icon

Todos quieren ser Zoom

Luego de Whatsapp/Facebook y Google, también Microsoft intenta destronar a Zoom, que sigue acumulando novedades para alcanzar el nivel de 'estándar', que es lo que blinda a cualquier tecnología.

Zoom alcanzó una cotización de US$ 140.000 millones, superando a ExxonMobil, que fue la empresa más grande de USA por capitalización de mercado. Mientras el precio de la acción de Zoom aumentó 658%, el de ExxonMobil cayó 55%. Zoom registró ganancias trimestrales por US$ 663 millones y ExxonMobil registró, por primera vez en su historia, 3 trimestres consecutivos de pérdidas.

Microsoft lanzó en su aplicación Teams una opción que permite realizar videollamadas durante todo el día de forma gratuita, siempre que se use en versión navegador.

Para unirse a las llamadas no será necesario tener una cuenta de Microsoft ni siquiera la aplicación Microsoft Teams instalada para unirse a las llamadas. Sólo es necesario usar un navegador web. 

Para organizar reuniones, basta con visitar la nueva web de Microsoft Teams e iniciar sesión. Una vez creada la reunión, se debe compartir el enlace a aquellas personas que participarán.

Microsoft anunció que se podrán crear chats grupales de hasta 250 personas.

Los usuarios podrán sincronizar sus chats desde el teléfono móvil al computador, así como cargar y compartir fotos y videos desde el computador en cualquier chat personal o grupal.

Antes, otro intento de quitarle mercado a Zoom lo emprendió Meet, que Google decidió popularizar, quitándole la exclusividad que tenía para Google Suite.

Y en forma simultánea, Whatsapp integró Messenger Rooms, la herramienta presentada por Facebook, que permite realizar videollamadas de a 50 personas.

Así los usuarios de WhatsApp pueden participar de videollamadas de Messenger Room desde la aplicación de mensajería, tanto en la versión móvil como de escritorio.

Además Facebook sumó a Instagram a Messenger Rooms, dentro de la solapa de Instagram Direct.

¿Pudieron destronar a Zoom? Hasta ahora, no.

Novedades

Zoom tuvo problemas de seguridad que tuvo que corregir y sin embargo sigue liderando ampliamente el nicho.

Al respecto, Zoom anunció novedades disponibles en los clientes de escritorio Mac, PC y Linux, y en las apps para Android e iOS:

** Suspender las actividades de los participantes
Bajo el icono de Seguridad, los anfitriones y coanfitriones tienen ahora la opción de pausar temporalmente su reunión y eliminar a un participante que esté molestando o interrumpiendo la conversación. Al hacer clic en "Suspender las actividades de los participantes", se detendrá todo el vídeo, el audio, el chat durante la reunión, la anotación, el intercambio de pantalla y la grabación durante ese tiempo, y se terminarán las salas de descanso.

Se preguntará a los anfitriones o coanfitriones si desean informar sobre un usuario de su reunión, compartir algún detalle y, opcionalmente, incluir una captura de pantalla. Una vez que hagan clic en "Enviar", el usuario reportado será eliminado de la reunión, y el equipo de Confianza y Seguridad de Zoom será notificado.

Los anfitriones y co-anfitriones pueden reanudar su reunión reactivando individualmente las funciones que les gustaría utilizar. Zoom también les enviará un correo electrónico después de la reunión para reunir más información. La función de Suspender las Actividades de los Participantes está habilitada por defecto para todos los usuarios gratuitos y de pago de Zoom.

** Informe de los participantes
Los anfitriones y coanfitriones ya pueden informar de los usuarios desde el icono de Seguridad, pero ahora los participantes de la reunión también pueden informar de un usuario problemático directamente desde el cliente de Zoom haciendo clic en la insignia de Seguridad de la parte superior izquierda. Los propietarios y administradores de cuentas pueden habilitar las capacidades de reporte para los no anfitriones en sus configuraciones web.

** Notificador de reuniones en riesgo
Para mantener segura una reunión de Zoom lo más seguro es “no compartir nunca su identificación o contraseña de la reunión en ningún foro público, incluidos los medios sociales”.

De lo contrario, Zoom despliega un Notificador de Reuniones en Riesgo para escanear los mensajes de los medios sociales públicos y otros sitios web en busca de enlaces de Reuniones de Zoom compartidos públicamente. Cuando la herramienta detecta una reunión que parece tener un alto riesgo de ser interrumpida, automáticamente alerta al propietario de la cuenta por correo electrónico y le aconseja qué hacer.

Estos pasos podrían incluir la eliminación de la reunión vulnerable y la creación de una nueva con un nuevo ID de reunión, la habilitación de configuraciones de seguridad o el uso de otra solución de Zoom, como Zoom Video Webinars u OnZoom. Si recibe un correo electrónico, es fundamental tomar medidas antes que se interrumpa la reunión.

Un caso complicado

Precisamente una reunión confidencial en Zoom de los ministros de Defensa europeos fue perforada por un periodista holandés: Daniël Verlaan descubrió un identificador y parte de un código confidencial mientras analizaba una imagen publicada en Twitter por el ministro de Defensa holandés Ank Bijleveld.

Es obvio que no fue Zoom el culpable sino el ministro Bijleveld, y se ignora por qué motivo los ministros no aplicaron la nueva posibilidad de suspender la actividad del intruso.

Bijleveld apareció en una ventana y el jefe de política exterior, el epañol Josep Borrell le dijo: "¿Sabes que has estado ingresando a una conferencia secreta?".

"Sí, sí. Lo siento. Soy un periodista de los Países Bajos. Lamento interrumpir su conferencia", respondió Verlaan, entre risas de los funcionarios. "Me iré de aquí." 

"Sabes que es un delito, ¿eh?" respondió Borrell. "Será mejor que cierres la sesión rápidamente antes de que te llegue la policía".

El 1er. ministro holandés Mark Rutte recordó, luego, que los "ministros deben cuidar lo que muestran en una red social" tal como Twitter.

Una fuente diplomática de la UE dijo que “es imperativo fortalecer la seguridad de las comunicaciones de las instituciones”.

Esto es relativo. Lo que es imperativo es que los funcionarios comprendan la necesidad de tomar en serio las normas de seguridad existentes.