icon

Xi Jinping propone un QR global como estándar para los viajes entre países

La óptica de la prensa gubernamental china es que su líder, Xi Jinping, en la reunión virtual de los líderes del G20, "reiteró su determinación de salvaguardar el multilateralismo y apoyar las reformas de la OMC (Organización Mundial de Comercio), al tiempo que prometió una gran contribución a la reconstrucción posterior al coronavirus, en la cooperación transfronteriza, e impulso al crecimiento". En ese contexto, Xi le dijo al G20 que los países deben estandarizar los procedimientos y abrir vías rápidas para ayudar a que las personas vuelvan a moverse, y llegamos al QR.

QR ya tiene en uso un QR de colores para habilitar los viajes domésticos e internacionales.

Un código QR (del inglés 'Quick Response' o "código de respuesta rápida") es la evolución del código de barras. Fue creado en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota. 

Los códigos QR contienen información que los teléfonos inteligentes pueden escanear y leer. 

Son de uso generalizado en China pero no está claro si otros países querrían suscribirse a dicho sistema como una forma de probar y rastrear a las personas.

El presidente chino, Xi Jinping, ha propuesto utilizar en forma global un sistema de código QR para permitir el movimiento transfronterizo de personas en medio la pandemia del coronavirus, explicó Karen Yeung desde el South China Morning Post.

Esto es complicadísimo para la cuestión de las libertades individuales porque habría un control global del desplazamiento de las personas, instalando además un procedimiento que institucionaliza la pandemia en la pospandemia.

Con el argumento de la salud global están ocurriendo situaciones complejas en el mundo. Por ejemplo, la 'ley mordaza' de Emmanuel Macron, en Francia, que impide a periodistas filmar y circular durante las represiones gubernamentales.

La explicación

Xi dijo que un mecanismo global que involucre el reconocimiento mutuo de certificados de salud, incluidos los resultados de las pruebas de ácido nucleico en forma de códigos QR, podría usarse para permitir los viajes transfronterizos.

"Esperamos que más países se unan a este mecanismo", dijo Xi, según una transcripción publicada por la agencia estatal de noticias Xinhua.

"Necesitamos estandarizar aún más las políticas y establecer vías rápidas para facilitar el flujo ordenado de personas", agregó Xi.

La propuesta es parte de las sugerencias de China sobre lo que se debe hacer para hacer frente a la pandemia. 

Xi también repitió que China estaba dispuesta a compartir sus vacunas con el resto del mundo.

Los países tienen diferentes reglas de cuarentena e ingreso de pasajeros extranjeros, lo que dificulta los viajes transfronterizos. Algunos hablan de abrir “burbujas de viaje” para facilitar el movimiento.

Sin embargo, las "burbujas de viaje" pueden ser frágiles. Hong Kong tuvo que suspender su plan con Singapur durante 2 semanas, 1 día antes de que se esperara que surtiera efecto, a causa de una 4ta. ola de infecciones en la ciudad.

Procedimiento

China ha controlado en gran medida el coronavirus y tiene pocas restricciones de viaje nacionales. Pero los códigos QR de teléfonos móviles para probar el estado de salud y los registros de viaje son obligatorios desde febrero. 

Un código QR verde significa que el titular está sano y puede viajar, mientras que un código amarillo o rojo significa que la persona debe estar en cuarentena.

Según los informes, el gobierno de Hong Kong se está preparando para implementar un sistema de código QR para allanar el camino para que los residentes de Hong Kong ingresen al continente sin una cuarentena obligatoria de 14 días. 

Es posible que se requiera una prueba de ácido nucleico para el código propuesto y, si el resultado de la prueba es negativo, el solicitante podría solicitar un código de salud QR en un sistema en línea. 

Sin embargo, un código de salud de este tipo ha suscitado preocupación entre algunos sobre posibles filtraciones de información personal crítica.

Por ahora, China continental tiene un estricto sistema de cuarentena y control de entrada.

A partir de este mes, China ha endurecido significativamente sus requisitos de entrada al agregar una prueba de anticuerpos IgM Covid-19.

La mayoría, si no todos, los ciudadanos chinos y extranjeros que vuelan al país deben presentar resultados negativos en las pruebas de ácido nucleico y de anticuerpos IgM administradas 48 horas antes del embarque.

Las 2 pruebas también son necesarias para los vuelos de tránsito, descartando efectivamente los vuelos de transferencia al país porque ningún aeropuerto internacional puede ofrecer tales servicios a los pasajeros.

Anteriormente, los pasajeros con destino a China solo debían mostrar un resultado negativo en una prueba de ácido nucleico realizada 72 horas antes del embarque, así como someterse a 14 días de cuarentena a su llegada.