10 + leídas del dia


icon

Maduro libera la cuarentena en plena carrera electoral y por dolarizar

Mientras se termina de definir el dilema bolívar -dólar, en Venezuela se preparan para salir del confinamiento, una estrategia del Gobierno para reanimar la economía y hacerle frente al disgusto social y político justo en un momento de extrema tensión electoral, por las legislativas. Será un diciembre sin cuarentena, y con un dólar que cada vez pesa más que la moneda nacional: Ya no quieren los bolívares ni para las tortas de cumpleaños.

Desde el 1° de diciembre queda liberada Venezuela del confinamiento, justo días antes de las elecciones legislativas. No es casualidad. El descontento social y la crisis económica también lo demandaban. Mientras tanto, la dolarización sigue estando en un limbo legal, aunque el dólar ya está liberado, de facto, hasta para comprar panchos, perros calientes o hot dog.

En medio de un estado general de empobrecimiento, Venezuela se alista para salir de la cuarentena, y también para liberar el dólar, bueno, que sea legal, porque ya en la práctica está liberado.

Será desde el 1° de diciembre cuando las actividades económicas queden liberadas, además de las restricciones en el comercio y los desplazamientos, según lo decretado por el Gobierno Nacional.

“Estamos en medio de la Navidad, queremos compartir trabajo, ganancias, regalos, amor, perdón, encuentro y reencuentro con las familias, amigos y amigas. La Navidad es la época más bonita de todo el año es una época de espiritualidad y más en este año 2020”, indicó el presidente Nicolás Maduro, mientras anunciaba la 'Cajita feliz'.

La medida apunta, sin duda, a tres cuestiones: minimizar el desgaste social por la pandemia, reanimar la economía, y calmar el descontento político de parte y parte, pues tanto oposición como chavismo están en la cuerda floja.

Justamente, y como en otras ocasiones, el plan se pondrá en marcha antes del próximo proceso electoral. Algo que viene de los tiempos de Chávez.


Descontento de parte y parte

No es casualidad que la cuarentena llegue a su fin (temporalmente) en Venezuela, justo en el mes de diciembre.

Tiene mucho que ver con las elecciones legislativas del 06/12. La única trinchera que tenía en su poder la oposición se llama Asamblea Nacional, o se llamaba, ya lo veremos.

Pero, el chavismo necesita movilizar su base, porque el descontento político es hacia ambos bandos, por eso quedarán libres de confinamiento.

La encuesta realizada en septiembre por la firma Datanálisis recoge que un 62,2% de los venezolanos no apoya, ni al Ejecutivo del sucesor de Hugo Chávez, ni la gestión de la oposición encabezada por Guaidó.

Ya se entiende mejor por qué liberarán las restricciones en medio de la pandemia.

Dolarización en el limbo (legal)

Mientras tanto, a pesar del estancamiento del conflicto político y la economía, el dólar se hace cada vez más pesado en una Venezuela, prácticamente, bimonetaria.

Piensa ser liberado, todo en el contexto de la Ley Anti-bloqueo, un instrumento diseñado para ofrecer ventajas a los capitales que se arriesguen a invertir en el país.

D hecho, ya directivos del Banco Central de Venezuela se reunieron con representantes de la banca privada para discutir una política de captación de depósitos que regule el peso del dólar como la verdadera moneda del país. 

En la práctica, ya lo es, pero la dolarización se encuentra en un limbo legal. 

Al tiempo que resuelven ese dilema, el 66% de la economía ya pasa completamente por la divisa estadounidense, de acuerdo a los cálculos de firmas privadas.


Liberada, pero de la cuarentena

Ahora bien, respecto al proceso de flexibilización, ya se venía dando una semana de por medio.

Pero nada como ahora.

Desde la última semana, se han autorizado los paseos recreativos y han reabierto parques metropolitanos y plazas.

Así como, quedaron autorizadas las aperturas de algunas rutas de vuelos nacionales, como Caracas y Maracaibo. Además de algunos destinos internacionales aislados, entre ellos: Estambul, Teherán, La Habana y Panamá. 

Hasta hace apenas dos semanas era imposible salir del país.

Ahora, Venezuela quedará libre, pero de confinamiento.

Vale destacar que, desde el comienzo de la cuarentena, en marzo, la emergencia sanitaria por el coronavirus ha dejado en el país casi 100.000 casos y 871 muertes, según datos oficiales.