icon

Crean nuevos antibióticos para tratar infecciones multirresistentes

Científicos europeos llevan más de 6 años diseñando una solución al problema de la resistencia a fármacos, un problema global que puede causar 10 millones de muertes anuales hacia el 2050, sobre todo por enfermedades respiratorias, sexuales y urinarias.

El uso indebido y excesivo de fármacos en humanos, animales y la agricultura son los principales impulsores de la resistencia a los antimicrobianos, que incluyen antivirales, antifúgicos y antibióticos, entre otros.

La resistencia de las bacterias a los antibióticos es un problema creciente a nivel global. Sumado a las dificultades médicas y de salud, también aparecen los retos científicos y económicos que implican desarrollar un nuevo fármaco.


Por ejemplo, cada año 480 mil personas presentan tuberculosis multirresistente. La situación también es alarmante respecto al VIH, a la gripe y al paludismo, según la OMS.


En este contexto, un equipo de la Universidad de Barcelona (UB) sintetizó y desarrolló uno de los siete compuestos que han conseguido llegar a la fase final del proyecto ENABLE (European Gram Negative Antibacterial Engine). 


Se trata de un programa cuyo objetivo es desarrollar nuevos antibióticos para el tratamiento de enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes y multirresistentes. 


Desde su inicio en 2014, ENABLE evaluó 25 moléculas sintetizadas por centros de investigación europeos. El prometedor fármaco desarrollado por la UB está basado en un compuesto natural de la familia de las polimixinas, un antibiótico producido de manera natural por la bacteria Paenibacillus polymyxa.

 

Las polimixinas son medicamentos de último recurso, que se utilizan cuando el resto de antibióticos no funcionan, ya que además son tóxicos principalmente en los riñones. 

 

El innovador compuesto de la UB pretende evitar estos efectos negativos mediante la modificación de su estructura para facilitar su metabolización y eliminación una vez el compuesto ha ejercido su actividad antimicrobiana. 


"Las pruebas de nefrotoxicidad en ratones que hemos llevado a cabo en el marco de ENABLE demuestran que el compuesto es eficaz y que no se acumula en el riñón", destacó Francesc Rabanal, autor principal.

 

Además, según los primeros resultados, el compuesto ha mostrado eficacia y menor toxicidad contra las bacterias causantes de infecciones hospitalarias, que son amenazas “urgentes” según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y Europa.



Fuente: NCYT