icon

En la Patagonia le tienen más miedo al virus de ratones que al COVID

Ya hay tres personas internadas y otras 20 aisladas en Esquel. No se sabe con exactitud cómo se contagiaron ni dónde, por lo que se encendieron las alarmas y peligra el verano para el sector turístico.

A la par de las estrategias de reactivación del turismo en medio de la pandemia, en la zona cordillerana se prendieron las alarmas por los riesgos que implicaría un brote de hantavirus. La enfermedad se puede contagiar por contacto directo con heces, orina y saliva de roedores infectados, aunque también hay evidencia de que se trasmite entre personas.

El hantavirus es una enfermedad que se trasmite al ser humano por ratones de cola larga que funcionan como reservorios naturales del virus y tienen la infección de forma crónica y asintomática

Estos animales eliminan rastros del patógeno a través de la orina, saliva y excretas, y allí se puede originar el problema para las personas. 

Es decir que el contagio puede darse por contacto directo con el animal, pero también por contacto o inhalación de las partículas infectadas. Incluso hay evidencia de trasmisión entre personas cuando hubo contacto en los primeros días de la enfermedad. En los casos menos frecuentes puede darse por mordeduras.

Actualmente hay 3 casos sospechosos en Esquel (Chubut), una persona de 19 años en terapia intensiva y dos más ingresados al hospital. Además hay cerca de 20 contactos aislados por prevención.

El director del Hospital de Esquel, Sergio Cardozo, dijo que no saben donde habrían contraído el virus. 

"Con estos tres casos confirmados tenemos las alarmas encendidas, porque a causa de ellos hay unas 20 personas aisladas, que son contactos estrechos, y con la progresión que tiene este virus es algo realmente preocupante".

Además comparó el hantavirus con el COVID-19, "los síntomas son parecidos" pero respecto al primero, "la progresión es terrible y es mucho más letal, en menos de 12 horas una personas una persona puede entrar en terapia intensiva. En cuanto a los casos de COVID la situación está más controlada, pero, hoy por hoy, nos preocupa más el avance del hantavirus que el del COVID".

Cardozo declaró a Clarín que "se cree que contrajeron la enfermedad en el Parque Nacional Los Alerces" y que "este es un virus que viaja muy rápido por el cuerpo humano provocando problemas respiratorios graves. Y es más letal que el coronavirus".

Los síntomas pueden ser una fiebre leve o llegar a una manifestación más grave con insuficiencia respiratoria grave y shock cardiogénico. Los primeros síntomas son similares a un estado gripal: fiebre 38°C, dolores musculares, escalofríos, cefalea, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea sin compromiso de vías aéreas superiores (Ministerio de Salud de la Nación).

En Argentina se han identificado cuatro regiones endémicas: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).