icon

Cualquiera puede tener un misil y Ansarolá es un ejemplo con un mensaje a Israel

Los hutíes o huzíes son un grupo insurgente zaidí chiita —aunque incluye a suníes​— que opera en Yemen y se llamann a sí mismos Ansarolá, que quiere decir "partidarios de Dios". El lunes 23/11, esta milicia yemení atacó con un misil Quds 2, de producción nacional, la estación de distribución de Aramco en la ciudad de Yida, en el oeste de Arabia Saudí. Un vocero de Ansarolá, de Yemen, señaló que el misil Quds 2 que golpeó la petrolera saudí Aramco es capaz de alcanzar los territorios ocupados palestinos. El golpe coincidió con la visita secreta de Benjamín Netanhyau a Riad, capital de Arabia Saudita.

Un misil Quds, de fabricación local yemení, exhibido en una feria militar celebrada en algún lugar de Yemen. El Ejército yemení presentó un nuevo arsenal de misiles y drones que tendrán un “profundo impacto” en el equilibrio de poder actual en la región.

Dato 1: La misilística ya es un commodity. Cualquiera puede tener misiles. En breve, la energía atómica será un commodity. El mundo ha cambiado y los estándares del pasado ya no sirve. El nuevo arsenal yemení incluye misiles con alas ‘Quds 1’, aviones no tripulados (drones) de reconocimiento de alta altitud ‘Sammad 1’ (Invencible 1), de resistencia ‘Sammad 3’ y de combate Qasef K-2, todos fabricados por expertos yemeníes. Los drones Sammad 3 y Qasef K-2 ya han sido utilizados en las operaciones contra los objetivos en Arabia Saudí, pero hasta ahora no se habían presentado formalmente a la opinión pública.

Dato 2: Yeda o Yida (en inglés es Jeddah), es la ciudad más grande N°2 de Arabia Saudita, en el emirato de La Meca. En 2014, la Unesco proclamó el centro histórico de Yeda como Patrimonio de la Humanidad. Su puerto marítimo es el más importante del país. En la ciudad se construye la Jeddah Tower, que será junto a la Dubai Creek Tower la estructura más alta de la historia.

Dato 3: Eilat es la más meridional de las ciudades de Israel, con un importante puerto, en la región sur del desierto del Néguev, junto al pueblo egipcio de Taba y la ciudad portuaria jordana de Aqaba al este, y cruzando el golfo, Arabia Saudita. Las playas de la ciudad, la vida nocturna y los paisajes del desierto lo convierten en un destino popular para el turismo nacional e internacional.

** Dato 4: Yemen vive un conflicto desde que la coalición liderada por Arabia Saudita intervino en marzo de 2015 para restaurar al gobierno derrocado en la capital por fuerzas hutíes alineadas con Irán a fines de 2014. Los hutíes dicen que están luchando contra un sistema corrupto.

Qué pasó

Fuerzas yemeníes hutíes dispararon un misil que alcanzó un centro de distribución de la petrolera Saudi Aramco en la ciudad de Yidda, en el Mar Rojo de Arabia Saudita.

El portavoz de los hutíes, Yahya Sarea, advirtió que las empresas extranjeras y los residentes en Arabia Saudita deben tener cuidado ya que “las operaciones continuarán”.

La ofensiva se realizó, dijeron, en respuesta a acciones de la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen.

El portavoz publicó una imagen satelital con la etiqueta “planta Saudi Aramco en norte de Yidda”. Google Maps muestra una instalación que coincide con esa imagen y descripción en las afueras del norte de Yidda.

Palestina

El portavoz del Ejército hutí, el teniente general Yahya Sari, destacó que su nuevo misil, que impactó con alta precisión el blanco apuntado, entró recientemente en servicio, después de pasar exitosas pruebas prácticas en el territorio saudí.

“Se prevé mejorar el alcance del misil que golpeó Yida para que pueda llegar hasta el puerto de la ciudad de Eilat”, en el sur de los territorios palestinos ocupados por Israel, dijo Abdul Wahab al-Mahbashi, un miembro del Consejo Político del movimiento popular Ansarolá.

Los expertos en temas militares destacan las capacidades misilísticas de Yemen, cuyos misiles han impactado anteriormente hasta en tierras remotas en el noroeste de Arabia Saudí.

“Todas las naciones de la región deberían estar al lado de los pueblos de Yemen y Palestina, para que puedan hacer frente a los agresores”, ha remarcado Al-Mahbashi.

Las fuerzas yemeníes han atacado en varias ocasiones con misiles y drones la petrolera saudí Aramco, empresa que controla el pulso económico de la monarquía árabe, y advierten a los saudíes de más ataques de represalia si no ponen fin a su agresión y el bloqueo contra el país más pobre del mundo árabe.

En uno de los casos más severos, las fuerzas yemeníes atacaron en septiembre de 2019 instalaciones petroleras vitales ubicadas en el este de Arabia Saudí. Los ataques provocaron “una suspensión temporal de la producción en las plantas de Abqaiq y Khurais”. Condujo a la interrupción de aproximadamente 5,7 millones de barriles de crudo, o alrededor del 50% de la producción total.