icon

Crearon un inodoro ecológico que no contamina aguas residuales

El diseño fue apoyado por la Fundación Bill & Melinda Gates y busca revertir procesos de eutrofización, de modo que nutrientes como el nitrógeno y el fósforo no rompan el equilibrio normal de las aguas.

Según Naciones Unidas hay 4200 millones de personas que carecen de servicios de saneamiento seguros.

"Save" es un diseño suizo propuesto en el Día Mundial del Retrete.

Los creadores denominaron el funcionamiento del inodoro como el "principio de la tetera".

Hoy, 19 de noviembre, es el Día Mundial del Retrete según Naciones Unidas. La finalidad de la jornada es garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todos de aquí a 2030, dado que 4200 millones de personas carecen de servicios de saneamiento seguros.


En este contexto, la empresa Laufen, el estudio de diseño Eoos, el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuática (EAWAG) y la Fundación Bill & Melinda Gates lanzaron un inodoro ecológico. 

El objetivo en este caso fue colaborar en el saneamiento de las aguas y revertir la eutrofización, proceso por el que ecosistemas acuáticos son excesivamente enriquecidos de nutrientes. Algunos de los más comunes son el nitrógeno y el fósforo, y Save "elimina hasta el 80 % del nitrógeno", según dijo Jaime Ruiz, un vocero del proyecto, a EFEVerde.

El mecanismo del inodoro se basa en lo que ellos denominan "el principio de la tetera": mientras la orina desciende lentamente por la porcelana y se cuela en un orificio para este fin, el agua desciende normalmente.

Hasta ahora el problema principal es que Save necesita dos líneas de evacuación y, por lo tanto, las construcciones deben ser adaptadas con un nuevo conducto.