icon

Encuentro secreto de Netanyahu y el jefe del Mossad, Yossi Cohen, con el príncipe Salman y Pompeo

El primer ministro Benjamin Netanyahu y el jefe del Mossad, Yossi Cohen, se reunieron con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en la localidad turística futurística Neom, Arabia Saudita, el domingo, confirmaron fuentes israelíes. Netanyahu utilizó un avión privado del empresario Udi Angel, que ha utilizado para viajes diplomáticos anteriores. El avión salió de Israel a las 17:00 del domingo y regresó después de la medianoche.

En su despedida como secretario de Estado, Mike Pompeo, intenta concretar la negociación que le faltaba para modificar la relación de fuerzas en Medio Oriente.

El viaje se mantuvo en secreto, y Benjamín Netanyahu no informó al ministro de Defensa, Benny Gantz, ni al ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, antes de que tuviera lugar.

"Gantz está haciendo política mientras el primer ministro hace las paces", tuiteó el asesor de redes sociales de Netanyahu cuando salieron los informes de la visita.

Entonces, Netanyahu, voló en secreto a Arabia Saudita para reunirse con el príncipe heredero Mohammed bin Salman (MBS) y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Un miembro del gabinete de Netanyahu y del partido Likud confirmó el lunes los informes de que el líder israelí había celebrado una reunión en Arabia Saudita, calificándola de "logro asombroso".

"El hecho mismo de que la reunión sucedió, y se reveló públicamente, incluso si ahora es medio oficial, es un asunto de gran importancia", dijo el ministro de Educación, Yoav Gallant, a Army Radio cuando se le preguntó sobre la visita.

La agenda

La reunión del domingo marcó el primer encuentro conocido entre altos funcionarios israelíes y saudíes, en medio de un impulso de Estados Unidos para convencer a los países árabes de normalizar los lazos con Israel.

El lunes temprano, la radio pública Kan de Israel y la Radio del Ejército dijeron que el jefe del Mossad, Yossi Cohen, también asistió a la reunión, que supuestamente se celebró en Neom, en la costa del Mar Rojo de Arabia Saudita.

La oficina de Netanyahu y la embajada de Estados Unidos en Israel no hicieron comentarios de inmediato. Tampoco ha habido comentarios del gobierno saudí.

Según el diario israelí Haaretz, los datos de seguimiento de la aviación mostraron que un avión privado había realizado un breve viaje desde Tel Aviv a Neom, donde MBS y Pompeo tenían una reunión programada el domingo.

Los sitios web de seguimiento de vuelos mostraron que el avión estuvo en tierra durante aproximadamente dos horas antes de regresar a Israel aproximadamente media hora después de la medianoche.

El jet, según Haaretz, es el mismo avión privado que Netanyahu tomó varias veces para sus visitas al presidente ruso Vladimir Putin.

Agenda

Neom, una nueva ciudad en el norte de Arabia Saudita en el Mar Rojo destinada a mostrar el avance tecnológico de Arabia Saudita, es el lugar de la expectativa sobre lo que ocurrira ahora.

Arabia Saudita solo ha permitido a Israel volar sobre su espacio aéreo.

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores saudí, el príncipe Faisal bin Farhal Al Saud, dijo que la normalización con Israel solo llegaría después de "un acuerdo de paz permanente y completo entre palestinos e israelíes, incluido el establecimiento de un estado palestino en las fronteras de 1967".

El ministro dijo que su país ha "apoyado la normalización con Israel durante mucho tiempo", y señaló que fueron los autores de la Iniciativa de Paz Saudita que haría que el mundo árabe estableciera vínculos con Israel a cambio de su visión de una solución de dos estados.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mencionó la posibilidad de que Arabia Saudita se uniera a los Acuerdos de Abraham que Israel firmó con otros Estados del Golfo, pero poco después, surgieron informes de una división generacional, por la cual el rey Salman, de 84 años, se mantuvo leal a la tradicional posición saudí con respecto a la normalización y los palestinos, mientras que MBS, de 35 años, apoya lazos abiertos con Israel.

Sin embargo, poco después, el príncipe saudí Bandar bin Sultan al Saud, antiguo embajador en USA, concedió una entrevista al canal de noticias respaldado por Arabia Saudita, Al-Arabiya, en el que criticó duramente al liderazgo palestino.

Pompeo

Pompeo ha intentado persuadir a la potencia del Golfo para que siga a sus vecinos, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, para establecer relaciones formales con Israel, un acercamiento construido en gran medida sobre las preocupaciones compartidas sobre Irán.

Durante una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita el mes pasado, Pompeo instó a los saudíes a considerar la normalización de las relaciones con Israel.

"Esperamos que Arabia Saudita también considere la posibilidad de normalizar sus relaciones y queremos agradecerles la ayuda que han recibido hasta ahora en el éxito de los Acuerdos de Abraham", dijo Pompeo.