas pacíficas se convirtieran en una devastadora guerra civil, las fuerzas sirias respaldadas por Rusia recuperaron Daraa, izaron la bandera nacional e introdujeron un programa de “reconciliación” con los combatientes rebeldes.

Pero la disidencia continuó hirviendo a fuego lento en Daraa, incluso cuando las fuerzas gubernamentales llevaron su batalla a otros frentes. Y la agitación de las últimas semanas se ha convertido en el más reciente desafío a la autoridad de Assad, que ya estaba bajo la presión de una crisis económica paralizante y la creciente disensión dentro de las filas de sus aliados tradicionales."

El asesinato

El ex comandante rebelde, Adham al-Karad, y 4 de sus compañeros fueron asesinados en Daraa, y regresó la violencia, según informes de medios de oposición.

Presionado por los incidentes en una zona que se suponía "pacificada", Assad acordó liberar a 62 personas que habían sido arrestadas por "incidentes en la provincia", informó el periódico progubernamental al-Watan hace 2 semanas.

Pero luego, la 4ta. División del ejército, encabezada por el hermano de Assad, Maher, avanzó provocando enfrentamientos con excombatientes rebeldes, quienes entonces cerraron las carreteras que conducen a la ciudad para evitar el avance de los militares. Darra quedó incomunicada.

Días después, hubo un ataque a un cercano puesto de control de inteligencia de la fuerza aérea y la 4ta. División inició una batalla muy fuerte por el control de Daraa.

3 especulaciones

Luego, 9 exrebeldes que habían aceptado unirse al ejército sirio y otros 7 que habían regresado a la vida civil fueron asesinados, según Mohammed al-Sharaa, miembro de la Oficina de Documentación de los Mártires de Daraa. 

** Una especulación es que fueron soldados gubernamentales que ajustaron cuentas con ex adversarios.

** Otra especulación es que fueron rebeldes que se sienten traicionados por antiguos compañeros.

** Y otra especulación habló de militantes del Estado Islámico, dispuestos a instalar el caos.

La Oficina de Documentación, un grupo de monitoreo con sede en Bélgica, ha tratado de hacer una crónica de los sucesos, informando que 193 excombatientes rebeldes que habían depuesto sus armas han sido asesinados en Daraa desde que las fuerzas gubernamentales volvieron a tomar la ciudad en julio de 2018. 

En Daraa más de 200 civiles más han muerto, algunos bajo tortura, informó el grupo.

** Es cierto que en Siria, los rebeldes no transitan ya por el país sino que permanecen aislados en determinadas localidades.

** También es cierto que no hay otro presidenciable que ponga en riesgo los 50 años que lleva el clan Assad en el poder.

** Es cierto que es mejor Assad en el poder que Ejército Islámico o al-Qaeda.

** Pero también lo es que no hay pacificación confiable en Siria en estas condiciones.

Una historia

2 años atrás, la batalla de 1 semana por Daraa fue excepcionalmente feroz. Después de que la oposición fue derrotada, algunos rebeldes optaron por empacar y amontonarse en los ómnibus verdes enviados por el gobierno para reubicar a los combatientes y sus familias en Idlib, enclave controlado por los rebeldes en el noroeste de Siria.

Otros combatientes optaron por quedarse y hasta aceptaron acuerdos de reconciliación.

Inclusive algunos se unieron al 5to. Cuerpo del ejército sirio patrocinado por Rusia para luchar contra el Estado Islámico. 

El gobierno anunció cerca de 1.000 acuerdos de reconciliación en Daraa en 1 solo día.

Pero los acuerdos en Daraa no pusieron fin a la resistencia. 

Muchos ex comandantes rebeldes y combatientes se han mantenido abiertamente desafiantes al gobierno.

Las tensiones

La guerra civil siria lleva 9 años.

Assad necesito de los rusos, los iraníes y Hezbollah para ganarla pero no ha finalizado. Y las tensiones regresan, inclusive dentro de la coalición triunfante.

The Washington Post recuerda que la violencia en Daraa erosiona la invitación de Assad al regreso de los sirios a los territorios controlados por el gobierno. 

En especial limita la promesa de que nadie sufrirá venganzas.

Durante una conferencia en Damasco en noviembre, los funcionarios sirios culparon a los medios árabes regionales por la imagen demasiado negativa.

¿Cómo explican Daraa?

La "proclamada victoria militar del gobierno sirio y el regreso físico de sus instituciones no significa la restauración de la seguridad y la estabilidad", dijo Abdullah al-Jabassini, académico no residente del Middle East Institute. "La situación en Daraa contradice la narrativa ideal del 'retorno del Estado'".

Aún hay una oposición violenta que puede poner en jaque el control del territorio que ha recuperado el gobierno. 

En especial hay agravios no resueltos y ajustes de cuentas, una abundancia de armas disponibles y la ira local contra las milicias iraníes y el grupo militante libanés Hezbollah.

2 meses después de que las fuerzas de Assad recuperaran Daraa, el gobierno reabrió el cruce con Jordania, buscando restaurar una ruta comercial que fue altamente rentable en el pasado.

El interrogante es si habrá marcha atrás en todo esto.