icon

El mundo se está quedando sin tratamientos efectivos para enfermedades comunes

Del 18 al 24 de noviembre es la Semana Mundial de Concienciación sobre los Antimicrobianos. Se busca incentivar la preservación de los medicamentos antimicrobianos y combatir la resistencia que se está generando en la población global.

“La resistencia a los antimicrobianos es uno de los mayores desafíos para la salud de nuestro tiempo y no podemos dejar que nuestros niños lo resuelvan”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

El uso indebido y excesivo de antimicrobianos en humanos, animales y la agricultura son los principales impulsores de la resistencia a los antimicrobianos, que incluyen antivirales, antifúgicos y antibióticos, entre otros.


De esta forma, bacterias, hongos, virus y parásitos se alteran al exponerse a los fármacos y se vuelven resistentes. Como resultado, los medicamentos se vuelven ineficaces y las infecciones persisten en el organismo, lo que incrementa el riesgo de propagación a otras personas.

Esta es una de las amenazas más urgentes del mundo para la salud humana, animal, vegetal y ambiental, según la Organización Mundial de la Salud. 

Además, este problema conduce al aumento del precio de la atención médica, a más hospitalizaciones, más tratamientos que fracasan y más mortalidad.

Por eso, hoy la OMS comunicó la creación de un grupo de líderes mundiales que promoverán acciones urgentes para combatir el problema y garantizar la disponibilidad de medicamentos importantes para el futuro. 

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y la OMS lanzaron hoy el nuevo Grupo de Líderes Globales One Health, sobre la resistencia a los antimicrobianos (HYPERLINK).